Felicidad y oportunidades para los niños con Cáncer

Publicado: 5 octubre, 2012

La Fundación Carlos Portela y la Fundación La Divina Providencia, son dos instituciones que trabajan incansablemente por el bienestar de niños de escasos recursos que padecen cáncer y que logran cumplir sus sueños gracias a estas dos entidades

Atender a niños diagnosticados con cáncer para que puedan mejorar su calidad de vida, es la noble tarea que se han impuesto dos instituciones de Cali. Ellas trabajan para tener distintas alternativas, espacios y actividades que ayuden a estos infantes a sobrellevar esta enfermedad de la mejor forma.

15 años de trabajo en equipo por los niños de Cali

En 1998, un encuentro de fútbol de la vallecaucanidad sirvió para recoger los primeros recursos destinados a construir los cimientos de lo que hoy es la Fundación Carlos Portela, institución que durante 15 años ha brindado apoyo a niños con cáncer y a sus familias.

En el barrio San Fernando está ubicado su “centro de control”, lugar en el cual cubren y prestan servicios como: desayuno a las madres de niños hospitalizados, ropa, elementos de aseo, auxilios de transporte, calamidad doméstica y funeral. Además, brindan apoyo jurídico y asesoría a los padres, en tutelas, derechos de petición, desacatos y todo lo relacionado con los derechos de los niños.

Como parte del tratamiento integral, los pequeños reciben apoyo emocional a través de talleres y charlas de meditación y las madres, capacitaciones que les ayuden a entender la enfermedad que tienen sus hijos.

A lo largo de quince años de estar atendiendo a esta población, la fundación ha beneficiado en promedio a 300 niños por año. Actualmente, están a cargo de 580 menores que tienen diferentes diagnósticos.

“Esta experiencia de haber creado la Fundación Carlos Portela, se ha convertido en un crecimiento constante y permanente, en una satisfacción con cada logro que se obtiene, con cada niño que sale adelante. No es fácil ver fallecer a los pequeños; ellos están llenos de sueños e ilusiones y es muy difícil sostenerse con tantas limitaciones económicas; pero también, se trata de creer que la vida tiene cosas lindas y maravillosas para los chiquillos”, afirma María Fernanda Portela, directora de la Fundación.

La Fundación atiende niños entre los cero a los 17 años. Como requisito para que sea recibido, debe tener un diagnóstico de algún tipo de cáncer o enfermedad, tratada por un oncohematólogo pediatra y tener los documentos que certifiquen que el paciente fue remitido por personal de oncología.

Si usted desea hacer parte de esta bella labor puede comunicarse al teléfono 5560767 ó escribir al correo electrónico: fundacioncarlosportela@yahoo.com

Un hogar construido en beneficio de la comunidad infantil

En algunas regiones y ciudades aledañas a Cali, donde la situación económica es muy precaria, se presentan casos de niños con enfermedades muy graves que no pueden ser tratadas en su zona de origen, debido a que en muchas ocasiones, los hospitales y puestos de salud, no cuentan con el instrumental adecuado.

En estos casos los pacientes son remitidos a la capital del Valle del Cauca, lo que genera dificultades para sus familias, ya que deben conseguir dinero para su desplazamiento, alojamiento, alimentación, medicamentos y todos lo necesario para su estadía durante el periodo de tratamiento.

Todo lo anterior fueron motivos suficientes para dar vida hace 12 años a la Fundación La Divina Providencia, encaminada a salvar la vida de muchos niños de escasos recursos con enfermedades infectocontagiosas muy graves y delicadas que no puedan ser tratadas en sus regiones.

Es por ello que se esmeran en brindarles el mejor servicio, no sólo de alojamiento, sino de alimentación, salud y recreación, a estos pequeños que luchan diariamente por su vida, esperando ser parte del 80% de los pacientes que se recuperan de cáncer en Colombia, gracias a que han recibido el tratamiento médico y los cuidados adecuados.

Desde que abrió sus puertas, esta fundación, que se ha convertido en el segundo hogar de los infantes y acompañantes, ha atendido un total de 674 niños y 381 acompañantes, provenientes de los departamentos del Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Risaralda, Caquetá, Quindío, entre otros. En la actualidad, atienden un promedio de 20 niños por mes y aproximadamente 10 acompañantes.

“Nos ha dejado como experiencia concientizarnos que si bien todos tenemos preocupaciones y asuntos que atender, también existen personas y familias con problemas un poco más difíciles de solucionar que los nuestros, como lo es tener un niño enfermo y no contar con los recursos suficientes para brindarle la mejor atención. Ver la alegría de un niño y la tranquilidad que podemos darle a sus familias, hacen parte de nuestros logros diarios, de los cuales se siente orgullosa la Fundación. Otro gran logro es haber podido mantener un equipo de trabajo comprometido y de alta calidad, conformado no sólo por los empleados, sino por su grupo directivo”, describe su experiencia Pilar Carbolnell, directora de la fundación.

A corto plazo la fundación tiene como objetivo fortalecer sus proyectos de ampliación de gestión social complementarios, que incluyen un programa de alimentación, de reparaciones locativas, de salud, de educación y de recreación.

Si usted desea contribuir con esta bella labor puede consultar más información en la página web:
http://www.fundacionladivinaprovidencia.org/

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés