Calidad y oferta de talento humano, clave para desarrollar el sector

Publicado: 6 agosto, 2012

La oferta educativa en las áreas de la salud es una de las fortalezas del sector en Cali; no obstante, las universidades insisten en la necesidad de impulsar la unión entre los mismos claustros académicos. Alianzas interinstitucionales, otro factor clave en la formación de talento humano.

Cuando el Valle del Cauca, y más específicamente Cali, dirigieron su mirada a la salud como un sector productivo con amplias proyecciones, la educación superior se convirtió en ficha clave de esa apuesta por el desarrollo económico de la región.

La proliferación de facultades de Medicina que se vivió en el país en la década de los años 80 se trasladó a la ciudad y, de paso, dio rienda suelta al fortalecimiento del sector con especialidades o carreras afines, que llegaban a complementar lo que ya se hacía con éxito en la Universidad del Valle, desde sus facultades de Enfermería y Medicina, cimientos de la educación superior en salud de la región.

El Sistema Nacional de la Información de Educación Superior muestra cómo Cali tiene una variedad de Instituciones de Educación Superior – IES, que ofrecen programas académicos relacionados con este sector. Según ese registro del Ministerio de Educación, la capital del Valle del Cauca cuenta con 19 IES con programas de pregrado y postgrado en temas de salud, con 128 programas presenciales y 4 a distancia.

15 de estas instituciones son privadas y 4 son públicas, que ofrecen 43 programas de pregrado y 89 de posgrado. De los 132 programas ofrecidos, 13 tienen acreditación de alta calidad y 90, tienen registro calificado.

“En términos de educación superior el Valle del Cauca cuenta con IES públicas y privadas insignes y líderes en la formación del talento humano en salud que nos permiten tener la seguridad de que a corto, mediano y largo plazo los profesionales de la salud en el departamento están asegurados. Frente a la oferta de posgrados, maestrías y doctorados la región brinda más de 50 posibilidades entre sus universidades para la formación a estos niveles. Es de anotar que el Valle del Cauca es uno de los departamentos que cuenta con el mayor número de especialistas en el área de la salud, y cuenta con clínicas que se encuentran en excelentes posiciones por su calidad y su talento humano a nivel mundial”, precisó Jefferson Ocoró Montaño, decano de la Facultad de Salud de la Universidad Santiago de Cali.

Pero el desarrollo de este sector desde la formación de capital humano no sólo está medido por la oferta educativa de la región. De hecho, en los últimos años se ha recurrido a alianzas interinstitucionales para fortalecer dicha oferta con educación de calidad.

Un ejemplo de ello es la alianza entre la Fundación Valle del Lili y la Universidad Icesi, que se inició en 2009 con la creación de la Facultad de Ciencias de la Salud y el programa de Medicina. Gracias a esta unión de esfuerzos, los estudiantes de Medicina de la Icesi realizan sus prácticas clínicas en la Fundación, donde afianzan sus conocimientos a través del contacto directo con pacientes, en revistas médicas, entrevistas, consultas y procedimientos bajo supervisión docente. Estas prácticas clínicas se realizan en más de 60 especialidades médico-quirúrgicas y permiten que los estudiantes de Medicina, adquieran gran destreza clínica dado el elevado volumen de pacientes que atiende anualmente la Clínica.

Univalle cuenta con 26 grupos de investigación reconocidos y escalafonados por Colciencias, que desarrollan sus trabajos en diversas áreas de la salud.

“Estamos seguros del impacto que esta apuesta causará en los próximos años en la sociedad que tanto necesita la presencia de talento humano en salud como ha sido corroborado en los estudios Cendex realizados por la Universidad Javeriana de Bogotá donde las cifras nos confirman la falta de profesionales en las diferentes especialidades”, aseguró Jorge Madriñán, de la Subdirección de Educación Médica de la Fundación.

Una propuesta similar se ha desarrollado entre la Corporación Comfenalco Valle y la Universidad Libre Seccional Cali, que adquirieron los bienes muebles e inmuebles de la antigua Clínica Rafael Uribe Uribe, para dar al servicio de la comunidad una completa clínica universitaria. Este tipo de alianzas, explica Comfenalco, es importante porque tiene una mayor concentración de prácticas, una expansión de la oferta del pregrado y posgrado en profesiones de la salud, se garantiza la investigación formativa para sus estudiantes de pregrado, la investigación aplicada para los residentes y la resolución de problemas asistenciales.

ALGUNAS CIFRAS

Univalle ofrece 54 programas de pregrado y postgrado en salud, entre los que se cuentan un Doctorado en Ciencias Biomédicas con varios énfasis; seis maestrías, cuatro de ellas en el campo de la salud pública y 24 especializaciones médicas.

El departamento del Valle del Cauca participa con el 8,2% del total de graduados del país (132.502 titulaciones). Excluyendo a Bogotá, que participa con el 40,3% del total de graduados del país, el Valle se encuentra en el puesto 2 del listado de 32 departamentos que tienen reporte de graduados 2001-2010.

Los pendientes

Pero pese a los esfuerzos realizados, los conocedores del tema consideran que aún es mucho lo que falta por hacer. De acuerdo con Federico González, director del programa de Medicina de la Universidad Libre, “las universidades actuamos por nuestra cuenta tratando de diferenciarnos de los demás; a pesar de que eso es una condición normal del mercado, deberíamos hablar mucho en términos de formación. Hoy, las alianzas interuniversitarias son realmente escasas y no creo estar equivocado al decir que las universidades públicas y privadas es más lo que competimos que lo que conversamos en beneficio del sector salud”.

De una opinión similar es el Decano de la Facultad de Salud de la Universidad Santiago de Cali, para quien una de las necesidades de la salud en la región es potenciar el trabajo en red. “Se requiere que las instituciones acuerden áreas en las cuales se pueden especializar y sean referentes permanentes generando así un ingreso seguro y una competitividad en términos de atención que evite que haya fuga de pacientes potenciales hacia otras regiones; en otras palabras, concentrar todos los esfuerzos en conocernos todos aquellos que estamos en el área y saber en qué momento podemos favorecernos unos con otros potenciando el sector”.

Asimismo, Diana Carolina Mora, coordinadora de la Red Universitaria por la Innovación del Valle del Cauca – Rupiv, considera que “en su mayoría, los programas existentes no son articulados entre los diferentes sectores e instituciones de salud, evidenciando la distancia entre los programas formativos y las políticas institucionales y líneas estratégicas de la región que se determinan como prioritarios para favorecer y consolidar este sector”. (Ver artículo Ciencia e ideas para proyectar una apuesta productiva)

Así las cosas, es claro que en oferta y calidad educativa la región ha tenido enormes avances, pero todavía hay grandes retos por cumplir que permitiran que el sector se proyecte como una apuesta productiva que jalone a la región.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés