Preguntas claves para entender el TLC

Publicado: 11 mayo, 2012

La firma de consultoría Araujo Ibarra & Asociados resuelve algunas de las inquietudes más comunes que genera el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y EE.UU.

¿Qué significa para el consumidor y el empresario colombiano que el TLC entre en vigencia el 15 de mayo próximo?
Para el consumidor colombiano significará una mayor oferta de bienes y servicios a un menor precio, junto con más variedad de productos ofrecidos, ya que se reducen aranceles que antes estaban entre el 5% y el 20%.

Por su parte, el empresario colombiano podrá adquirir bienes de capital y materias primas a un menor precio, lo que le permitirá mejorar su competitividad en los mercados externos, pero también en territorio colombiano. La entrada en vigor del TLC generará oportunidades comerciales inmediatas para muchos productos, de los cuales la mayoría se podrá vender libres de arancel, a partir de esa fecha, en el primer mercado del mundo.

¿Cuál será el primer impacto del TLC al bolsillo de los colombianos?
Se podría esperar que los empresarios trasladen el ahorro que se realice en productos que ingresen al mercado colombiano con cero arancel, y que los consumidores se vean beneficiados. Efectivamente, los productos que ingresan hoy con aranceles entre el 5% y el 20% entrarán libres de estos gravámenes y, en esa medida, se beneficiarán todos los colombianos.

Para los consumidores, muchos productos de consumo tales como confecciones y alimentos procesados no tendrán arancel y, por consiguiente, se esperaría una reducción en el valor de los mismos.

¿Cuáles serán los primeros productos que tendrán una reducción en sus precios?
Los 5 sectores que presentan más oportunidades para los empresarios colombianos son maquinaria y equipo mecánico y eléctrico, confecciones, plástico, caucho y sus manufacturas y agroindustrial.

Las oportunidades identificadas en estos sectores no sólo entrarán con arancel 0% después de haber estado con aranceles entre 3% y 15.8%, sino que tienen un mercado superior a US$126 mil millones y tienen tasas de crecimiento entre 10% y 15.6% frente a un crecimiento promedio del total importado por EE.UU. de 3.5%.

Dentro de cada uno de estos sectores hay productos estrella para Colombia que pueden ofrecer ventajas competitivas en el mercado de Estados Unidos, por tener aranceles y fletes altos para terceros países proveedores de ese mercado.

¿Existen mecanismos para que un empresario determine cuándo la competencia llegará al país con cero arancel?
Efectivamente, el mecanismo que el empresario puede realizar es un detallado estudio de las listas arancelarias del Tratado, las cuales presentan el escenario general acerca de cuándo un producto llegará al país con cero arancel. Por ejemplo, el 73% ó 4.401 subpartidas de bienes industriales provenientes de EE.UU., tendrán cero arancel a partir del 15 de mayo, mientras que 317 productos tendrán una desgravación lineal a 5 años, y 973 a 10 años. En bienes agrícolas, existen contingentes hasta de 19 años para productos sensibles.

¿Qué podrían hacer las empresas que no se prepararon lo suficientemente para enfrentar el TLC?
Colombia es el país que más se ha demorado entre el inicio de las negociaciones del TLC y su entrada en vigencia, ya que las primeras empezaron en el 2004 y el Tratado entrará en vigor en el 2012. Estamos hablando de 8 años de preparación, plazo más que suficiente para que las pymes se hubieran preparado.
Sin embargo, si conocen el potencial de su producto en EE.UU., deben tener en cuenta algunos aspectos, para los cuales hemos preparado una serie de preguntas:

1. ¿Conoce cuál es el tamaño y dinamismo del mercado de importación de lo que su empresa produce (bienes o servicios) en los Estados Unidos?
2. ¿Conoce el valor y el dinamismo de las exportaciones de Estados Unidos de los productos que su empresa fabrica que llegarán próximamente sin impuestos al mercado colombiano como consecuencia del TLC?
3. ¿Ha estudiado cómo se negoció y qué le pasó al bien o servicio que su empresa produce en los siguientes acuerdos que ha suscrito Estados Unidos en la región?

» NAFTA
» TLC Chile – Estados Unidos
» CAFTA+RD (Estados Unidos con Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Rep. Dominicana)
» TLC Perú – Estados Unidos

4. ¿Tiene conocimiento del período de desgravación en que va a quedar su producto como consecuencia del acuerdo de libre comercio entre Colombia y Estados Unidos y las reglas de origen aplicables:

» Desgravación inmediata – Lista A
» 5 años – Lista B
» 10 años – Lista C
» Más 10 años – Lista D

5. ¿Conoce cómo va a afectar el TLC a los clientes que tiene en Colombia a los cuales le vende sus materias primas o productos, por las importaciones norteamericanas que ingresarán exentas?
6. ¿Conoce cómo se reducirán los costos de sus importación de equipos
o de las principales materias primas cuando se importen de los Estados
Unidos sin impuestos y por lo tanto mejoren su rentabilidad?
7. Si su producto (o servicio) actual no puede competir en el TLC, ¿ha pen-
sado en qué otro tipo de productos o servicios que demande Estados Unidos su empresa puede empezar a producir haciendo del TLC un gran negocio?
8. ¿Si su empresa es multinacional ha pensado en ubicar nuevas líneas
de producción o logística en el país como consecuencia del TLC?
9. ¿Sabe usted que debe ajustar su contabilidad para poder certificar origen y evitar sanciones?

¿Qué tan afectadas o beneficiadas pueden resultar las micros colombianas frente a estas nuevas condiciones comerciales con EE.UU.?
Como en todo negocio habrá ganadores y perdedores, pero aun los perdedores pueden montarse en negocios ganadores importando productos competitivos y mostrando una red de distribución eficiente. En materia de producción, el consejo es agremiarse o asociarse y unirse para conquistar el mercado norteamericano, o ser proveedor en Colombia de productores y exportadores de mayor tamaño.

Otro consejo importante sería que estas micros colombianas se dediquen al mercado en español, es decir enfocarse en los países de América Latina con los cuales hay TLC´s, cuyos volúmenes y barreras culturales son mejores.

¿Qué incentivos para la exportación incorporó el TLC para que los empresarios los aprovechen? (Plan Vallejo, etc)
El tratado de libre comercio mantiene el régimen vigente tanto para zonas francas como para el Plan Vallejo. De esta manera, estos incentivos se configuran como importantes oportunidades que los empresarios podrán utilizar, en la medida que son compatibles con los compromisos y obligaciones contenidas en el Tratado.

Exportar de manera preferencial a Estados Unidos usando este tipo de esquemas conlleva importantes beneficios, especialmente para la pequeña y mediana empresa.

¿Tras la entrada en vigencia del TLC qué deben tener presente ahora los comerciantes de productos importados?
Los comerciantes de productos importados deben tener en cuenta varios factores: en primer lugar, cuál es la preferencia arancelaria establecida para su producto en el acuerdo y el criterio de origen que el tratado contempla. En segundo lugar, realizar un detallado análisis de su competencia y de los bienes directamente competitivos producidos por la rama de la producción nacional. Lo anterior, con el objeto de realizar un completo estudio de la competencia y, gracias a esto, prepararse de la mejor manera.

¿Qué tan cierto es que el mercado colombiano se inundaría de bienes usados?
Es falso. El tratado mantiene el régimen para bienes usados contenido actualmente en el ordenamiento jurídico colombiano, es decir, no existe ninguna modificación en ese sentido con la entrada en vigencia del Acuerdo Comercial. El régimen exige, para la importación de bienes usados, la solicitud de licencia previa ante el Comité de Importaciones del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la cual no se otorga con facilidad para este tipo de bienes.

Caso diferente es el de las mercancías remanufacturadas ya que el Acuerdo establece que para los bienes remanufacturados provenientes de Estados Unidos, se elimina el requisito de licencia previa.

¿Cuáles son las diferencias entre remanufacturados y usados?
El TLC con Estados Unidos contiene una definición clara de lo que se entiende por mercancía remanufacturada, con el objeto de diferenciarla de los bienes usados y del tratamiento diferenciado que se da a unos y otros.

En este sentido, las mercancías remanufacturadas se entienden como bienes industriales ensamblados en Estados Unidos o Colombia, clasificados en el Sistema Armonizado por los capítulos 84, 85, 87, o 90 o la partida 94.02, salvo las clasificadas por las 84.18 u 85.16, que se encuentren compuestas completa o parcialmente de mercancías recuperadas, es decir, de partes individuales desensambladas de mercancías usadas, y que tengan una expectativa de vida similar y gocen de garantía de fábrica igual a la de una mercancía nueva.

Permanentemente los expertos dicen que los empresarios deben evaluar su localización geográfica con miras a aprovechar mejor las nuevas condiciones comerciales de Colombia con el mundo. ¿Qué criterios debe tener en cuenta un empresario para hacer esa evaluación y cómo hacerla con el reto del TLC con EE.UU.?
El tener una adecuada localización frente al TLC con Estados Unidos es definitivo. Si se pretenden exportar bienes desde Colombia y los mismos se transportan por avión o son de alto valor por peso puede perfectamente ubicarse en las ciudades interiores, en especial, aquellas que tengan muy buena conectividad aérea. (Productos mayores a 100 dólares kilo).

Si sus productos son de bajo valor por kilo, es muy probable que su empresa sea más competitiva montando su línea de producción al frente de los puertos, en cualquiera de las costas Caribe o Pacifica, así se ahorrará el transporte interno que, en la mayoría de los casos, vale mucho mas que los aranceles y el margen de utilidad.

Se prevé un fortalecimiento de la producción industrial en las bienes colombianos para los productos que solo viajen por mar, que son el 53% de las importaciones norteamericanas.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés