Más innovación = menos impuestos

Más innovación = menos impuestos

18 may 2017

Por. Clara Liliana Niño Gerente TLS PwC – PricewaterhouseCoopers

Los beneficios tributarios son una alternativa eficiente para fomentar la inversión en investigación, desarrollo tecnológico e innovación empresarial. La meta del Gobierno Nacional es que Colombia se ubique en el año 2025 entre los países más innovadores de América Latina para lo cual será necesario que el sector privado realice inversiones importantes en ciencia, tecnología e innovación como ocurre con las naciones industrializadas.

Uno de los instrumentos por los que han optado los gobiernos para promover la inversión privada en actividades de investigación, desarrollo tecnológico e innovación son las deducciones tributarias para la ciencia, tecnología e innovación. En el país, este instrumento se ha ajustado desde finales de la década de los 90 con diferentes cambios normativos.

Sin embargo, no ha logrado los objetivos propuestos como son incentivar su uso y ampliar su cobertura. Podría entenderse que esta situación ha sido generada por tres factores: una baja difusión de la convocatoria y por lo tanto, no hay una afluencia masiva de proyectos, desconocimiento del incentivo por parte de las empresas y la complejidad para acceder al mismo.

Con el fin de estimular la inversión privada en ciencia, desarrollo tecnológico e innovación con la entrada en vigencia de la Ley 1739 de 2014 se extendió la aplicación de las deducciones tributarias a las actividades de innovación empresarial. Para abordar los beneficios tributarios a los cuales pueden acceder actualmente las empresas en materia de ciencia, tecnología e innovación, debemos revisarlos desde dos puntos de vista: (i) Inversiones realizadas antes del 31 de diciembre de 2016, e (ii) Inversiones realizadas a partir del 1° de enero de 2017:

Inversiones realizadas antes del 31 de diciembre de 2016. Las deducciones tributarias estaban enfocadas al sector empresarial y permitían obtener un cupo de deducción del 175% de la inversión realizada en proyectos de ciencia, tecnología e innovación (CTeI) en el año en que se realizará la inversión. Tal inversión no podría exceder del cuarenta por ciento (40%) de la renta líquida determinada antes de restar el valor de la inversión. Los proyectos aquí contemplados incluyen además la vinculación de nuevo personal calificado y acreditado según los criterios y las condiciones definidas por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios (CNBT) de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Frente a las condiciones indicadas, aquellas compañías que hubieran obtenido la aprobación del proyecto por parte del CNBT antes del 31 de diciembre de 2016 podrán conservar las condiciones y beneficios previstos en el momento de su aprobación. Estos proyectos no podrán acceder de manera concurrente al descuento del 25% consagrado en las normas tributarias.

Inversiones realizadas a partir del 1° de enero de 2017. Para las inversiones realizadas a partir de la Reforma Tributaria (Ley 1819 de 2016), las compañías podrán acceder a los siguientes beneficios tributarios:


  • Deducción de las inversiones realizadas en investigación, desarrollo tecnológico e innovación, teniendo en cuenta los lineamientos establecidos por el Consejo Nacional de Política Económica y Social, las cuales podrán realizarse en el período en el cual hayan sido realizadas.

  • Descuento del 25% del valor de la inversión en proyectos calificados por el Consejo Nacional de Beneficios Tributarios como de investigación, desarrollo tecnológico o innovación, teniendo en cuenta los criterios y condiciones definidas por el Consejo Nacional de Política Económica y Social.


  • Para acceder a estos beneficios, el Gobierno establece anualmente un cupo máximo de beneficios tributarios por inversiones en CTeI, el cual para el año 2017 será de $ 600.000 millones. El plazo para el año 2017 para que las empresas presenten sus proyectos será desde el viernes 31 de marzo de 2017 hasta el próximo 31 de agosto de 2017 o hasta que se agote el cupo disponible.

    Para conocer más sobre el proceso para hacer efectivos los beneficios tributarios puede consultar en: www.colciencias.gov.co/node/1280

    Las actividades de CTI para efectos tributarios

    El Consejo Nacional de Política Económica y Social emitió el documento 3834 denominado “Lineamientos de Política para estimular la inversión privada en Ciencia, Tecnología e Innovación a través de deducciones tributarias”, en el cual se adoptan los conceptos de Ciencia, Tecnología e Innovación del Manual de Oslo y el Manual de Frascati en el siguiente sentido:

    Innovación: “Una innovación es la introducción de un nuevo o significativamente mejorado producto (bien o servicio), proceso, método de comercialización, o un nuevo método organizacional en las prácticas de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones externas.

    Para que haya innovación, el producto, el proceso y el método de comercialización, deben ser nuevos o significativamente mejorados para la empresa. Este concepto engloba los productos, los procesos y los métodos que han sido desarrollados por primera vez en las empresas y aquellos que se han adoptado de otras organizaciones. Una característica común en todos los tipos de innovación, es que deben haber sido introducidos, es decir, han sido lanzados al mercado.


  • Innovación de producto, es la introducción de un bien o servicio que es nuevo o significativamente mejorado con respecto a sus características o aplicaciones previas. Esto incluye mejoras significativas en especificaciones técnicas, componentes, materiales, software incorporado, facilidad de uso u otras características funcionales.
  • Innovación de proceso es la implementación de un método de producción o de entrega, nuevo o significativamente mejorado. Esto incluye cambios significativos en procesos, equipo o software.
  • Innovación organizacional es la implementación de un nuevo método organizacional aplicado en las prácticas de negocio de la empresa, la organización del lugar de trabajo o las relaciones externas”. (Fuente: Página 27 – Documentos CONPES 3834)

  • Desarrollo tecnológico: “Aplicación de los resultados de la investigación, o de cualquier otro tipo de conocimiento científico, para la fabricación de nuevos materiales, productos, para el diseño de nuevos procesos, sistemas de producción o prestación servicios, así como la mejora tecnológica sustancial de materiales, productos, procesos o sistemas preexistentes. Esta actividad incluirá la materialización de los resultados de la investigación en un plano, esquema o diseño, así como la creación de prototipos no comercializable y los proyectos de demostración inicial o proyectos piloto, siempre que los mismos no se conviertan o utilicen en aplicaciones industriales o para su explotación comercial.

    Los proyectos de desarrollo tecnológico incluyen en su alcance la puesta a punto de procesos productivos y la estandarización de lotes de prueba para el caso de nuevos productos.” (Fuente: Página 28 – Documentos CONPES 3834)

    Investigación y desarrollo experimental: “La investigación y el desarrollo experimental, comprenden el trabajo creativo llevado a cabo de forma sistemática para incrementar el volumen de conocimientos, incluido el conocimiento del hombre, la cultura y la sociedad, y el uso de esos conocimientos para crear nuevas aplicaciones. El término investigación y desarrollo experimental engloba tres actividades: investigación básica, investigación aplicada y desarrollo experimental:


  • Investigación básica “consiste en trabajos experimentales o teóricos que se emprenden principalmente para obtener nuevos conocimientos acerca de los fundamentos de los fenómenos y hechos observables, sin pensar en darles ninguna aplicación o utilización determinada”.
  • Investigación aplicada “consiste también en trabajos originales realizados para adquirir nuevos conocimientos; sin embargo, está dirigida fundamentalmente hacia un objetivo práctico específico”.
  • Desarrollo experimental “consiste en trabajos sistemáticos que aprovechan los conocimientos existentes obtenidos de la investigación o la experiencia práctica, y está dirigido a la producción de nuevos materiales, productos o dispositivos; a la puesta en marcha de nuevos procesos, sistemas y servicios, o a la mejora sustancial de los ya existentes”.” (Fuente: Página 28 – Documentos CONPES 3834)


  • Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

    Las 20 + creativas