Economía de Cali y el Valle repunta para segundo semestre del 2017

Economía de Cali y el Valle repunta para segundo semestre del 2017

16 ago 2017

Después de un inicio de año marcado por los efectos rezagados sobre la economía nacional de la caída del precio del petróleo y de otras materias primas, así como por la incertidumbre de los empresarios ante el impacto de la Reforma Tributaria tramitada a finales de 2016, los principales indicadores que miden el desempeño del aparato productivo de Cali y el Valle del Cauca han empezado a dar señales de un mayor dinamismo que previsiblemente se consolidará durante el segundo semestre de 2017.

Debe destacarse que, pese a la desaceleración de la economía colombiana a partir del segundo semestre de 2014, el PIB del Valle del Cauca ha crecido por encima del consolidado nacional en 2014, 2015 y 2016. Para el último año, el DANE registró un crecimiento de 2,0% para Colombia y de 2,7% para el Valle del Cauca. Es previsible

que este dato preliminar del DANE sea ajustado al alza para el caso del Valle, como lo sugiere la estimación del Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE), que calculan la sucursal del Banco de la República y la Universidad Javeriana de Cali. Según este indicador, la economía departamental habría crecido 3,2% en 2016.

El destacado dinamismo reciente de la economía departamental llevó a que el PIB del Valle pasara de representar 9,2% del PIB nacional en 2013 a 9,7% en 2016.

En lo corrido de 2017, el Valle del Cauca continuó creciendo por encima del consolidado nacional. Según el IMAE, el PIB del Departamento habría crecido 2,7% anual en el primer trimestre de 2017 frente al 1,1% registrado por la economía colombiana.

Varios sectores han jalonado la economía del Departamento en 2017. En materia de construcción, el área de obras nuevas en Cali aumentó 50,6% anual en el primer trimestre de este año, pasando de 336 mil m2 en los primeros tres meses de 2016 a 506 mil m2 en igual trimestre de 2017. Cabe señalar, que, durante enero-mayo de 2017 se vendieron8.244 unidades de vivienda en el Valle del Cauca, 12,8% menos que en igual periodo de 2016.

El valor de la cartera del sistema financiero en el primer trimestre de 2017 presentó un comportamiento positivo en el Valle del Cauca al crecer 8,9% anual. El mayor crecimiento lo registró la cartera hipotecaria (17,5%), en línea con los resultados de construcción de obras nuevas.

Pese a las dificultades climáticas, la producción de caña molida en el Valle del Cauca registró un crecimiento de 0,5% anual en los primeros cuatro meses del año. La producción de pollo, por su parte, aumentó 4,4% entre enero-mayo de 2017 e igual periodo de un año atrás.

El consolidado de la industria de Cali-ciudad región registró una disminución anual en la producción durante el primer trimestre de 2017 (3,3%); sin embargo, los subsectores de molinería (18,0%), confitería y cacao (6,7%), jabones y detergentes (6,0%) y confecciones (5,0%) tuvieron registros positivos.

El aumento del IVA del 16% al 19% incluido en la reciente Reforma Tributaria, la inflación impulsada por el proceso de devaluación y el nivel de las tasas de interés habrían desacelerado la dinámica de consumo, hecho reflejado en las cifras del sector comercio durante los primeros meses de 2017. Sin embargo, los indicadores más recientes de percepción exhiben un mejor panorama para esta actividad. Según Fedesarrollo, la confianza de los consumidores para el mes de junio en Cali fue positiva (3,6%) y presenta un quiebre de tendencia que respalda la previsión de que durante el segundo semestre del año la economía regional retomará la senda de mayor crecimiento

Como resultado de la desaceleración económica del primer semestre de 2017, el ritmo de generación de empleo en Cali se contrajo. Durante el trimestre abril-junio de 2017 se registraron 9 mil nuevos puestos de trabajo frente al mismo periodo del año anterior, mientras que en 2014, 2015 y 2016 se habían reportado aumentos de 46 mil, 64 mil y 38 mil, respectivamente. De esta forma, en junio de 2017 se registraron 157 mil nuevos puestos de trabajo en Cali frente al mismo mes de 2014, llegando a un total de 1,2 millones de personas ocupadas (9,9% más que en 2014).

En tres de las principales ciudades del País la tasa de desempleo aumentó durante abril-junio de 2017 frente al mismo periodo del año anterior: Bogotá (2,1 pps), Cali (1,3 pps) y Medellín (0,3 pps). Barranquilla (-0,1 pps) y Bucaramanga (-1,1 pps) registraron

disminuciones 

La tasa de ocupación en Cali  que mide el aprovechamiento productivo de la población en edad de trabajar fue 60,1% en abril-junio de 2017, la quinta más alta entre 23 ciudades de Colombia 

La calidad del empleo también registra cifras positivas. La tasa de informalidad laboral en Cali se redujo de 50,1% en marzo-mayo de 2016 a 48,1% en igual trimestre de 2017. Además, según el Ministerio de Salud, el número de afiliados en Cali al sistema de seguridad social a través del régimen contributivo durante enero-mayo de 2017 creció 1,9% en términos anuales anual (29 mil personas más).

Razones para creer

Son tres los principales factores que contribuyen a explicar por qué la economía de la ciudad-región de Cali y el Valle del Cauca ha respondido mejor al fin del auge minero energético y logró soportar de mejor forma la desaceleración registrada durante el primer semestre de 2017: la solidez fiscal de los principales entes territoriales, la confianza empresarial y la mayor diversidad relativa del tejido empresarial. Estos mismos factores, sumados a los resultados de los más recientes datos disponibles sobre la actividad económica regional, soportan la previsión de que durante el segundo semestre de 2017 el Valle del Cauca registre nuevamente un mejor desempeño que el resto de la economía nacional.

El Departamento del Valle del Cauca ocupó el primer lugar nacional en el ranking de desempeño fiscal durante 2015, principalmente debido a la disminución de la deuda y el aumento del recaudo. Por su parte, el Municipio de Cali registró un crecimiento notable en sus ingresos tributarios en los últimos cuatro años (84%), lo cual le permite contar con más de $450.000 millones de ingresos de libre destinación en la vigencia 2017, favoreciendo una política contra-cíclica impulsada por el gasto y la inversión pública.

De otra parte, los empresarios siguen invirtiendo en la región. En los primeros cinco meses de 2017 se crearon 13.720 empresas nuevas en el Valle del Cauca, 4,6% más que en igual periodo de 2016. Los sectores que más contribuyeron a esta dinámica fueron comercio (5.744 empresas nuevas), alojamiento y servicios de comida (1.845), industria manufacturera (1.415), actividades profesionales científicas y técnicas (797) y otras actividades de servicios (714).

El tejido empresarial del Valle del Cauca, el cual celebramos con este especial de la Revista Acción, sigue destacándose por conformar la segunda estructura productiva más diversificada del país después de Bogotá. Además, en línea con esta característica, y según las cifras del DANE, la canasta exportadora del Valle del Cauca se consolidó en 2016 como la segunda más sofisticada del país, de acuerdo con el nivel de intensidad tecnológica incorporada.

Esta edición de Las 100+ de la Revista Acción es un reconocimiento de la Cámara de Comercio de Cali a la diversidad empresarial que caracteriza a la ciudad-región de Cali, el Valle y el norte del Cauca, atributo del cual nos sentimos especialmente orgullosos porque seguimos convencidos de que si las empresas creen, la región crece.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas