APEC: las grandes ligas de la Cuenca del Pacífico

Publicado: 6 octubre, 2011

ACCION dialogó con Enrique Posada, director del Observatorio Virtual Asia Pacífico, de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, para entender en qué consiste este organismo, al que Colombia lleva más de 12 años intentando ingresar.

¿Qué es Apec?
Es el Foro de Cooperación Económica Asia – Pacífico, una organización no gubernamental que reúne más de 30 economías del mundo fundamentalmente relacionadas con la Cuenca del Pacífico. Apec es el mayor organismo de expresión, decisión y política de esa región que comprende casi 3.000 millones de habitantes.

¿Cómo funciona el organismo?
Funciona a través de una secretaría con sede en Singapur. Además, tiene una serie de comisiones temáticas (cooperación, energía, seguridad alimentaria y humana, entre otros) de las que se desprenden talleres que se realizan permanentemente durante todo el año.

¿Por qué es tan importante para Colombia hacer parte de Apec?
A Colombia se le abre toda una serie de relaciones y de vínculos con el comercio, la economía, la tecnología… Ingresar a Apec es como entrar a las grandes ligas.

¿Por qué no se ha podido ingresar?
Apec estableció una moratoria para el ingreso de nuevos miembros. La adhesión de nuevos países está pendiente hasta la reunión del Foro que se realizará el próximo mes en Hawai, pero no es seguro que se levante la moratoria. Hay una serie de países esperando ingresar. De América Latina están haciendo fila Ecuador, Costa Rica y Colombia. De Asia está la India. No hay una cuota o cupo determinado de países que ingresen, todo depende de que haya unanimidad por parte de los países miembros.

¿Colombia debe cumplir con algunos requisitos o condiciones para ingresar?
No se gana por el derecho propio de tener costa en el litoral Pacífico, sino que se necesitan esfuerzos: de un lado, para hacerse reconocer como miembro del Pacífico. Colombia lo ha hecho buscando aliados. Además, Chile, Perú, Corea y Japón (países miembros) están apoyando la candidatura, pero depende de la voluntad política de todos. Naciones como Australia tienen reservas sobre el ingreso de más países pero, sin duda, Colombia es un candidato firme.

¿En la práctica cómo nos beneficia hacer parte de Apec?.
Apec tiende a ser una zona de libre comercio, que sería la mayor del mundo. Lo cierto es que la apertura de Colombia es mediana, no es completa y el mundo se está integrando como una telaraña perfecta. No nos podemos quedar aislados.
el en un marco de desarrollo sostenible regional.

Líderes y empresarios para la Cuenca del Pacífico
Por Jorge Humberto Peláez Piedrahíta S.J.
Rector de la Pontificia
Universidad Javeriana Cali

Uno de los aportes más significativos que puede hacer la educación superior es ayudar a detectar e interpretar las tendencias económicas, políticas, sociales y culturales, y desde su experticia dar respuesta oportuna a la sociedad en estos campos, de cara al futuro.

De otro lado, en un momento en el cual se hace claro el protagonismo de la Cuenca del Pacífico como nuevo epicentro de la economía mundial, el trabajo en red se torna fundamental.
La academia tiene el potencial de aportar en este proceso y de hecho lo hace. Dado el interés común de universidades de distintos países que compartimos la Cuenca del Pacífico, existe una apuesta seria para la conformación de una red que potencie la formación de líderes y el acompañamiento a empresarios que sean actores de primer orden en este escenario.

Es así como la Universidad de San Francisco de los Estados Unidos, The Beijing Center de la China, la Universidad Alberto Hurtado de Chile, la Universidad del Pacífico del Perú, la Iberoamericana de México y la Pontificia Universidad Javeriana Cali, exploran de manera rigurosa el desarrollo de una agenda desde el ámbito académico para acelerar un certero acercamiento. Además se explora el incluir la Universidad de Sogang en Corea para temas de innovación y tecnología.

Las posibilidades que esto brinda son maravillosas. Van desde el intercambio internacional de estudiantes y profesores para que puedan cursar un semestre en otra universidad de la red a lo largo y ancho de la Cuenca. Pasa por la posibilidad de desarrollar investigaciones económicas, sociales y culturales que permitan descubrir oportunidades conjuntas en un marco de sostenibilidad. Incluye el hecho básico, pero fundamental de aprender un segundo y tercer idioma (inglés y mandarín) que permita un acercamiento y comprensión de todas las culturas envueltas. Estima el facilitar al sector empresarial una plataforma formidable para acelerar la posibilidad de intercambios comerciales entre todos los países mencionados. Y considera el observar el proceso de inserción de Colombia en la Cuenca.

Algunos empresarios nacionales que han participado en el proceso de construcción de este proyecto, han manifestado que la propuesta les parece novedosa y que se ajusta a sus necesidades.

Simultáneamente, desde hace varios meses la Javeriana Cali hace parte del Gsbi (Global Social Benefit Incubator) con sede principal en la Universidad de Santa Clara California cuyo objetivo es estimular la creación de empresas sociales y de la cual también forman parte, entre otras, las universidades Ateneo de Manila, Filipinas, St. Xavier de la India y Esade de España.

Igualmente se trabaja en el desarrollo de programas conjuntos con la Universidad de Lima en temas como el mercado bursátil de cara al Mercado Integrado Latinoamericano – Mila, aprovechando las fortalezas de ambas universidades con sus docentes y laboratorios para esta área del conocimiento.

Es el momento histórico del Pacífico. Es el gran momento del Valle del Cauca frente a ese gran océano de oportunidades que nos espera, si aprovechamos las sinergias del trabajo colaborativo en red, que ayude a formar nuevos liderazgos y que brinde a los empresarios un apoyo sustantivo para alcanzar el siguiente nivel en un marco de desarrollo sostenible regional.

¿Por qué China puede ser un interesante mercado para los empresarios colombianos?
Por Miguel Ángel Poveda
Presidente de la Cámara de Comercio e Integración
Colombo China

China es y ha sido el país más poblado del mundo durante la historia. Está muy en la conciencia nacional el haber sobrepasado los 1.000 millones de habitantes y es un tema que siempre llega a la ‘mesa’ en cualquier conversación sobre los retos y dificultades a las que se ve sometido el país; es un factor que ha redefinido la concepción de las proporciones.
Este país, del que día a día escuchamos decir que será la próxima gran potencia mundial, no es ni mucho menos nuevo en este campo. Durante la dinastía Tang (618-907) llegó a ser una potencia de mayor magnitud a lo que es hoy, gracias a su pragmatismo y habilidad para coordinar la política nacional.

Para los empresarios que están en miras de acercarse a este mercado, a este nuevo ‘universo’ es importante entender el mundo desde el punto de vista chino. Y es que en la actualidad es, empresarialmente hablando, no es posible vivir fuera de este contexto. China está entre las mayores economías del globo, situada entre los 3 principales socios comerciales y, de alguna manera, ya sean importadores, exportadores o inversionistas siempre tenemos algo que ver con esta gran nación.

Es indudable que la competitividad de las factorías chinas está por encima de la gran mayoría de los países del mundo. Cabe aclarar que contrario a la creencia popular, en China no son baratos los productos por el tema laboral, es toda una combinación de factores en los que son inmensamente superiores, tales como infraestructura, costos logísticos, volúmenes y producciones en masa, producción de maquinaria e insumos propios. Este último es un punto a resaltar para los importadores.

La maquinaria es el más grande déficit en la industria
colombiana y para ser competitivos en este mundo globalizado es necesario industrializar las empresas productoras al menor costo posible. China es el socio perfecto para este proceso. La maquinaria china está por el orden del 30 al 40% del valor de la maquinaria europea, coreana o japonesa. Las importaciones chinas son generalmente vistas por la industria nacional como una gran amenaza cuando en realidad son una oportunidad de oro en lo que corresponde a maquinaria e insumos.

Para los exportadores colombianos es tal vez un mercado sin explorar, principalmente por el desconocimiento del mercado. Las exportaciones colombianas están concentradas en un 92% en 3 productos: Petróleo, ferroniquel y desechos de cobre.

Quienes hemos tenido la oportunidad de estar en China nos damos cuenta de algo muy curioso: el “chino no compra chino”. Al entrar a alguno de los muchos centros comerciales de alta gama es difícil encontrar almacenes de ropa de marcas chinas, esto no es más que una prueba fehaciente que el mercado es permeable, que no es cierto que a China no se le puedan vender manufacturas, y que por el contrario es un negocio muy lucrativo. Es una puerta abierta para los exportadores colombianos, sea cual sea el segmento del mercado, tienen oportunidades si saben enfocar sus productos de una manera estratégica, preferiblemente productos con alto valor agregado, diferenciación en diseño, sabores, colores, marca y demás aspectos que hagan notorio el valor inmerso en el producto.

Cabe anotar que para las materias primas, China es el mercado, y mucho más si la miramos como miembro fundamental de la Apec, siendo este grupo el mayor consumidor de materias primas del mundo.

Claves para perder el miedo con Japón
Por Juan Carlos
Mondragón

Director de la Cámara
Colombo Japonesa de
Industria y Comercio

Colombia ha sido un país muy cerrado y apenas ahora empieza su apertura real. Además, si nos comparamos con países como Chile o Panamá, hemos estado de espaldas a la Cuenca y nos hemos demorado demasiado en su proceso de inserción.

Nuestra actividad económica y nuestra historia han estado básicamente dirigidas al Atlántico, por el río Magdalena. En cambio por el Pacífico ha sido muy reducida; incluso, el mismo Pacífico colombiano ha estado abandonado.

Por fortuna ya se han tomado medidas para insertarnos a la Cuenca, pero a los colombianos les corresponde hacer un trabajo en ese sentido, pues hay un desconocimiento tan grande en términos históricos y culturales, que a la gente le da miedo.

Hay que vencer ese miedo y arriesgarse a conquistar esos mercados. Colombia les puede vender de todo a los más importantes países del Asia, lo que pasa es que tiene que prepararse para hacerlo porque, si bien, llegar allá no es fácil tampoco es imposible.

Japón y los tigres asiáticos en general son países dispuestos a demandar bienes colombianos porque son importadores, pero para conquistar esos mercados hay que formarse. Enhorabuena las nuevas generaciones, están rompiendo ese miedo y ya hoy están yendo a estudiar al Asia, porque saben de la importancia de esta zona en el mundo.

Para hacer negocios con Japón, por ejemplo, no se puede pasar de largo el tema cultural. Los japoneses tienen formas particulares de hacer negocios y se requiere conocer la cultura nipona.

Además, al momento de exportar es necesario tener en cuenta asuntos como la forma de operación de las comercializadoras japonesas y cómo funciona la red de distribución. Si bien se trata de aspectos logísticos que son fundamentales en cualquier negociación, las diferencias culturales obligan a darle una mayor prioridad a este tipo de asuntos.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés