Servir con inteligencia, la clave para el éxito

Servir con inteligencia, la clave para el éxito

18 may 2017

Por. Héctor Andrés Henao Mejía Psicólogo y Coach Emocional www.hhconsulting.com.co

Hectorhenao@hotmail.com

 

“Camina como el león, habla como las palomas, vive como los elefantes y ama como un niño pequeño”. Santosh Kalwar.

 

La inteligencia emocional es un elemento fundamental para alcanzar el éxito personal y profesional. Las organizaciones así lo han entendido, razón por la cual se interesan cada vez más porque su equipo de trabajo fortalezca su inteligencia emocional, es decir, adquiera la competencia de reconocer sus emociones propias y ajenas, y tenga la habilidad para manejarlas.

 

Una persona con alto coeficiente de inteligencia emocional, la cual se desarrolla a lo largo de la vida, tiene la capacidad de controlar aspectos como comunicación asertiva, trabajo en equipo y actitud de servicio, aspectos claves en el clima laboral de toda empresa.

 

De acuerdo con la investigación realizada a nivel mundial por The Consortium for Research on Emotional Intelligence in Organizations, el éxito alcanzado por una persona se debe un 77% a las aptitudes emocionales y solo un 23% a las capacidades intelectuales.

 

En el ecosistema empresarial es de gran valor para una compañía que sus empleados sepan gestionar sus emociones, adopten una actitud de escucha empática, manejo efectivo de situaciones difíciles y desafiantes en la interacción con los clientes.

 

Hoy, la competencia de productos y servicios cada vez es mayor en el mercado, por lo que el servicio al cliente se ha constituido en una herramienta esencial de diferenciación de una organización ante su competencia y un factor de consolidación y crecimiento.

 

Los clientes son la razón de ser de las organizaciones, y con el tiempo han aprendido a exigir un trato digno y de calidad en todo el proceso de compra de un producto o servicio, y las empresas deben estar preparadas para darlo. Pero a las empresas se les olvida que las relaciones y negociaciones no son efectuadas entre títulos y cargos, son realizadas por seres humanos con mucha influencia emocional.

Está comprobado que las emociones influyen en el comportamiento del cliente interno (empleados), por lo que está ligado al trato que reciben los clientes externos.

 

Las emociones influyen altamente en los ciclos del servicio y en los momentos de verdad de la empresa, actuando como motivadores en las experiencias positivas, que darán como resultado la lealtad hacia el bien o servicio.

Si desea que los asuntos de su empresa marchen bien hacia fuera (mercado), tenga en cuenta que primero deben marchar bien hacia adentro (clima laboral). Por eso es necesario desarrollar en la totalidad de la organización una cultura de excelencia en el servicio al cliente. Recuerde que el cliente olvida lo que dices y haces, pero nunca olvida cómo lo hace SENTIR.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas