Colombia, primer país en Latinoamérica con más empresarios intencionales

Colombia, primer país en Latinoamérica con más empresarios intencionales

13 jul 2017

Por: Rodrigo Varela V. Ph.D. Director del Centro de Desarrollo del Espíritu Empresarial Universidad Icesi.

El Global Entrepreneurship Monitor 2016 – GEM, es la investigación más completa a nivel mundial sobre los procesos de creación y desarrollo de empresas y empresarios. El estudio se realizó el año pasado a través de un consorcio internacional de investigadores y de instituciones, compuesto por representantes de 66 países en los cinco continentes.

En Colombia esta investigación se realiza con el apoyo del consorcio conformado por las universidades Icesi, Javeriana de Cali, EAN, Cooperativa de Colombia, Corporación Universitaria del Caribe y la Universidad del Norte.

De acuerdo con los resultados del GEM 2016, la Tasa de Actividad Empresarial Temprana (TEA) en Colombia alcanzó uno de los valores más altos en la historia al llegar a 27%, convirtiéndonos, además, en el tercer país del mundo y el primero en Latinoamérica con el mayor porcentaje de empresarios intencionales. El año pasado, del 64% de empresarios potenciales en el país, el 53% expresó su intención de crear empresa en los próximos tres años.

Sin embargo, basados en los resultados finales, solamente el 16% logra pasar de la etapa de empresario intencional a la de empresario naciente. De estos, el 11% se convierte en empresario nuevo, es decir que de cada tres colombianos que se deciden a crear empresa únicamente dos lo logran. Finalmente el 9% llega a establecerse plenamente como empresario. Aunque es una cifra baja no deja de ser un resultado positivo, teniendo en cuenta que el 2014 solamente el 6% logró alcanzar ese punto.

Estos porcentajes revelan que la tubería empresarial colombiana presenta una serie de fugas sustantivas, la principal es el hecho de que el 34% de los colombianos no encuentra atractiva la idea de crear su propia empresa. Esto confirma la necesidad de que las instituciones encargadas de fomentar la actividad empresarial desarrollen acciones que permitan fortalecer las competencias empresariales e innovadoras para crear empresa.

Preocupante, igualmente, es la tendencia creciente en los niveles de discontinuidad empresarial, del 6% en 2014 se pasó al 8,2% en 2016. Las principales razones que motivaron a los empresarios colombianos a vender, cerrar o abandonar su iniciativa empresarial fueron: bajos niveles de rentabilidad (30%), motivos personales (22%) y problemas de financiación (18%).

A pesar de que el nivel de actividad empresarial temprana en Colombia continúa siendo uno de los más altos del mundo, aún existe una disparidad marcada entre la propensión de los hombres (30,2%) y la de las mujeres (24,7%) a crear empresa. Resulta necesario identificar las causas por la cuales el género femenino presentan menor porcentaje en el emprendimiento y diseñar programas que permitan cerrar esta brecha.


¿Cómo son las empresas colombianas?

En el estudio se evaluaron los nueve componentes básicos de infraestructura para el desarrollo empresarial y los resultados son un indicativo del estado del entorno existente para la creación y el desarrollo de empresas en Colombia.

Los expertos nacionales indican que existen problemas serios en la mayoría de dichas condiciones, pues la mayoría de ellas están por debajo de 3 en una escala de 1 a 5.

El Global Entrepreneurship Monitor reveló también que el 70% de las empresas del país (nacientes, nuevas y establecidas) están ubicadas en el sector terciario, ya sea de servicio a consumidores o de servicio a otras empresas, generando de 1 a 5 puestos de trabajo.

La mayoría de las organizaciones usan tecnologías antiguas, lo que demuestra que la renovación tecnológica es débil en el sector empresarial del país. Respecto a la innovación de las empresas nacientes y nuevas (TEA), en 2016, sólo el 12% de los empresarios afirmó que su producto o servicio era considerado como novedoso por la mayoría de sus consumidores, en cambio, el 53% dijo que ninguno de sus clientes opinaban eso.

Esta característica de las empresas colombianas indica la necesidad de reforzar la formación en competencias asociadas a la creatividad y la innovación para que los empresarios se orienten hacia nuevos mercados, nuevos productos, y nuevas tecnologías.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas