La hortofruticultura: una vocación que toma impulso

Publicado: 11 abril, 2012

Aunque la región goza de múltiples ventajas para el cultivo de frutas y hortalizas, en ella no se produce ni la mitad de su potencial para conquistar los mercados mundiales. Retos y oportunidades.

EN JUNIO, PROGRÁMESE CON AGRO DEL PACÍFICO

Agro del Pacifico es una muestra nacional agropecuaria a campo abierto que ofrece insumos y tecnología para todos los procesos relacionados con el sector, que se llevará a cabo del 28 al 30 de junio de 2012, en el Centro de Eventos Valle del Pacífico.

En la feria participarán productores, distribuidores y empresas de fertilizantes y protección de cultivos, maquinaria y equipos, vehículos y motos, infraestructura para el campo, insumos y servicios en general, material vegetal y semillas, genética, salud y nutrición animal, energía y medio ambiente, servicios y productos para el campo, entre otros.

Agro del Pacífico estará compuesta por una zona de Plots y Lotes, donde el expositor podrá sembrar material vegetal para mostrar a los visitantes y para exhibir maquinaria agrícola; también tendrá demostraciones en movimiento, rueda de negocios hortofrutícola, remate virtual de ganadería y conferencias. La feria es organizada por easyFairs y la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle –SAG.

Después del auge que generó en el Valle del Cauca la industrialización, la vocación agrícola del departamento está volviendo a tomar impulso con la hortofruticultura.

De hecho, las dos más grandes noticias alrededor del sector agrícola vallecaucano en los últimos meses, han girado alrededor de dos proyectos con olor a fruta: Olmué y Fructificar. El primero se trata de la construcción de una planta para el procesamiento de fruta congelada para la exportación y abastecimiento del mercado local. El segundo promoverá la siembra de frutas con ese mismo destino. Y ambos aspiran a que la participación de la hortofruticultura en la economía regional supere los US$15 millones que exportó en el 2011.

Las dos apuestas no son para nada ambiciosas. Aunque sí se requiere mucho para que tomen vuelo y logren el impacto esperado. Para el ex presidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle del Cauca –SAG, Francisco José Lourido, en el departamento “tenemos una tarea fuerte para lograr una agricultura de este siglo. Pero lo que más falta es entusiasmo del sector agropecuario para meterse en estos grandes proyectos”.

Un mundo de oportunidades
Para nadie es un secreto que la región goza de una serie de ventajas naturales, como tierra, clima y ubicación, para contar con una agricultura de alto nivel. Es más, de acuerdo con la SAG, de las 730.692 hectáreas identificadas como potenciales para la explotación agropecuaria, hoy se cultivan 317.663 hectáreas. De estas, sólo 32.718 hectáreas corresponden a frutales.

“Aquí la gente viene a pedir contenedores y nosotros tenemos cajas. Necesitamos contenedores para conquistar el mercado mundial”, insiste Lourido.

Es tal la potencialidad del departamento en la hortofruticultura, que allí se han afincado grandes esperanzas para superar las dificultades en la tasa de desempleo que registra la región. Enrique Villegas, gerente de Olmué Colombia, explica que un cultivo como las frutas son altos demandantes de recurso humano. “Un cultivo de melón y papaya emplea dos personas por hectárea, por ejemplo; la piña, 3; el mango, 5; y la fresa, entre 8 y 12 empleos”, señala.

Otros cálculos, como los de la Corporación Colombia Internacional –CCI, señalan que sólo en el renglón frutícola en el Valle podrían generarse unos 100.000 empleos de ampliarse las zonas de siembra, especialmente de uva, mango, maracuyá, melón, papaya, tomate de árbol, sandía y piña. Y Fructificar estima que con su puesta en marcha podría, generar al menos 60.000 empleos en los próximos años, de ellos, 14.500 a mediano plazo.
Todas esas oportunidades no sólo se ven en las estadísticas. Rodolfo Quintero, propietario de la empresa ZH productora de frutas y hortalizas, lleva casi toda una vida como agricultor y todavía ve enormes posibilidades de crecimiento.

“Hoy, podemos tener entre 40 y 50 hectáreas de papaya y producimos otros productos permanentemente: banano, plátano, maracuyá, ajíes, sandías…Surto fundamentalmente a Cali, pero algunos de los almacenes atendidos redistribuyen a ciudades intermedias del Valle. Afuera del departamento llegamos a Bogotá y Medellín y, eventualmente, a la Costa Atlántica. Nuestras proyecciones son seguir creciendo, pero el inconveniente es la falta de tierra. Hoy estoy sembrando cerca de 200 hectáreas y creo necesitar otras 200”, asegura el agricultor con cuya empresa genera 200 empleos directos.

Si bien, el propietario de ZH no se equivoca al reclamar más tierra para seguir dándole el impulso a este sector, Francisco José Lourido insiste en que esa necesidad está prácticamente cubierta con lo disponible en las zonas de ladera.

“Necesitamos áreas importantes, pero no inmensas áreas. En el Valle hay que pensar más hacia la zona de ladera, que hacia la zona plana. En la zona de ladera tenemos más de un millón de hectáreas, de las que podrían ser aptas 300.000 ó 400.000 hectáreas para cultivos de frutas y hortalizas”, dice.
Obviamente, las oportunidades que ofrece el sector, crecen aún más con las perspectivas que traen los tratados de libre comercio que suscribió Colombia con países como EE.UU. y Canadá.

De acuerdo con Enrique Villegas, la planta de Olmué procesará frutas para exportación y para el mercado doméstico. Para el primero se requerirán alrededor de 1.600 hectáreas de piña, 1.800 de mango, 600 de papaya, 200 de melón, 1.000 de fresa. “Tenemos una base importante de agricultores con la que iniciaremos el proceso, pero todos los días necesitaremos más. De hecho, vamos a estar operando con sólo el 25% de su capacidad porque no existe la suficiente oferta de frutas en el país. Tendremos la oferta para las 80 toneladas requeridas para un contenedor diario”.

Los retos

Además de los requerimientos normales de cualquier sector para seguir desarrollándose, como la infraestructura y la seguridad, los expertos insisten en la necesidad de trabajar en otros frentes para permitir que los cultivos de frutas y hortalizas se ‘rieguen’ por el Valle.

Para Luis Alberto Villegas, director de Vallenpaz, organización que promueve el desarrollo integral de comunidades rurales, “la agricultura es un sector que puede revolucionar la economía del Valle del Cauca, pero si se trabaja con planeación”. Un primer insumo es el Plan Frutícola, formulado en el 2006, que plantea cuatro etapas de 5 años cada una y con el que se espera tener 26.000 hectáreas nuevas sembradas en frutas en 20 años. Pero hasta ahora el Plan ha quedado en el papel.

Asimismo, el directivo llama la atención sobre la necesidad de cambiar la cultura frente a los cultivos para empezar a abastecer los mercados, mientras que Enrique Villegas insiste en la importancia de contar con la información necesaria para que llegue la inversión que podría estar recibiendo este sector, por las enormes potencialidades que ofrece. “Hay muchos inversionistas que quieren establecerse en Colombia, pero al no encontrar la información suficiente que les permita tomar decisiones, prefieren irse para otra parte. Allí, el Gobierno tiene una enorme tarea”, dice.

Eso sí, todos coinciden en que ya es hora de empezar por algún frente. De lo contrario, el impulso que está tomando la hortofruticultura podría perderse. “Los retos son muchos y de muchos lados y todos hay que irlos poniendo en la agenda; pero hay que empezar por algo y lo primero es sembrar” , dice Lourido..

ALGUNAS CIFRAS

Oportunidades del sector hortofrutícola del Valle del Cauca
(Fuente: Corporación Colombia Internacional, CCI.)

Canadá:
» Cuenta que la población canadiense está envejeciendo, ha aumentado sus niveles de ingreso y ha vivido un cambio demográfico recibiendo inmigrantes de diferentes países.
» Hay gran aceptación por productos tipo Gourmet, generando oportunidades para alimentos orgánicos que sean prácticos y de fácil asimilación.
» Las frutas orgánicas tienen gran acogida siendo las favoritas fresas, plátanos,
naranjas. En cuanto a las hortalizas, las principales presentaciones son mini-zanahorias peladas, las zanahorias, los corazones de lechuga romana, el brócoli y la mezcla de hortalizas frescas. También tienen espacio el mango, la guayaba, la papaya y la piña.

Estados Unidos:
» Los productos preferidos son aquellos listos para cocinar (ready to cook) o listos para comer (ready to eat) de alta calidad, fácil preparación y que se adapten a sus gustos en cuanto al tamaño de las porciones, la practicidad y sabores.
» En general, en este mercado, los confites, snacks y galletas forman parte de la dieta diaria, y existe una nueva tendencia al consumo de alimentos orgánicos, naturales y bajos en azúcar, como frutas deshidratadas.
» Primer consumidor de aguacate hass en el mundo. Gran consumidor de mango y piña MD2. Gran potencial con Papaya.

México:
» Debido a los altos niveles de sobrepeso en el país, el Gobierno incentiva el consumo de productos saludables con menor contenido calórico y mayor contenido nutricional. Se abren paso las compras de confitería orgánica y los productos kosher por la alta concentración de comunidad judía en el país.
» Frutas tropicales en conserva en empaque flexible
» Pulpas de fruta empacadas al alto vacío
» Pulpas, mermeladas y conservas orgánicas.

Reino Unido:
» El consumidor británico busca frutas saludables, exóticas y orgánicas.
» Se consumen principalmente mangos, manzanas, naranjas, bananos, sandías y mandarinas.
» El consumo de frutas exóticas ha venido en aumento, siendo atractivos la piña, los mangos, mangostinos, guayabas y aguacates, uchuvas, gulupas y granadillas.

Alemania:
» Alemania es el quinto consumidor más grande de la Unión Europea y depende de las importaciones para cubrir su demanda.
» Los alemanes buscan productos saludables, las frutas exóticas se muestran como una buena opción.
» Frutas exóticas (granadilla, gulupa, uchuva), Frutas tropicales (Banano), cafés especiales, Frutas y verduras procesadas, y Flores tradicionales y Exóticas.

Chile:
» Las políticas gubernamentales están dirigidas a fomentar el uso de productos sanos. El consumo de alimentos funcionales aumenta de manera considerable.
» Tradicionalmente el sabor tropical se ha asociado a una gama limitada de productos como el banano, el mango y la piña. Recientemente se ha visto una influencia principalmente en productores de helados, jugos, conservas de productos como el maracuyá y la guayaba.
» Gran interés por aumentar consumo de melón y papaya.

Ecuador:
El consumidor cada vez demanda más productos procesados, alimentos de calidad, fácil preparación y que tengan vida útil mayor a un año (Verduras IQF y frutas procesadas congeladas y enlatados).
» Gran consumidor de papaya, naranja y granadilla.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés