Empresas con sello B, la nueva generación de organizaciones

Empresas con sello B, la nueva generación de organizaciones

10 jun 2017

Las Empresas B forman parte de una nueva generación de organizaciones que proyectan cómo ser rentables económica, social y ambientalmente con el propósito de contribuir a la sostenibilidad global.

Una nueva cultura empresarial, en la que se crea valor para la sociedad y no solo para los accionistas, está tomando fuerza en el mundo. Hoy, cerca de 2.000 compañías en 51 países cuentan con el sello B Corporation (Benefit Corporations), que las acredita como organizaciones comprometidas con la solución de problemas sociales y medioambientales.

“Se trata de empresas que han entendido que el éxito empresarial nace de un equilibrio entre el rendimiento financiero y el impacto positivo en las comunidades y en el medio ambiente”, explica Jorge Buendía, integrante del grupo promotor de Empresas B para el Valle del Cauca.

Entre las acciones de una Empresa B están la inclusión laboral de discapacitados, el apoyo a comunidades vulnerables, el reciclaje de líquidos, sólidos y equipos electrónicos, el uso de energías renovables, la producción con tejidos naturales, la implementación de soluciones ambientales y el uso de bolsas ecológicas, entre otros.

En Latinoamérica hay alrededor de 300 Empresas con este sello, 51 están en Colombia (40 compañías constituidas en territorio nacional y 11 como filiales extranjeras). El Valle del Cauca, en particular, solo cuenta con dos: Zen Naturals y Arrocera La Esmeralda.

La primera obtuvo el certificado por la fabricación de cosméticos naturales con prácticas que respetan el medio ambiente, y la segunda por los procesos de producción limpia que generan equilibrio natural en la siembra y los programas de capacitación para los agricultores. Para promover esta certificación entre la comunidad empresarial del departamento, en febrero se realizó en la Universidad Icesi el primer taller de formación de Multiplicadores B.

Cerca de 30 personas entre académicos, empresarios, emprendedores y consultores conocieron en detalle el proceso de certificación y las ventajas de contar con ella. De acuerdo con Buendía, aunque pueden acceder empresas consolidadas “es mucho más fácil que nazcan Empresas B porque desde las necesidades sociales y ambientales actuales hay oportunidades grandes de desarrollar negocios”.

¿Cómo obtener la certificación?

El proceso de certificación B inicia con una evaluación gratuita que se realiza en www.sistemab.org. Con el formulario se evalúa el desempeño de la empresa en cuatro áreas: gobernanza, modelo de negocios, prácticas ambientales y temas laborales. El puntaje mínimo para postularse a la certificación es de 80 puntos. El diagnóstico es confidencial y pueden participar todo tipo de compañías, sin importar su tamaño o actividad económica.

Ese paso se complementa con otros mecanismos de validación de la información y, una vez se acepta a la empresa, se desarrollan otros procesos para garantizar que las iniciativas adelantadas sean sostenibles en el tiempo. La certificación B tiene reconocimiento internacional, vigencia de dos años y un costo anual que inicia en 500 dólares, pero varía según la facturación de la organización.

“Con la certificación se ingresa a una comunidad global de empresas, donde las relaciones comerciales fluyen de manera más ágil por tener la misma filosofía empresarial”, asegura Juan Esteban Hoyos, director ejecutivo de Sistema B Colombia, quien espera que en el ecosistema del Valle más empresas se animen a formar parte de una comunidad global que comparte una misma filosofía: ser las mejores para el mundo.

Zen Naturals (Valle del Cauca)

En el 2015, Zen Naturals obtuvo la certificación B Corporation por su trabajo con 68 campesinos que proveen la materia prima para la elaboración de cosméticos naturales y por emplear en su planta de producción a mujeres cabeza de hogar. La empresa, con sede en Cali, utiliza frutos exóticos de la biodiversidad colombiana y gracias a la tecnología que usan ahorran un 15% de agua en los procesos de producción.

“Tener la certificación B nos ha permitido ser una empresa reconocida por promover el desarrollo social en nuestro país. Además, nos ayuda a evaluarnos constantemente para identificar nuevas oportunidades”, afirma Nathaly Millán, Director of New Business Development de Zen Naturals.

Siembra Viva (Antioquia)

Conectar a los pequeños productores de frutas y verduras orgánicas directamente con los consumidores es el objetivo de Siembra Viva, una empresa antioqueña que opera mediante una tienda virtual y realiza los despachos a domicilio. Además de promover la alimentación sana, también promueven una vida digna a los agricultores, que reciben ingresos fijos a lo largo del año y “cuentan con el apoyo financiero de la empresa para el montaje de invernaderos de alta tecnología de precisión, con el fin de garantizarle alta calidad al cliente”, explica Diego Benítez, fundador de Siembra Viva.

Gracias a su vocación social, el año pasado se convirtieron en Empresa B y desde entonces han logrado conectarse con firmas que trabajan guiadas por el mismo compromiso. También están preparando una ronda de inversiones para impulsar el crecimiento del negocio hacia otras regiones del país y han obtenido el apoyo de Bancolombia, que ofrece un programa para Empresas B en el que les brinda asesoría en temas críticos para el negocio.

Brand Solutions (Cundinamarca) Con nueve años en el mercado, Brand Solutions ha logrado posicionar su línea de ecobolsas elaboradas con materiales reutilizables y biodegradables en grandes superficies como Sodimac, Jumbo, Alkosto y Makro, entre otros. También se destaca su proyecto Iluminando, con el que buscan promover el uso de lámparas solares en zonas no interconectadas del país. Gran parte del equipo de trabajo está conformado por madres cabeza de hogar que tienen a su cargo hijos o padres en condición de discapacidad, y confeccionan las bolsas en sus hogares.

“Cuando conocimos Sistema B nos sentimos alineados y nos propusimos hacer parte esa comunidad. Hace tres años obtuvimos la certificación y hemos encontrado apoyo y conexión con otros emprendedores para nuevas alianzas y fortalecimiento de las líneas de negocio. A nivel de estructura organizacional, Sistema B nos ha hecho también aportes interesantes, nos invitan a cursos, seminarios de ventas y rondas de negocios que se convierten en escenarios de networking muy importantes para nosotros”, afirma Alexandra Sánchez, gerente de la firma.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas