Una empresa con energía social

Publicado: 11 abril, 2012

Oscar Iván Zuluaga,Gerente de EPSA, habla de los beneficios que Salvajina le ha prestado a la región y cuenta cómo trabaja por las comunidades más necesitadas.

Oscar Iván ZuluagaOscar Iván Zuluaga pertenece a aquella estirpe de antioqueños a quienes los caracteriza la sencillez y la entrega a las causas, especialmente a aquellas que permiten que las comunidades menos favorecidas mejoren sus condiciones de vida. Pero no cree en el asistencialismo, sino en apoyar proyectos de generación de ingresos que den, a los beneficiarios, sostenibilidad a largo plazo. No en vano, desde que llegó al cargo de Gerente General de la Empresa de Energía del Pacífico, EPSA, el pasado primero de diciembre, se trazó la meta de continuar trabajando por las comunidades ubicadas en las áreas de influencia de la Empresa, como sus antecesores en el cargo.

Pero otra enorme tarea lo ocupa: aclarar una creencia que ha cogido fuerza y es el hecho de que Salvajina sea catalogado como un gran culpable de las gigantescas inundaciones que han azotado a la región. De ahí que haya emprendido una cruzada para orientar de manera muy pedagógica a la comunidad, sobre el papel que desempeña un embalse, cuyo fin principal es regular el caudal de un río. En ACCIÓN hablamos con este paisa cálido y cuya energía va muy acorde con la Empresa que lo acogió desde hace 4 meses.

¿Qué es un embalse?
Se denomina embalse a la acumulación de agua producida por la construcción de una represa sobre el lecho de un río o arroyo, la cual cierra parcial o totalmente su cauce.

¿El propósito de construir estas estructuras va más allá de la regulación del caudal de un río y la generación de energía eléctrica ?
Sí. Los embalses se construyen para regular el caudal de un río o arroyo, almacenando el agua de los períodos húmedos, para utilizarlos durante los períodos más secos y también para generar energía. Pero más allá de estos usos, los embalses se utilizan también para: riego de cultivos, abastecimiento de agua potable para la población (consumo humano), uso industrial, navegación, crear espacios de esparcimiento y deportes acuáticos, diluir sustancias contaminantes y algo muy importante, para contener y atenuar los caudales extremos de las crecidas, es decir, que cumplen una función de regulación de crecientes.

¿Qué sucede en el embalse cuando llega una creciente?
Se debe tener en cuenta cuál es el nivel del embalse al momento de llegar la creciente: si el nivel del embalse es bajo, el volumen de agua transportado por la creciente puede ser almacenado totalmente en el embalse, evitando que se presenten inundaciones aguas abajo, caso contrario a lo que ocurriría si el embalse no existiera. La operación del embalse continúa sin alteraciones, es decir, el caudal descargado aguas abajo, antes y después de la creciente, podría mantenerse constante.

¿Los embalses son los responsables de las inundaciones que se presentan aguas abajo de las centrales?
No. Por el contrario, los embalses ayudan a regular grandes crecientes que se presentan en los ríos que los alimentan. Esto significa que en épocas de invierno, ingresan a los embalses grandes volúmenes de agua, pero la descarga de agua se hace de manera controlada.
Esta regulación contribuye de manera positiva a que se den condiciones de seguridad a las comunidades localizadas aguas abajo de los embalses, pues se reduce la frecuencia y magnitud de las inundaciones en los predios aledaños a los ríos y en muchos casos, hasta llegan a evitarse. Lo anterior significa que los embalses no son los que generan las inundaciones, sino que éstas al ser consecuencia directa de las lluvias, logran ser controladas, reduciendo de manera significativa los riesgos a la población y bienes materiales aguas abajo. Si no existieran los embalses, las crecientes no se amortiguarían y seguirían por el río de manera natural, provocando mayores inundaciones y daños.

¿En el caso de Salvajina, quién decide cómo operar este embalse?
La regla de operación la fija la CVC. El embalse de Salvajina obedece a protocolos de operación, orientados por la CVC en un comité donde participan expertos que garantizan el cumplimiento del triple propósito:

1. Regular el caudal del río Cauca, es decir, controlar las crecientes de este Río aguas arriba del municipio de Suárez.
2. Reducir los niveles de contaminación.
3. Generar energía. Es muy importante que los vallecaucanos sepan que
Salvajina es manejado de manera muy responsable, bajo la orientación de la CVC.

Hablando de responsabilidad, llega usted a una entidad que tiene compromiso y responsabilidad social con el tema de medio ambiente y las comunidades. ¿Qué empresa encontró en este sentido?
El tema de Responsabilidad Social Ambiental, es una política de EPSA y una orientación que nos han dado nuestros accionistas y la Junta Directiva, lo que nos compromete mucho más allá de las exigencias legales, que hay. Es decir, por estar en este sector, tenemos requisitos de ley, pero hemos ido más allá, tratando de aportarle a las comunidades, parte de lo que nosotros recibimos, de modo que haya un desarrollo armónico en las zonas donde estamos.

¿Por ley, cuánto aporta el sector de los negocios que generan energía?
Por ley 99 de 1993 y el decreto 1933 de 1994, transferimos contribuciones a los municipios y Corporaciones Autónomas regionales que tienen jurisdicción en la cuenca hidrográfica y en el embalse de las plantas hidroeléctricas, el 6 % de la producción de los embalses, es decir, sobre las ventas brutas de energía. El año pasado, aportamos, 16 mil millones de pesos. Eso es lo legal. Pero de otro lado hemos hecho inversión social y ambiental el año pasado, del orden de 15 mil 300 millones de pesos. Una parte fue para inversión ambiental de reforestación, en la zona donde están los embalses y los ríos que tributan a los embalses. Buena parte fue para desarrollo de las comunidades ubicadas ahí y en las zonas donde tenemos influencia con nuestras subestaciones y redes.

¿En salud y educación también apoyan a estas comunidades?
Sí, particularmente en la zona de Buenaventura y Anchicayá, el año pasado hicimos 3 mil exámenes visuales y dimos apoyo a jóvenes y adultos en la adquisición de gafas o lentes, cuando lo requirieron.

$15 mil millones es una suma alta. ¿Cómo deciden a quién ayudar?
Nosotros tenemos dos áreas que atienden el tema social de la empresa. Una es la gerencia ambiental y social, que tiene unas acciones de tipos normativas y obligatorias, como es tramitar los diseños ambientales, por ejemplo, y la proyección social de la compañía. Y la segunda, es la Fundación EPSA, cuya vocación es apoyar a las comunidades y todo lo que tenga que ver con actividades educativas y culturales en el Departamento.

El año pasado fue muy conocido el aporte de mil millones de pesos que hicimos a Colombia Humanitaria con motivo de la ola invernal y el aporte de 500 millones de pesos para la Orquesta Filarmónica de Cali. También hicimos un aporte al Museo la Tertulia con el fin de ayudar a la remodelación del área de colección permanente, recientemente inaugurada. Quiero también destacar la entrega de 17 mil kits escolares en zonas de influencia en el Valle, Cauca y Tolima, que es donde están nuestros embalses.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés