Biciestaciones, un emprendimiento sobre ruedas

Biciestaciones, un emprendimiento sobre ruedas

21 sep 2017

Después de operar durante dos años como persona natural las buenas perspectivas del negocio llevaron a Fernando Sánchez y Paola Andrea Zúñiga a dar el paso para constituirse como persona jurídica ante la Cámara de Comercio de Cali, en diciembre de 2016.

Así nació Cisne Solutions SAS, una firma dedicada al diseño de estrategias de marketing digital, gestión de redes sociales y creación de páginas web. Paradójicamente, el motor de crecimiento de la empresa es Biciestación, un ‘hijo deseado’ de estos emprendedores que nació de la experiencia de los dos como biciusuarios constantes.

De acuerdo con Paola Andrea, decidieron arrancar como persona natural para no tener que asumir la carga de responsabilidades que acarrearía la formalización como empresa.

“Teníamos claro que dar ese paso nos generaría más costos y obligaciones en términos de impuestos, por eso en esa fase inicial nos lanzamos con esta figura”, señala la empresaria.

La formulación de un modelo de negocio que les ofreciera a los biciusuarios estaciones para parquear sus vehículos, servicio de taller y bicicletas compartidas sin costo despertó el interés de la madre de Fernando, quien se vinculó a la iniciativa aportando el capital necesario para la construcción de la primera Biciestación, en los predios de Parquesoft.

Luego de un periodo ‘estancados’ con el desarrollo de su innovadora propuesta, una capacitación que les ofreció la CCC en el marco del programa de Formalización Empresarial para Empresas Emergentes, les abrió el camino hacia la monetización efectiva de la idea.

Ahora venden publicidad en la Biciestación de Pance y los puntos de bicicletas compartidas ubicados en los barrios el Ingenio, San Fernando, Pance, El Limonar y Ciudad 2000. Las bicicletas compartidas que utilizan sus asiduos clientes también son una vitrina ideal para la publicidad sobre ruedas.

Los biciusuarios pueden disponer de las bicicletas hasta por 90 minutos y luego las deben retornar a cualquiera de los puntos disponibles. “Tenemos en promedio 600 usuarios y clientes de la región a los que les vendemos publicidad para monetizar un servicio que es gratuito”, señala Fernando.

Al cabo de algunos meses, Paola Andrea y Fernando analizaron las ventajas y desventajas de convertirse en una empresa y decidieron dar el paso. “Llegar a un cliente corporativo es mucho más fácil como persona jurídica. Tenemos claro que obtenemos ventajas en términos financieros porque podemos realizar cruce de impuestos, pero el mayor beneficio se dio en la generación de confianza porque al presentarnos como una empresa legalmente constituida se percibe un mayor respaldo”, asegura Paola Andrea.

Además del incremento en los ingresos, ahora están en el foco de una comunidad que se interesa por cuidar el medio ambiente lo que les valió ser invitados al Segundo Foro Mundial de Ciudades Bajas en Carbono, que se realizó en Tabasco (México), entre el 5 y el 7 de septiembre.

Entre los proyectos, tienen previsto ampliar los puntos de bicicletas compartidas y pronto suscribirán una alianza con una empresa de ciclas eléctricas para incluir diez de esos equipos en su lote de bicis compartidas.

“Hasta la fecha nunca nos han robado una bicicleta, de pronto se demoran en entregarlas pero siempre llegan. Tampoco hemos tenido accidentes. Estamos convencidos de que podemos llegar a otras ciudades con el modelo y ser exitosos en donde otros han fracasado”, concluye Fernando.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas