Un Valle de oportunidades

Publicado: 19 noviembre, 2012


    Los 22.140 kilómetros cuadrados que tiene de extensión el Valle del Cauca son una gran oportunidad para fortalecer la agroindustria del departamento que ha estado marcada por sectores como la caña, la avicultura y el café. La Hortofrutícola, una industria que crece y se proyecta.

    Gracias a sus características geográficas y ambientales, el departamento del Valle del Cauca ha sido considerado como una de las zonas más ricas para el desarrollo de diferentes sectores de la agroindustria. De esta actividad económica hace parte la industria azucarera, que ha logrado consolidarse como el subsector agroindustrial más fuerte de la región, como consecuencia de muchos años de fortalecimiento con inversión privada, investigación y desarrollo social de las comunidades.

    Juan Guillermo Valencia, Secretario Departamental de Medio Ambiente, Agricultura, Seguridad Alimentaria y Pesca, explica que en el departamento existen unas apuestas productivas tradicionales en el sector agroindustrial como son la caña de azúcar, pulpa, papel y cartón, y la industria farmacéutica. Sin embargo, asegura que se han identificado otros sectores emergentes y con gran potencialidad como el cuero y calzado, los cafés especiales, la industria hortofrutícola, las plantas medicinales, la reforestación de suelos, la pesca y la acuicultura.

    “Lo que se quiere lograr es generar verdaderos encadenamientos productivos, que vayan desde la producción, hasta la transformación y finalmente hasta la comercialización y en el tema hortofrutícola estamos haciendo un gran esfuerzo. El tema central para la Secretaría en este momento es fortalecer la parte frutícola con recursos que se gestionaron del Gobierno Nacional”.

    Por su parte, Ramiro Tafur, expresidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle, SAG, afirma que el principio fundamental para desarrollar una agroindustria fuerte es la materia prima. “Uno no puede hacer agroindustria sin hacer desarrollo de materia prima y desarrollo agropecuario. Ese es el concepto fundamental para toda persona que entra al negocio agroindustrial”.

    Asimismo, cree en las posibilidades del Valle para fortalecer este sector económico, “también es importante identificar y estudiar muy bien cada sector que se va a desarrollar para no cometer grandes errores. La industria azucarera es un ejemplo a seguir y la industria frutícola también puede serlo si se le da el manejo adecuado, pues en ese sector hay una gran cantidad de programas en desarrollo y partes interesadas tanto del sector privado como del público”.

    Algunos de los sectores representativos de la agroindustria en la región, son:
     
    Azúcar: Un total de trece ingenios componen la industria azucarera del Valle geográfico del río Cauca. Los ingenios produjeron 2,3 millones de toneladas de azúcar que se distribuyeron entre el consumo interno y las exportaciones.
     
    La industria azucarera ha estado ligada completamente a la historia del departamento, pues este producto llegó a la región, de las manos de Sebastián de Belalcázar, quien la cultivó en su estancia de Yumbo. Esta industria ha venido creciendo y tecnificándose hasta convertirse hoy en día en la agroindustria más importante del Valle, desarrollando y encadenando otros subsectores como la cogeneración de energía, la producción de biocombustibles, la industria del papel y la confitería, entre otros.
     
    Café: Actualmente el departamento del Valle del Cauca cuenta con 23.341 caficultores que tienen sembradas 74.766 hectáreas, de las cuales el 65% corresponde a una  caficultura tecnificada joven, con una densidad promedio de 4.868 cafetos por hectárea.  En total, existen 26.000 fincas. 
     
    Según el Comité de Cafeteros del Valle del Cauca, un indicador que muestra el compromiso de los cafeteros vallecaucanos y de su gremio, con la reconversión de la caficultura, es el creciente número de hectáreas renovadas: durante el 2011 fueron 9.539 hectáreas y en lo corrido de 2012, van 6.000 hectáreas. 
     
    En tan sólo un poco más de año y medio, se han renovado, el 20% del total del área sembrada del departamento, de las cuales el 90% se han sembrado con variedades resistentes a la roya. Esto significa que el Valle del Cauca se sigue consolidando como uno de los departamentos líderes no sólo en calidad, sino también en producción. 
     
    Cabe destacar que la zona cafetera en el Valle del Cauca se está expandiendo, ya que a la fecha se han sembrado 264 nuevas hectáreas. 

    Otras potencialidades
     

     
     

    Ramiro Tafur, considera que hay sectores de la agroindustria que aunque no son muy representativos, sí tienen grandes posibilidades de fortalecimiento y expansión. “El Valle tiene un potencial muy grande en temas como la pesca, que en algún tiempo fue muy fuerte y tuvimos la presencia de la mayor empresa de lomos de atún del mundo, pero la industria se cayó. En este tema ha faltado una política del Gobierno Nacional: no existe ni un Ministerio ni un Instituto de pesca que le dé soporte, promoción e inversión a este sector que puede ser tan promisorio en el Valle del Cauca”, dice el experto.
     
    Asegura además que el tema maderero también es importante. “Hay un potencial grande en la costa del departamento, pero para que esa industria se desarrolle, se necesita un plan completo que no sólo incluye fortalecimiento de la industria, sino también inversión social por parte del Gobierno y los privados, para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en estas zonas de extracción de madera”.
     
    La Agencia de Promoción de Inversión Invest Pacific asegura que la región tiene varias vocaciones que pueden ser aprovechadas por los inversionistas extranjeros: en el tema hortofrutícola, aplican los cultivos extensivos en plano y ladera como provisión de materias primas para empresas exportadoras, locales y extranjeras. Además, preparaciones de hortalizas y frutas, nutracéutica y alimentos funcionales, productos orgánicos y naturales, cafés orgánicos. También, Pesca Marítima (Frutos del Mar) y acuicultura y maricultura: aprovechamiento del recurso hídrico continental y del litoral Pacífico.
     
     
    Sector avícola

    Esta industria también ha venido consolidándose a lo largo de los años gracias a un esfuerzo del sector privado por tecnificar la producción de las granjas  y llevar los procesos de incubación a niveles más competitivos. Fenavi asegura que el sector avícola del Valle del Cauca cuenta hoy en día con un total de 580 granjas identificadas, 165 corresponden a postura, 380 a engorde y 36 a incubación. Se ha logrado una capacidad instalada de 23.776.176 aves en el departamento. En Cauca llega a 6,2 millones y en Nariño a 2,2.

     
    Como parte de los avances de este sector de la  agroindustria,  se destaca que el 90% de las granjas del Valle  ya están certificadas como bioseguras.
     
    De los 42 municipios que posee el departamento,  hay un desarrollo importante de la avicultura en los municipios de Buga, San Pedro, Candelaria y Palmira. “Se tiene un gremio mucho más maduro con indicadores de productividad en granjas, superiores inclusive a los de países considerados líderes en producción animal. El esfuerzo realizado también ha permitido posicionar al pollo y al huevo como proteínas líderes en la mesa, por encima inclusive de la carne de res”, explica Ana María Soto,  Directora de Fenavi, regional Valle. 
     
    Asimismo, el sector ha iniciado un trabajo de cara a conquistar los mercados internacionales, camino que apenas empieza pues las principales barreras son las fitosanitarias y sanitarias. No obstante, con nuevas alternativas de producción se quiere acceder a estos mercados.
     
    Tal es el caso de la creación de Ovopacific, empresa que nace de la unión de las 8 principales avícolas del Valle en producción de huevo. La inversión fue cercana a $6.500 millones en su primera etapa. 
     
    En Colombia, las empresas avícolas nacionales producen en total 1.100.000 de toneladas de carne de pollo y 10.500 millones de unidades de huevo al año. En el Valle el indicador llega a más de 153.000 toneladas de carne y  2.535 millones de unidades de huevos.
     
    Confitería
     
    Esta industria también hace parte de la vocación ‘dulce’ del Valle del Cauca, pues a raíz del azúcar, empezaron a crearse diversas empresas de confitería en la región, dos de las cuales han crecido a tal punto que hoy son referentes de toda la industria nacional. Una de ellas es Colombina, que con  plantas en Zarzal, Valle; Santander de Quilichao, Cauca; Itagüí, Antioquia y Bogotá, Cundinamarca, ha llegado con sus productos a 49 países, entre los cuales se incluyen Estados Unidos, Australia, España, Inglaterra, Nueva Caledonia, Mali, Marruecos, Argelia, Costa de Marfil, Zambia, Israel, Kuwait, Polonia, Gabón, Angola e Italia. La empresa también cuenta con una planta de producción en Guatemala.
     
    Otra de las compañías representativas del sector es Aldor, que fue fundada en Cali en 1991 y que cuenta ya con una planta en la ciudad de Johannesburgo, Sudáfrica, con 2 líneas de chupetes que producen 23 toneladas por día y que requirió una inversión de US$6 millones. Las exportaciones de Aldor también se extienden por el mundo entero y se espera que el mercado nacional para la compañía crezca este año alrededor del 30%.
     
     
     
     

     

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés