BIOCOMBUSTIBLES, la energía del futuro

Publicado: 16 noviembre, 2012

 

La región tiene una capacidad instalada de 1’250.000 de litros al día en cinco destilerías. Con el etanol producido, se cubre la demanda de todo el país.

Desde el Valle del Río Cauca, que comprende los departamentos de Valle, Cauca y Risaralda,  se produce todo el etanol que se consume en el territorio nacional, representando una de las industrias más prósperas de la región. De los trece ingenios que hay en este territorio, cinco están produciendo este combustible renovable, sumando una producción de 1´250.0000 litros por día.
 
Desde hace 7 años, los ingenios Incauca, Providencia, Manuelita, Mayagüez y Risaralda, han invertido más de US$150 millones en la construcción de destilerías para la producción de etanol a base de caña de azúcar. Inicialmente, el 30% de la inversión fue pensando en temas de tipo ambiental,  para garantizar el adecuado tratamiento de los residuos del proceso productivo y cumplir con la estricta normatividad que existe al respecto.
 
En Colombia, el etanol es utilizado como una fuente renovable de energía y se mezcla con la gasolina corriente de los vehículos en una medida del 8%. Se espera que con el crecimiento de la producción, esta mezcla pueda llegar al 10% y posteriormente al 12%, 15% y hasta el 20%. Para contribuir con esta meta, el ingenio Riopaila actualmente está construyendo una destilería que producirá 400.000 litros al día y que estará lista a finales del 2013 ó principios del 2014.
 
Otros departamentos también están entrando en el negocio. La empresa Bioenergy, filial de Ecopetrol,está desarrollando un proyecto en Puerto López, Meta, para producir etanol a base de caña de azúcar, que se espera esté funcionando a finales del próximo año. En este departamento también hay otro proyecto de etanol a base de yuca.
 
Para Johan Martínez, Director del Área Económica de Asocaña, “la producción de etanol es estratégica para el país, porque desarrolla una nueva actividad económica, genera prosperidad en el campo, contribuye al mejoramiento de la calidad del aire en las ciudades y le permite reducir la dependencia de fuentes energéticas no renovables, como la gasolina u otros combustibles fósiles derivados del petróleo”. Además, explica que la caña de azúcar es la materia prima más eficiente para la elaboración de alcohol. En el caso del etanol Colombiano, se reduce en un 74% la emisión de GEI ( Gases con efecto Invernadero), de acuerdo con el  resultado de Análisis de Ciclo de Vida realizado por el Instituto de Investigación EMPA de Suiza.
“El compromiso por parte de los ingenios azucareros en la producción de etanol ha permitido que Colombia dé un primer paso hacia el desarrollo de esta industria. Tras varios años de implementación del programa de oxigenación de gasolina, se ha comprobado una relación positiva entre el uso del etanol y la reducción de emisión de gases contaminantes en el país”, asegura el experto.
 
La Federación Nacional de Biocombustibles asegura que  la agroindustria de los biocombustibles ha generado 31.457 empleos directos y 62.914 indirectos en el país.
 
Colombia está hoy a la vanguardia del mercado internacional, al cual cada día se suman más países en los que se exige oxigenar la gasolina con etanol. En Estados Unidos, por ejemplo, la producción actual de etanol es de 49 billones de litros y se estima que se incremente a más de 113 billones de litros en el 2020. El camino ya se ha emprendido y aunque Colombia está 30 años atrás de los grandes productores de etanol como Estados Unidos y Brasil, tiene 5 años delante de los países latinoamericanos. Es una ventaja: Colombia es hoy el segundo productor de etanol en América Latina.
 
¿Qué son los biocombustibles?
 
Son combustibles producidos a partir de material vegetal, como caña de azúcar, sorgo dulce, remolacha azucarera, maíz, madera y celulosa para producir etanol y de los aceites vegetales de palma, girasol, soya y colza. También de grasas y sebo de origen animal, para producir biodiesel. Los biocombustibles son biodegradables, razón por la cual son amigables con la naturaleza.
 
El etanol se ha convertido en una fuente de energía renovable y sostenible dado que ayuda a mitigar los efectos del calentamiento global. El etanol como biocombustible es biodegradable, ya que el 85% se degrada en aproximadamente 28 días, mientras que los combustibles fósiles pueden durar años para degradarse.
 

Para tener en cuenta:

En Brasil, la mezcla obligatoria para los vehículos que funcionan con gasolina es del 25% y existen algunos carros que funcionan 100% con etanol, gracias a la tecnología flex fuel.

En Estados Unidos la EPA (Agencia Ambiental) autorizó el uso de mezclas hasta de 15% para vehículos de modelos superiores al 2001. Adicionalmente, existe un parque automotor flex fuel de más de 9 millones de vehículos que soportan mezclas de hasta 85%.

Asocaña estima que el mercado colombiano de etanol puede llegar a ser 7 veces mayor al actual cuando entren en circulación los vehículos de tecnología Flex Fuel, los cuales pueden consumir hasta 85% de etanol en la gasolina.

Seguridad alimentaria
 
Según Asocaña, el proceso productivo de los cinco ingenios con producción dual (etanol y azúcar), contempla la producción de azúcar como primer paso para producir alcohol carburante. Esto implica que no existe una división entre la caña de azúcar que se utiliza para la elaboración de azúcar y la que se utiliza para la elaboración del etanol. Prácticamente toda la caña de azúcar que ingresa a los molinos se utiliza para la elaboración de los dos productos. De la misma manera, las destilerías no se constituyeron como negocios independientes, sino como una unidad de producción para un nuevo producto a partir de la misma materia prima.
 
Por otra parte, desde hace más de 10 años los productores de azúcar han venido utilizando el mismo número de hectáreas en sus cultivos, por lo cual la producción actual de etanol, que corresponde a aproximadamente 350 millones de litros anuales, se realiza con cultivos de caña sembrados antes del año 2000, cuyo producto, el azúcar, se destinaba anteriormente para mercados de exportación. 
 
Colombia está entre los mayores 15 productores de azúcar del mundo y produce más azúcar de la que se consume internamente. En 2011 la producción de azúcar fue de 2,3 millones de toneladas, frente a una demanda nacional de 1,5 millones de toneladas. En consecuencia, Colombia sigue siendo exportador neto de azúcar y tiene  garantizado el abastecimiento para el mercado nacional. 
 

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés