Ann Chery coloniza los países de la Alianza del Pacífico

Ann Chery coloniza los países de la Alianza del Pacífico

12 jun 2017

Las fajas con sello caleño que han cautivado a miles de mujeres y hombres en Estados Unidos avanzan con firmeza en la colonización de los países de la Alianza del
Pacífico. México recibe el 40% de la producción anual de Ann Chery, convirtiéndose en el segundo mercado de importancia para la firma después de EE.UU.

Los primeros pasos en el país azteca los dieron a través de distribuidores autorizados y almacenes de cadena, pero con la alta demanda que generó el producto decidieron abrir sus tiendas propias. Las ventajas arancelarias generadas por la AP también han sido un factor muy positivo para ese crecimiento. “Se nos ha facilitado el proceso de exportación.

La Alianza ha sido un factor importante para llegar a tres ciudades de México”, afirma Blanca Lucía Rengifo, gerente administrativa y financiera de Ann Chery.

Conscientes de los beneficios de este acuerdo comercial, incursionaron en Perú con su línea de fajas posquirúrgicas mediante una alianza con una asociación de cirujanos plásticos. Y en Chile preparan el aterrizaje con puntos de venta propios. “La disminución de aranceles será una ventaja para nuestros planes de expansión”, añade Rengifo.

Desde hace tres años, las fajas Ann Chery se venden en Dubai a través de una tienda propia. Aunque el porcentaje que se exporta al Medio Oriente no es grande, para los directivos de la compañía ingresar a esa ciudad árabe representó un reto en parámetros de publicidad y posicionamiento de marca por la gran diferencia cultural que existe con respecto al mundo occidental. España y Ecuador también están en el abanico de destinos atendidos hasta ahora.

La visión internacional y el crecimiento exponencial en ventas se enmarcan dentro de una estrategia de llegada directa al consumidor final, que también ha impulsado la rentabilidad de la empresa. El proceso de creación es otro factor de diferenciación, pues cuentan con un departamento de diseño y desarrollo que se enfoca en generar productos innovadores que enriquezcan el portafolio de productos.

 

Con mentalidad exportadora

A diferencia de otras compañías nacionales del segmento de prendas de control, la estrategia de crecimiento de Ann Chery ha estado concentrada especialmente en las exportaciones, y con mayor fuerza desde que Yerone Labourdette, hijo del fundador, asumió las riendas de la organización. En 2016, el 80% de los ingresos percibidos se derivaron de las exportaciones.

El joven heredero ha sido el artífice de la expansión y crecimiento internacional de la compañía fundada en 1982 por su padre, el empresario chileno Isaías Labourdette que aterrizó en Colombia con la idea de comercializar fajas importadas de Brasil y terminó creando su propia fábrica en Cali, en la que se generan alrededor de 700 empleos.

Con una visión más global del negocio, Yerone le apostó hace nueve años a la primera distribuidora de Ann Chery para tiendas y plataformas online en Estados Unidos. Rápidamente este país se convirtió en un punto estratégico para la exportación de las fajas.

Para consolidar su estrategia, Ann Chery también trabaja en la integración vertical de su cadena de producción. Ya cuenta con una planta productora de látex, una unidad textil donde fabrican las telas y sus propias máquinas para la elaboración de los ganchos. Además, recientemente incursionaron en el negocio agrícola con una finca de caucho en el Meta, en la que esperan producir la materia prima para el látex.

A sus planes de crecimiento internacional se suma la expansión a nivel nacional. Con siete nuevas tiendas en Bogotá en los dos últimos años y la posibilidad de abrir otras más en diferentes ciudades del país, Ann Chery se vuelca hacia los consumidores colombianos.

Contando con su experiencia en mercados más sofisticados, la compañía se trazó la meta de fortalecer las ventas en ‘casa’. El 20% de la producción total se queda en el país, pero el propósito en los próximos años es alcanzar el 45% apalancados en los 37 almacenes propios que tiene la marca en territorio nacional. Un plan ambicioso que se nutrirá de toda la experiencia adquirida en su incursión en mercados tan exigentes como el de Estados Unidos.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas