No Pierda los beneficios que da la LEY DE FORMALIZACIÓN

Publicado: 8 febrero, 2012

Si usted se acogió a la Ley 1429 para recibir beneficios tributarios, parafiscales y de matrícula, recuerde que debe renovar la Matrícula Mercantil en los tres primeros meses del año.

La Ley 1429 o de Formalización y Primer Empleo le otorgó a las pequeñas empresas que se acogieron a ella, el beneficio de pago progresivo de obligaciones del orden tributario, parafiscal y la renovación de la Matrícula Mercantil. Pero esos beneficios sólo se conservan siempre y cuando la empresa mantenga los requisitos relacionados con el nivel de activos y trabajadores, lo cual debe reportar al momento de efectuar la renovación de su Matrícula.

Los decretos reglamentarios precisan que quienes suministren información falsa con el propósito de obtener los beneficios o cuando éste se torne improcedente, se debe reintegrar el valor del beneficio.

Así lo estipula el Decreto 545 del 25 de febrero de 2011, que señala los requisitos para ser beneficiario. El reglamento precisa que no procederán los beneficios cuando se incumpla con la renovación de la Matrícula Mercantil dentro de los tres primeros meses del año, cuando no se paguen en su oportunidad legal los aportes a salud y demás contribuciones de nómina o cuando no se cumpla con el deber legal de presentar las declaraciones tributarias de orden nacional y territorial y de realizar los pagos de los valores a cargo.

A su vez, el Decreto 4910 del 26 de diciembre de 2011 señala las condiciones para acceder a los beneficios tributarios y parafiscales.

Beneficios de progresividad

  • En el pago del impuesto sobre la renta y complementarios:
    • 0% durante los dos primeros años gravables
    • 25% en el tercer año gravable
    • 50% en el cuarto año gravable
    • 75% en el quinto año gravable
    • 100% a partir del sexto año gravable
  • Las rentas objeto del beneficio son exclusivamente las relativas a los ingresos operacionales u ordinarios que perciban los contribuyentes (nuevas pequeñas empresas o pequeñas empresas preexistentes), provenientes del desarrollo de la actividad mercantil, que se perciban a partir del año gravable en que se realice la inscripción en el Registro Mercantil en la Cámara de Comercio.

    Las pequeñas empresas beneficiarias que en el año anterior hubieren obtenido ingresos brutos totales provenientes de la actividad, inferiores a 1.000 UVT, se les aplicará el 50% de la tarifa del impuesto sobre la renta.

    Las pequeñas empresas beneficiarias que generen pérdidas o saldos tributarios podrán trasladar los beneficios que se produzcan durante la vigencia de dichos descuentos, hasta los cinco períodos gravables siguientes.

    • En el pago de retención en la fuente:
      • Los beneficiarios no serán objeto de retención en la fuente durante los cinco primeros años gravables, a partir del inicio de la actividad económica principal.
      • Los beneficiarios estarán sujetos a renta presuntiva a partir del sexto año.
    • En el pago de parafiscales y otras contribuciones de nómina (aportes a cargo del empleador al Sena, Icbf y Cajas de Compensación Familiar, así como el aporte en salud a la subcuenta de solidaridad del Fosyga y el aporte al Fondo de Garantía de pensión Mínima) se aplicará así:
      • 0% durante los dos primeros años gravables
      • 25% en el tercer año gravable
      • 50% en el cuarto año gravable
      • 75% en el quinto año gravable
      • 100% en el sexto año gravable

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés