Forsa conquista los países de la Alianza del Pacífico

Forsa conquista los países de la Alianza del Pacífico

13 jun 2017

Los primeros despachos hacia el continente africano marcarán este año un nuevo hito en la historia exportadora de Forsa, compañía vallecaucana que se ha especializado en la producción de encofrados (cimbras, moldajes, formaletas) para la construcción: más de 30 países servidos desde su planta de producción en el norte del Cauca.

Desde su fundación en 1995 la empresa tuvo una visión internacional, lo que motivó la búsqueda de oportunidades con constructoras de otros países. Las primeras exportaciones tuvieron como destino Guatemala, pero el mayor impulso a sus negocios en el exterior se dio con la llegada a México, Perú y Chile, países miembros de la Alianza del Pacífico de la que también hace parte Colombia.

Felipe Otoya, gerente de Forsa, asegura que a pesar de llevar una década exportando a los países que forman parte de la AP, la puesta en marcha de este acuerdo sí los fortaleció comercialmente, lo que les ha permitido abrir oficinas propias en México y Perú, mientras que en Chile distribuyen a través de un aliado estratégico.

La compañía aprovechó el auge del sector de la construcción en el país azteca y con el apoyo de un excelente talento humano y un sistema constructivo innovador, ha comenzado a ganar participación.

“De la producción total de Forsa exportamos el 17% a México, el 7% a Perú y un 5% a Chile”, afirma Otoya. Por el tamaño del mercado, México es muy importante para la firma y esperan a mediano plazo vencer barreras culturales en Chile para obtener el máximo provecho de las ventajas de la integración comercial de la AP.

Próximo destino: África

En 22 años de operaciones, Forsa se ha esmerado por innovar en productos y servicios. A los sistemas de encofrados, sistemas de andamios multidireccionales y soluciones especiales de ingeniería para la construcción de edificaciones y obras de infraestructura, se sumaron otros productos como Forsa-Plus, Sistema Trepante, desmoldante de marca propia y sistemas de seguridad que cumplen con las normas internacionales más exigentes.

Cada año Forsa produce 153.000 metros cuadrados de formaletas, de las cuales el 75% se exportan. Los países que ocupan los primeros lugares en despachos son Panamá, Cuba, Jamaica y Ecuador. La apuesta para el 2017 es lograr un crecimiento del 20% en sus ventas al exterior, apalancados en su llegada a Ghana, Sudáfrica y Argentina.

“¿Por qué África? porque es un continente con un déficit habitacional muy alto y vimos que ofrecía un potencial muy grande para nuestro sistema de construcción de vivienda”, puntualiza el gerente. La meta para esta empresa, que genera 750 empleos directos y cerca de 3.000 indirectos, es alcanzar USD48 millones en ventas al cierre de este año.

La base de la estrategia de internacionalización de Forsa es un servicio al cliente altamente personalizado. “Nuestra ventaja competitiva es el servicio integral fortalecido y enfocado en el mercadeo relacional. Es decir, tenemos un conocimiento perfecto de nuestros clientes, logramos un acercamiento que nos permite saber qué necesitan no solo los representantes de las constructoras sino toda su cadena de valor”, concluye Felipe Otoya.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas