“Nos fortaleceremos como laboratorio multinacional latinoamericano”

Publicado: 1 mayo, 2011


Durante más de 30 años, Esther Ventura de Rendón ha estado al frente de Lafrancol, laboratorio líder de la industria farmacéutica colombiana que hoy llega a sus 100 años de existencia.

En 1911, hace exactamente cien años, una empresa comenzó a escribir una historia en la industria farmacéutica colombiana.

Lafrancol S.A., fundada por el francés Bernard Pauly, inició importando medicamentos desde Europa y en la década de los 40 se abrió a la producción de éstos. De esta manera, la oferta de los medicamentos se extendió al mercado colombiano, sin los altos costos que implicaba los productos importados.

Hoy, un siglo después, la empresa sigue siendo referente nacional e, incluso, latinoamericano, en la materia. Es más, actualmente está empeñada en escribir más capítulos en la historia farmacéutica colombiana y ya tiene su mirada puesta en la Biotecnología.

A propósito de los cien años de la empresa, ACCION habló sobre el presente y futuro de Lafrancol S.A. con Esther Ventura de Rendón, quien durante más de 30 años ha estado al frente de la compañía, primero como Gerente general y ahora como presidenta de la Junta Directiva, lo que la convierte, sin duda, en la ‘escritora’ de buena parte de esa historia.

Lafrancol está cumpliendo 100 años, un logro que no muchas empresas conquistan. ¿Cuál cree que es el mayor éxito de la empresa en este tiempo?

Durante estos 100 años de trabajo hemos puesto a disposición de los médicos y consumidores los mejores productos de la terapéutica mundial con la mejor calidad y realizado una gran labor en facilitar el acceso a los medicamentos de la población colombiana.

¿Cómo llega la empresa a sus 100 años?

Lafrancol llega como la empresa líder en formulación médica y la que ocupa el primer lugar en las estadísticas de ventas de Intercontinental Marketing Services -IMS. También ocupa el primer lugar en lanzamientos de productos nuevos.

Lafrancol posee una planta en Cali y otra en la Zona Franca del Pacífico, certificadas con BPM, ISO 9000 y Basc, en las cuales cuenta con procesos de producción especializados para todas las formas farmacéuticas más importantes a nivel mundial. La planta de hormonales de Lafrancol es una de las mejores de Latinoamérica.

¿Cuáles son las perspectivas de crecimiento en el mediano y largo plazo?

Afianzar cada vez más su posición de líder en Colombia y fortalecernos como Laboratorio multinacional latinoamericano. Actualmente tenemos operación en Perú , Ecuador, Guatemala, República Dominicana, Uruguay y Belice y exportamos a Venezuela, México, Brasil, Panamá y otros países de Centroamérica. Por otra parte, desarrollaremos más nuestros segmentos terapéuticos y el futuro está en la Biotecnología.

Y en ese tema, ¿Lafrancol ya incursionó?

Estamos importando productos de biotecnología, pero estamos esperando la legislación colombiana para decidirnos a invertir en la producción en Colombia.

¿Cómo ve a la industria farmacéutica colombiana en estos momentos?

Muy fortalecida y con muchas posibilidades de crecer en exportaciones para generar empleo y desarrollo económico en nuestro país. Así mismo, el sistema nacional de salud ha logrado una cobertura del 90% de la población colombiana, lo cual ofrece una buena oportunidad.

Hoy Colombia está dirigiendo su mirada al Pacífico. ¿Qué tan cerca o lejos está la industria colombiana en general de ingresar a ese mercado?

Desde hace varios años tenemos negocios con China, India y Corea, especialmente en el abastecimiento de productos para nuestro Sistema de Salud. Actualmente, estamos en el proceso de obtener el Registro Sanitario para entrar a mercados como Vietnam, Indonesia y Filipinas. Los bajos precios existentes en es os países y el alto costo de transporte dificultan la capacidad competitiva de la industria colombiana en esa región.

Por eso es importante desarrollar infraestructura adecuada para poder competir, principalmente en carreteras y puertos para barcos de alto calado, ya que la ampliación del Canal de Panamá trae consigo un cambio radical en el tamaño de los barcos, los cuales no podrán entrar al puerto de Buenaventura.

Esther Ventura de Rendón nació en Barraquilla, pero vivió mucho tiempo en Cali. Estudió su bachillerato en el Liceo Benalcazar y es Ingeniera Industrial de la Universidad del Valle.
Definitivamente, la industria colombiana tiene todas las capacidades, pero la infraestructura del país no lo permite…

La condición de mejorar la infraestructura es fundamental para entrar en estos países, ya que tenemos que compensar la desventaja de la distancia. Algo muy importante que ayuda a mejorar el acceso a estos mercados es lograr que el Invima sea reconocido en estas naciones. Pero de todos modos son mercados muy apetecidos y abastecidos a los que habría que competir para poder entrar. En el campo farmacéutico, creemos que lo podríamos lograr.

La innovación es una de las locomotoras de desarrollo de este Gobierno. ¿cómo ve el tema de la innovación en Colombia?

En el campo farmacéutico el gobierno colombiano, a través de sus organismos de control, ha improvisado y adoptado una posición exagerada en cuanto a los estudios requeridos para lanzar al mercado productos de vanguardia, como son los biotecnológicos; esto ha impedido que la industria nacional farmacéutica inicie su actividad en este campo.

Esperamos que la reglamentación que el Gobierno colombiano definirá durante 2011 estimule el desarrollo de una industria biotecnológica innovadora. Dentro de quince años el 60% de los medicamentos que consumirán los colombianos serán de origen biotecnológico.

¿Cuáles son los grandes retos de Lafrancol para este nuevo año y siglo?

Consolidarnos como multinacional latinoamericana, fortalecer el lanzamiento de productos que satisfagan las necesidades propias de nuestra población, generar empleo y desarrollo económico para el bienestar de nuestra región, actuando siempre dentro de los conceptos de responsabilidad social.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés