Empresarios, comprometidos con el medio ambiente

Publicado: 7 julio, 2011


Reforestación de cuencas hídricas, adopción de parques y programas de reciclaje son algunas de las iniciativas de Responsabilidad Social que ha emprendido el sector privado para contribuir al cuidado de los ecosistemas.

Con el objetivo de disminuir el impacto sobre el medio ambiente y contribuir a mejorar las condiciones actuales de los ecosistemas, las empresas, sin importar su tamaño o vocación, han venido implementando una serie de programas de Responsabilidad Social Empresarial enfocados en la conservación y recuperaración ambiental.

La reforestación, el cuidado de las cuencas hídircas y el reciclaje son algunos de los sectores que más se trabajan desde el sector empresarial. Muchas de estas acciones están enfocadas en contribuir a los logros planteados en el Pacto Global de la Organización de las Naciones Unidas, una iniciativa voluntaria, en la cuál las empresas se comprometen a alinear sus estrategias y operaciones con diez principios universalmente aceptados en cuatro áreas temáticas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anti-corrupción.
Los tres principios ambientales del Pacto son mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente; emprender iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental, y; alentar el desarrollo y la difusión de tecnologías favorables al medio ambiente.

A continuación les presentamos algunas empresas y sectores productivos que vienen desarrollando programas ambientales en el Valle del Cauca y en Cali.

Construcción sostenible
La constructora IC Prefabricados S.A. lanzó la segunda etapa del Conjunto Habitacional Sayab en Cali, proyecto pionero en la bioarquitectura para vivienda en Colombia.

Algunas de sus características son la ubicación y orientación de cada edificio de acuerdo con la conformación del terreno, la salida y la puesta del sol y las corrientes de aire; la distribución de espacios que proporcionan iluminación y ventilación naturales con alto ahorro energético; el empleo de materiales saludables y la optimización de los recursos naturales a través de captación solar pasiva, galerías de ventilación controlada y sistemas vegetales reguladores de la humedad y la temperatura. Además, en este proyecto le dio especial importancia a los jardines en diferentes alturas, para lograr el efecto de microclimas, que permiten un entorno fresco y natural.

 
OTROS EJEMPLOS
» Una parte de las actividades de RSE de Colombina está enfocada en la recuperación y sostenimiento de las zonas verdes circundantes de las comunidades donde la compañía realiza sus negocios. Por ejemplo, la Fundación Colombina realizó la recuperación del Parque Versalles y permanentemente se llevan a cabo labores de limpieza, poda de árboles, fertilización de todas las zonas verdes, control de plagas y siembra de nuevas plantas ornamentales. Además, donaron los Juegos Infantiles para cuatro parques ubicados en sectores residenciales de La Paila y Santander de Quilichao.

» La Fundación Colgate Palmolive ha donado a la comunidad de Cali tres parques recreacionales de los seis que ha entergado en todo el país. Ellos son: el parque del Barrio Barranquilla, parque del barrio Ciudad Modelo y parque del barrio El Vallado.
» Durante el año 2010, el sector azucarero invirtió más de $51.000 millones de pesos en programas enfocados a la conservación del medio ambiente a través del cuidado de las cuencas de los ríos y el manejo racional de los recursos. Asimismo, más de 47.000 personas se benefician anualmente de los programas de RSE que lidera el sector y se adelantan con instituciones gubernamentales como el Icbf y el Sena, para contribuir al desarrollo de la comunidad, las familias y los trabajadores.

Madera plástica

Esta compañía que nació en Cali en 1998 se dedica a crear y comercializar productos elaborados en madera plástica para los sectores agrícola, recreativo e industrial. Sin embargo, más allá de los fines comerciales han logrado crear un esquema ambietal que aplican en varios campos.

Joaquín Echeverri, Gerente de la empresa, explica que Madera Plástica se creó con el compromiso de hacer algo real en pro del medio ambiente. “Por la necesidad de levantarnos cada día y contribuir con la conservación del medio ambiente, estamos reutilizando en promedio 100 toneladas de la mal llamada basura convirtiéndola en productos útiles para las industrias nacionales y personas del común”.

Actualmente manejan un programa llamado ‘ciclo cerrado’ con el que se busca utilizar los empaques imperfectos que deja la operación en varias empresas y convertirlos en estibas que a su vez ellos utilizarán para almacenamiento en sus plantas.

El impacto va más allá. Bajo la modalidad de intercambio de reciclaje casero por parques infantiles, la compañía ha logrado que los habitantes de las zonas menos favorecidas de la ciudad y corregimientos aledaños emprendan campañas de reciclaje permanente con separación de plástico. Posteriormente, este material es llevado a la planta de Madera Plástica y la empresa se los cambia por juegos infantiles para los parques de su comunidad.

Echeverri aclara que el objetivo de la compañía es concientizar a la comunidad en general de la importancia del reciclaje. “Primero, para que la basura plástica no llegue a los botaderos porque puede durar más de dos mil años en descomponerse del todo, segundo, evitando la explotación de recursos naturales reutilizando las materias primas como hierro, aluminio, cartón y papel y tercero, ejecutando obras para la misma comunidd hechas a base de reciclaje”.

Comité Departamental de Cafeteros del Valle del Cauca

La Federación Nacional de Cafeteros ha hecho un importante trabajo en el tema ambiental y el Valle del Cauca ha sido un gran protagonista en él, pues que de los 42 municipios del departamento, 39 tienen sembrados de café, en un área total de 75.300 hectáreas.

Cenicafé, el centro de investigación científica de los cafeteros, ha desarrollado diferentes programas de investigación para favorecer la conservación del medio ambiente y la biodiversidad de las zonas cafeteras, así como de adaptación y mitigación al cambio climático. Con el Ministerio de Agricultura y la cooperación alemana, también se ha logrado plantar árboles en más de 65.000 hectáreas en las cuencas del río Cauca y del río Magdalena, además de las diferentes acciones emprendidas a lo largo de los últimos 20 años para la protección de decenas de cuencas y microcuencas y de fuentes de agua.

La Gestión inteligente de los recursos del entorno se aplica en modelos como el beneficio ecológico del café
desarrollado por Cenicafé, que logró reducir de 40 a 1 litro el consumo de agua por kilo de café lavado y la incorporación de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y sistemas agroforestales sostenibles al modelo productivo cafetero.

Según el Comité de Cafeteros del Valle del Cauca, para la planeación y el manejo por microcuencas de los cultivos, en la región se crearon 85 distritos cuya orientación territorial se basa en el manejo integrado del recurso hídrico y la producción sostenible del cultivo. Además, se han adoptado tecnologías limpias y buenas prácticas agrícolas para la producción de café y se ha convocado a otros sectores productivos para que apliquen el mismo concepto.

Fanalca

Fanalca- Honda lanzó un ambicioso proyecto que pretende alcanzar el balance ecológico y mitigar el calentamiento global, utilizando el concepto de carbono neutro, que consiste en compensar las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos vendidos, a través de la siembra técnica y masiva de árboles nativos. Hoy en día, la compañía cuenta con un vivero con más de 22.000 plántulas que compensarán más de 7.600 Toneladas de CO2. Las especies nativas que se encuentran son: mango, algarrobos, caucho, hobo macho y ceibas.

El programa de reforestación está a cargo de Acción Verde, entidad reforestadora, con amplia experiencia en Colombia, que cuenta con el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y del Ministerio del Ambiente de Colombia. También tiene la supervisión de la Price WaterhouseCoopers, en seguimiento a las siembras y a la neutralización y certificación de las emisiones de los vehículos Honda.

Enertotal

La comercializadora de energía caleña Enertotal S.A. E.S.P. viene desarrollando diversos programas ambientales. El último de ellos fue la siembra de más de 50 árboles en las zonas verdes del barrio Altos de la Luisa, en la comuna 18, en una actividad que integró a todos los habitantes del sector.
Con la jornada en Altos de la Luisa, Enertotal S.A. E.S.P ha ejecutado tres programas de Responsabilidad Social Empresarial. El primero en Jamundí en la Ciudadela Terranova donde se llevó a cabo la recuperación de la Glorieta de la entrada principal en la Ciudadela, a través de un proceso progresivo de educación ambiental, en el cual los mismos vecinos definieron su proyecto paisajístico y la vocación de esta zona verde.

El segundo en Palmira, en Ciudad del Campo donde se efectuó el concurso ‘La cuadra más linda del Barrio Guayacanes’, con el objeto de estimular y promover el empoderamiento de una comunidad nueva. Con esta
actividad, los vecinos, alrededor de una causa común, embellecieron los antejardines de sus viviendas, por medio de proyectos de paisajismo.

“Nos gusta apoyar este tipo de iniciativas, donde la comunidad trabaja en equipo para mejorar su entorno, el objetivo de Enertotal es contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros usuarios y contribuir a la conservación del medio ambiente” dijo la directora comercial de la compañía. Martha Cecilia Bautista.

Deja un comentario

Mapa del sitio - Links de interés