Cenicaña contribuye en la generación de bioenergía para el sector azucarero

Cenicaña contribuye en la generación de bioenergía para el sector azucarero

16 ago 2017

Gracias al trabajo conjunto con ingenios y cultivadores, hoy el 90% de los cultivos de caña de azúcar está sembrado con variedades desarrolladas por el Centro de Investigación de la Caña de Azúcar de Colombia, Cenicaña, lo cual ha contribuido a duplicar la productividad del sector.

A través de sus desarrollos científicos, la entidad también ha logrado que en la agroindustria se use 50% menos agua para riego y se realice control biológico en el manejo de la principal plaga de la caña. En las fábricas, por su parte, ha mejorado la extracción de azúcares en la molienda y se redujo el uso de agua por tonelada de caña molida en 15%. De estos y otros avances en el sector azucarero habla Álvaro Amaya, director de Cenicaña.

¿Cómo se ha ajustado el Cenicaña a las nuevas líneas de negocio de los ingenios como la bioenergía y la producción de confitería?

En el caso de la bioenergía trabajamos en incrementar la eficiencia en la generación de uso de energía y el análisis de biocombustibles como el etanol de segunda generación a partir de residuos de cosecha. Para la producción de snacks y confitería, apoyamos a los ingenios con metodologías analíticas y servicios de mejoramiento de calidad para que el azúcar que proveen a dichas industrias sea ajustada a sus necesidades.

¿Qué proyectos adelantan con el cluster de Bioenergía?

Trabajamos en el proyecto ‘Nuevos modelos de negocio para las empresas de la Iniciativa Cluster de Bioenergía’. Nuestra contribución a este proyecto ha sido la caracterización y disponibilidad de los residuos agrícolas de cosecha de la caña y estrategias para su densificación y aprovechamiento en la producción de bioenergía en procesos agroindustriales. En bioenergía, el sector cuenta con 12 empresas cogeneradoras de energía, que en 2016 generaron 1.42 millones de MWh, de los cuales 592 mil MWh se inyectaron al sistema interconectado nacional. Además, produjo 433.8 millones de litros de etanol.

¿En qué procesos de innovación trabajan en este momento?

Buscamos acortar el período de selección de una variedad de caña de azúcar (hoy tarda 12 años) utilizando herramientas de caracterización molecular. Comenzamos la implementación de la red RTK de la agroindustria, que permite el georeferenciamiento satelital para utilizar tecnologías de agricultura de precisión. Asimismo, está en desarrollo un sistema de bajo costo para monitorear el potencial métrico del suelo, el cual es un indicador de la disponibilidad de agua para la planta y complementa el balance hídrico para la programación de los riegos.

¿Hasta qué países llegan las investigaciones realizadas?

Hemos exportado variedades de caña para evaluación o uso comercial a Perú, Ecuador, Costa Rica, Guatemala, Estados Unidos, Australia, Sudáfrica, Panamá, México, República Dominicana, Nicaragua e Indonesia. Con base en el modelo de investigación y financiación de Cenicaña se han creado centros de similar naturaleza en las industrias azucareras de Guatemala y Ecuador.

¿Cuáles son los retos del sector azucarero de la región?

El reto es la sostenibilidad con innovación, mayor productividad de azúcar vía mayor contenido de sacarosa, la aplicación de la agricultura específica por sitio, adopción de nuevas tecnologías, capacitación y una menor aversión al riesgo. Para eso se requieren respuestas científicas y tecnológicas.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas