A ras!

Publicado 07 de septiembre de 2011

 

Todavía existen las barberas, las brochas de crin de caballo, la espuma de afeitar, las sillas de barbería marca Koken, hidráulicas, con brazos de porcelana y que pesan “una tonelada”. En Cali aún quedan barberos como Alberto Hernández y Heriberto Largo. Ambos trabajan en la Barbería Europea, sitio con más de 80 años de existencia.