Consumo de orgánicos, una tendencia que crece

Publicado: 5 octubre, 2012


La agricultura orgánica es una práctica que cada día gana más seguidores en el campo vallecaucano. Los cambios en el estilo de vida hacen que este tipo de productos cada vez ganen más seguidores en el mundo.

Desde todo punto de vista la agricultura orgánica ofrece grandes ventajas: garantiza alimentos libres de residuos y otros agentes tóxicos, mejora la fertilidad de los suelos y se proyecta como una de las oportunidades de negocios del futuro, pues la demanda de productos orgánicos presenta un constante crecimiento en el mundo entero.

Esta gran demanda se debe, entre otras razones, al cambio en el estilo de vida que han asumido muchas personas, quienes se interesan por llevar una dieta más saludable y, a su vez, han tomado mayor conciencia de los efectos negativos que el uso de plaguicidas y fertilizantes químicos tiene sobre el medio ambiente.

Según la firma inglesa de Estudios de Mercado -Euromonitor Internacional, en países europeos, Canadá y Estados Unidos, existe un alto consumo de productos orgánicos. En este último, de acuerdo con la Asociación de Comercio Orgánico, la facturación comercial en 2011 fue de 12.400 millones de dólares, lo que representa un aumento del 12% respecto del año anterior.

Igualmente, el estudio realizado en 2010 por Proexport y el Programa de Promoción de Importaciones en Suiza, durante la negociación del TLC con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio- Efta (por su sigla en inglés), muestra que los países con mayor venta de productos orgánicos son Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, lo que los convierte en mercados potenciales para las empresas colombianas que quieran buscar hacia dónde exportar productos de este tipo, en el mediano plazo.

Además de la Unión Europea, Proexport también tiene identificadas oportunidades para productos orgánicos, en países asiáticos como Corea del Sur, China, Taiwán e India.

La oferta regional
Según el mismo estudio, de las 49.089 hectáreas sembradas en Colombia con cultivos orgánicos, 9.216 se encuentran en el Valle del Cauca, siendo el segundo departamento con mayor extensión de tierra sembrada bajo esta técnica, después de Magdalena. Esto, junto con la variedad de productos y la articulación de las organizaciones, convierten a la región en líder en el tema.

Felinto LópezFelinto López, apicultor y presidente de la Asociación de productores orgánicos del Valle y Cauca –Asoproorgánicos, explica que estas prácticas de producción se vienen realizando en la región desde hace más de 15 años, de una manera sostenida y creciente.

Esta asociación, que nació hace 10 años con el respaldo de la CVC, agrupa productores de los municipios de Cali, Jamundí, Dagua, Restrepo, Guacarí, El Cerrito, Palmira y Florida en el Valle y de otros seis en el Cauca.

Asegura el dirigente, que en el departamento se producen orgánicamente frutas, hortalizas, cereales, legumbres, plantas medicinales, hongos y pecuarios, además de productos procesados como vinos, quesos, mermeladas, miel, polen, conservas, encurtidos, mantequilla de maní, entre otros.

Agregó, que en esta materia el Valle tiene una gran fortaleza en la oferta de frutas como la piña, el mango, el lulo, las cítricas y las especies exóticas, como la pitahaya.

Vallenpaz

La Corporación Vallenpaz, también cuenta con un programa de promoción de agricultura limpia (proceso de transición de agricultura tradicional hacia la orgánica), abierto a los productores de zonas de conflicto y del que se benefician 6.000 familias. Estos productos se comercializan en góndolas ubicadas en diferentes almacenes de cadena de la ciudad.

Cadena de producción
El Gobierno Nacional y la Secretaría de Agricultura y Pesca Departamental, conformaron el Comité Regional de la Cadena de Producción Agropecuaria Ecológica que articulará los diferentes eslabones de la cadena: productores agropecuarios ecológicos, procesadores y comercializadores a nivel nacional e internacional, certificadoras, sector académico, organizaciones no gubernamentales, instituciones del Estado, proveedores de bioinsumos, prestadores de servicios y el sector financiero.

Actualmente la asociación trabaja para fortalecerse, mantener y mejorar la calidad de los productos, para que en el mediano plazo se pueda atender la demanda de los mercados externos. “Algunos de los productores ya exportan, pequeños volúmenes, y hay solicitudes de comercializadoras de Canadá y Estados Unidos”, afirma López, quien también señala que para atender esta demanda y otras que ya se ven venir, los productores
orgánicos requieren de un mayor respaldo por parte de algunas instituciones, especialmente las bancarias.

“Necesitamos que se creen líneas de crédito de fomento que nos ayuden a seguir creciendo. En este momento la organización podría tener un punto de venta permanente, un supermercado de orgánicos, pero requerimos lograr una alianza estratégica para ofrecer los otros productos de la canasta familiar”, puntualiza.

De acuerdo con los estudios que ha realizado esta asociación, la región tiene potencialidad en especies promisorias como el sacha inchi (maní sagrado) utilizado para producir aceite rico en omega 3, el achiote y Paulownia, una planta de origen chino que se adapta muy bien al trópico, produce una madera fina y cuya flor sirve para alimentar hasta 11 colmenas de abejas.

Mercados agroecológicos
El Valle también cuenta con la Red de Mercados Agroecológicos Campesinos, en la que participan 10 municipios, 12 mercados y 288 productores.

La Red la integran 62 organizaciones entre asociaciones de productores, escuelas campesinas agroecológicas y asociaciones familiares de Tuluá, Buga, Sevilla, Palmira, Andalucía, Cartago, Roldanillo, Restrepo y Dagua. En estos municipios semanalmente se realizan mercados, en los que además de comercializar productos, se propicia el intercambio de semillas y saberes y la sensibilización de los consumidores.

Para Gustavo Suárez, director de la Red, es importante que en Colombia se fortalezcan estas formas de cultivo, tanto para ampliar y diversificar la oferta de productos, como para convertirla en una práctica generalizada que ayude a mejorar los suelos y el ecosistema, que ya sufre los rigores del cambio climático.

Recomendaciones
El estudio de Proexport recomienda a las pymes interesadas en incursionar en los mercados internacionales con productos orgánicos: incrementar el consumo local, crear conciencia entre los productores para buscar las certificaciones y concentrarse en la producción de frutas que son las que ofrecen mayores oportunidades.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés