“Para expandirnos necesitamos seriedad y planeación”

Publicado: 15 diciembre, 2011

El alcalde electo de Cali, Rodrigo Guerrero

El alcalde electo de Cali, Rodrigo Guerrero, habla sobre las prioridades de su gobierno en los temas empresariales y de competitividad de la ciudad.

Hay muchas expectativas frente a su gobierno. ¿Qué le ofrecerá usted al sector empresarial de Cali?

Primero y fundamentalmente trabajar de manera coordinada con él. Tengo claro que los empresarios son los grandes generadores de empleo; por lo tanto, quiero que reunirme con ellos para ver qué puedo hacer desde la Administración Municipal para que ellos puedan generar más empleo.

Les he propuesto que nos reunamos por lo menos una vez al mes para que me digan cómo podemos atraer más empresas, cómo pueden ellos crecer más y cómo hacemos para que se queden en Cali. La solicitud al sector será que nos sentemos juntos para superar esa paradójica situación de un 15% de desempleo en Cali, cuando ya la escala nacional está por debajo de dos dígitos. Eso exige una solución inmediata.

Uno de los temas que más preocupa es la informalidad laboral y empresarial. ¿Cómo hacer para enfrentar este fenómeno?
La experiencia que aprendí con la Fundación Carvajal de formalizar microempresarios y tenderos y lo que alcancé a hacer tímidamente en mis dos años de gobierno al formalizar vendedores ambulantes es muy interesante y podría revivirse. En ese sector el problema no es ni siquiera el acceso al crédito, sino que no saben cómo se organiza una empresa. La señora que vende arepas en una esquina no sabe cuánto le cuestan, ni cuánto se gana en cada arepa, muchas veces venden por debajo del costo porque sólo le sacan lo invertido en materia prima y ni siquiera ponen el costo de su trabajo o el tiempo que gasta en transporte.

¿Qué proyectos tiene planeados para Cali para desarrollar con recursos de las regalías?
Hay varias cosas que quiero hacer: Primero, tomar las comunas más pobres de Cali y que se desarrollen. En cuatro años ponerlas al nivel del resto de la ciudad en espacio físico, alumbrado, calles, colegios, salud, en guarderías, de tal manera que se pueda corregir esa desigualdad en estas comunas que contribuyen con la mitad de los muertos de Cali y son el asiento de la criminalidad. Pienso usar las regalías para el desarrollo de la zona rural de Cali; llevar la experiencia de Vallenpaz, organizar a campesinos para que produzcan alimentos, mejoren su nivel de vida y protejan su medio ambiente. Inclusive quiero proponer que declaremos el área rural de Cali zona libre de pobreza para comprometernos, con recursos nacionales, a desarrollar toda esta área.

¿Cómo lograr que Cali mejore en competitividad?
Hay que tomar una serie de medidas: mejorar los servicios públicos, disminuir drásticamente la violencia y la inseguridad, reducir trámites, reformar el POT. Por ejemplo, propongo densificar la ciudad a lo largo de los corredores del MIO. Hoy tenemos un tope de cuatro o cinco pisos, y podrían ser 10 ó 12 pisos, pero sólo a lo largo de los corredores del sistema de transporte masivo, así hay más pasajeros para el MIO, se disminuyen los costos de transporte y descontaminamos la ciudad.

“A los empresarios hay que enseñarles principios básicos de administración; producir para el mercado”.

Hay que abrir nuevas zonas de expansión, por ejemplo, la avenida Ciudad de Cali hay que continuarla hacia Jamundí porque de esa manera descongestionamos el tráfico del sur. Y no se necesitan contribuciones nuestras, todo se puede hacer por valorización. Hay una cantidad de obras que harían la ciudad más amable, más fluida. Estamos en una posición ventajosa. Si nos comparamos, Medellín ya se saturó y nuestra topografía nos permite hacer cosas muy buenas, pero necesitamos seriedad, planeación a largo plazo y manejo responsable.

Cali vive una explosión de oferta cultural y hoy se habla de industrias culturales. ¿Qué va hacer para fortalecer este sector?
Hay que arrancar por la base. Quiero enseñarles principios de administración a los empresarios del arte. Los artistas no tienen los conocimientos necesarios para administrar los pequeños emprendimientos culturales, lo que les ayuda a generar y crecer. Indudablemente el llamado clúster del entretenimiento es algo que pone a Cali en la mira mundial. En el tema de la salsa tenemos unas posibilidades extraordinarias como atracción turística y generación de empleo, pero también tenemos que aprovechar el teatro, la música. Por ejemplo, voy a invitar a todas las orquestas de Cali, a que el día de mi posesión toquen el segundo himno de Cali: Cali Pachanguero.

¿De la actual administración qué continuará, acabará o corregirá?
He dicho que hay que continuar las megaobras; muchas están comprometidas y contratadas y hay un compromiso con quienes las han pagado. No tengo duda de que son benéficas, pero hay que acabarlas en la mayor rapidez, en dos turnos, y hacer una cantidad de esfuerzos para asegurarnos de que generen empleo en Cali.

Hay cinco grandes concentraciones escolares que son muy valiosas. Pero quiero igualar a las 1.200 aulas que no han recibido ese beneficio con el programa de computadores para todos. Eso va a ecualizar la ciudad, que el niño de estrato 1 tenga las mismas oportunidades del de estratos 4 y 5.
Mejor dicho, voy a hacer lo que he denominado las megaobras sociales, ya tenemos suficientes megaobras físicas ahora necesitamos a hacer obras que directamente beneficien a la comunidad en su calidad de vida.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés