Las metodologías para promover la cultura de innovación empresarial

Las metodologías para promover la cultura de innovación empresarial

13 jul 2017

Por más dispuestas que estén a innovar a muchas empresas les resulta difícil empezar a hacerlo. ¿Cómo propiciar las ideas nuevas en una empresa? ¿Qué pasos se deben seguir? ¿Cómo lograr que una idea innovadora se convierta en un producto? Estas son algunas de las preguntas que al no tener respuesta, terminan frenando los procesos de innovación en las compañías.

Innovar es un proceso continuo que requiere de metodologías que ayuden en la fase de organización de las ideas y en la validación en la práctica. A continuación se mostrarán las metodologías aplicadas en los programas de innovación de la Cámara de Comercio de Cali y que independientemente de la industria en la que se encuentre una empresa, incentivan la creación de productos y servicios innovadores.


7D Fostering Goods

Esta innovadora metodología, diseñada por la firma de consultoría israelí Penza, fue aplicada a las empresas que hicieron parte del programa “Sistemas de Innovación” del año 2016, de la Cámara de Comercio de Cali en alianza con Colciencias.

Consiste en siete fases en las que se tienen en cuenta las necesidades del usuario final, la tecnología, el mercado y las posibilidades de éxito de un nuevo producto o servicio, con lo que se logran disminuir los riesgos a los que se enfrenta una organización cuando innova.

7D Fostering Goods es utilizada actualmente en todo el mundo en diversas empresas como Cosmoagro, Multipartes y Almacenes y Cristalería la 13 y ha sido la base para el desarrollo de múltiples productos, servicios y procesos exitosos.


Design Thinking o pensamiento de diseño

Es una de las metodologías más usadas en el desarrollo de ideas innovadoras. Consiste en crear soluciones que se adapten a las necesidades, gustos y deseos del público objetivo de la forma más certera. Esto se logra a través de un ciclo de cinco pasos: 1. Empatía con focus group. 2. Definir un problema. 3. Idear soluciones. 4. Prototipar. 5. Probar y evaluar. El proceso puede repetirse tantas veces como sea posible hasta llegar al resultado deseado, posibilitando la creatividad y la innovación dentro de una empresa.


‘Jobs to be done’

Esta metodología ha revolucionado la forma de entender las necesidades de los clientes. Su autor es Clayton Christensen, quien introdujo la tarea o trabajo a realizar ‘jobs to be done’ como el punto de arranque para la búsqueda de la innovación.

El método se basa en la evidencia de que la gente no compra productos ni servicios sino que busca soluciones para problemas. Es decir, las personas desean disfrutar de unos días de descanso, no contratar un tour de viaje o buscan sentirse atractivos, más no comprar ropa o accesorios. Cuando las empresas entienden eso, los problemas se convierten en grandes oportunidades de innovación que al final son resueltos con productos o servicios que impactan a las personas de tres formas: funcional, emocional y socialmente.

 Está comprobado que la mente transforma automáticamente una tarea en un producto o servicio que puede ayudarle a ejecutarla. Por eso, innovar sobre hechos que la gente no tiene necesidad de realizar es un gran error y la razón por la que muchas innovaciones tecnológicas fracasan.

Para entender necesidades certeras, el ‘just to be done’ plantea una investigación exhaustiva de los potenciales clientes a través de la observación, entrevistas individuales y grupales.

Un claro ejemplo de la efectividad de esta metodología de innovación es Klaxen, una empresa Valle Impacta que diseña, fabrica y comercializa productos químicos biodegradables de limpieza, desinfección, mantenimiento industrial e institucional con el firme compromiso de cuidar el medio ambiente y la salud de sus clientes. Uno de sus productos más innovadores es Klaxinn Tabs, una tableta que cumple 5 funciones porque contiene cloro orgánico, detergentes, eliminadores de olores, brilladores de superficie y repelente de moscas.


IXL Center

Generar valor en los productos y más ganancias para las empresas es el fin que debe tener la innovación, de acuerdo con Hitendra Patel, presidente de IXL Center, compañía que ha guiado procesos de innovación de grandes empresas en el mundo.

A través del programa Sistemas de Innovación, de Colciencias y de la Cámara de Comercio, muchas compañías vallecaucanas han implementado esta metodología propuesta por IXL que enfatiza en la necesidad de que las ideas se desarrollen de manera rápida en una empresa, el gerente lleve la batuta y se nombre un coordinador que canalice los procesos de innovación.

Una de estas empresas es el Grupo Carval, la compañía caleña que ha logrado consolidarse como una de las más influyentes en el sector farmacéutico humano y veterinario, gracias a la fabricación de infinidad de productos para Colombia y Latinoamérica.

“No se puede innovar pensando en lo que había antes ni en lo que hay hoy, se debe pensar en lo que viene en el mañana, teniendo en cuenta que ese mañana es en cinco años”, asegura Hitendra Patel.

Finalmente, otra metodología que se puede usar es la creada por Jay Rao y Joe Weintraub, profesores de Babson College-Boston, llamada “InnoCociente” que diagnostica el clima innovador de una empresa. Mide a través de seis indicadores la Cultura de la Innovación en una empresa: Recursos, Procesos, Resultados, Valores, Conductas y Clima, los cuales están estrechamente conectados y se descomponen, para un análisis en detalle, en 18 factores y 54 elementos que aseguran un diagnóstico preciso y completo.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas