Tres iniciativas cluster presentan sus avances

Tres iniciativas cluster presentan sus avances

18 oct 2017

Las iniciativas cluster de Macrosnacks, Excelencia Clínica y Bioenergía ya rinden frutos en términos de credibilidad y confianza. Retos para el 2018.

Construir confianza es el gran desafío de las iniciativas que se proponen generar un trabajo mancomunado entre diferentes empresas. Y después de tres años de ardua labor, se evidencia con resultados que en las iniciativas cluster de Macrosnacks, Excelencia Clínica y Bioenergía ese proceso va por buen camino.

Así lo señala Johanna Padilla, Jefe de iniciativas cluster de la CCC, al referirse a los principales logros alcanzados a la fecha. “En los tres clusters también se cuenta con un comité estratégico y mesas de trabajo con temáticas específicas que abordarán los retos productivos y de sostenibilidad que se han plan- teado los empresarios”, señala la ejecutiva.

Es así como ya se encuentra definido el modelo de gobernanza que permitirá acelerar los proyectos de cada cluster, mientras que la CCC asumió la secretaría técnica para orientar el trabajo con el so- porte de Cluster Development como  rma consultora.

“Con estos tres años de trabajo hemos logrado que otras empresas se motiven para vincularse a las iniciativas porque han encontrado que sí son útiles”, dice Johanna Padilla sobre la llegada de nuevos actores a cada una de estas instancias.

Bioenergía: todos conectados

El Primer Congreso Nacional de Bioenergía BI-ON se constituyó en el momento cúspide de este cluster, hasta ahora. Con más de 350 asistentes, el evento se convirtió en el gran validador del potencial que tiene el Valle del Cauca en este negocio.

Según Padilla, la participación de Huevos Kikes, que entró a la producción de biogás para la generación de energía eléctrica y Avícola Santa Rita, que se encuentra en la fase de estructuración de su proyecto de bioenergía, hacen tangible el compromiso del sector privado.

Por otro lado, como parte del proceso de gobernanza del cluster, ya opera el Comité Estratégico, en el que participan Smurfit Kappa, Huevos Santa Rita, Ingenio Providencia, Smart Energy, Gers, EPSA, Manuelita, Huevos Kikes, Emcali, Incauca, Fenavi y Asocaña. Los respresentantes de estas empre- sas de nieron en el comité también los per les de las personas y las empresas que participarán en las tres mesas de trabajo y serán responsables de dar lineamientos sobre los objetivos estratégicos de cada mesa y los proyectos a ejecutar.

El cluster de Bioenergía cuenta así con una mesa de trabajo enfocada en acceso a conocimiento especializado, otra que trabajará en la plataforma de proyectos, y una tercera concentrada en los temas de acceso a mercados, regulación y posicionamiento.

La líder de las iniciativas cluster en la CCC señala que se continuarán adelantando gestiones para involucrar a otros centros de conocimiento, como Cenicaña, así como a instituciones universitarias con apuestas claras en el tema de bioenergía, como es el caso de la universidad Icesi.

En cuanto a las metas de corto plazo, el próximo año se realizará la segunda versión del Congreso Nacional de Bioenergía – BION, con el propósito de consolidarlo como el evento líder del sector y promo- ver la consolidación del tema a nivel nacional. También se avanzará en la caracterización de nuevas biomasas disponibles, dado que en el primer proyecto se levantó la información sobre gallinaza de jaula, Residuos Agricolas de Cosecha de Caña de Azúcar (RAC) y residuos forestales.

“En el Valle tenemos disponibilidad de frutales, por un lado, y los residuos de la producción porcíco- la que no hemos caracterizado. El reto que tenemos es que hay muchas granjas pequeñas que realizan cría y levante de cerdos. El primer proyecto se nanció con recursos de iNNpulsa y ahora vamos a buscar nuevas fuentes de nanciación para tener un panorama más completo con las diferentes biomasas disponibles en la región”, dice Padilla.

En noviembre de este año, se desarrollará el Seminario Estructuración Proyectos de Bioenergía en la universidad ICESI y se prepara una misión empresarial a Alemania y Holanda, que viajará en el primer trimestre del 2018, con aliados como la Asociación de Biogás de Europa.

Macrosnacks para el mundo

En junio del 2018 concluirá el proyecto Reto Cluster, cofinanciado por iNNpulsa y la CCC, en el cual cada una de las empresas involucradas se planteó desarrollar un producto sofisticado para un mercado internacional. Colombina, Harinera del Valle, Incauca, Productos Calima y La Tour iniciaron el proceso en junio del 2016.

En el ejercicio de priorización de mercados se escogió California (Estados Unidos), dados los altos niveles de exigencia del consumidor en esa región de norteamérica. En el caso de La Tour, que se dedica a la fabricación de saborizantes, fragancias y extractos naturales, se identificó que el mercado americano no permite el uso de saborizantes artificiales lo que le exige reorientar su producción para competir en mercados más sofisticados.

La fase de desarrollo concluirá en noviembre próximo y en febrero de 2018 se realizará la validación comercial. “Cada producto tiene un nicho específico y unos canales de nidos, algunos son de consumo masivo, otros de tiendas premium, entonces el objetivo es preparar la agenda comercial en conjunto con Procolombia para presentar los prototipos a los potenciales clientes”, dice la ejecutiva.

En el caso de Incauca y Harinera del Valle (HV), la apuesta es el desarrollo de la línea de snacks con productos sofisticados diferentes a Doña Guayaba, del ingenio, y Mama-ía, de HV.

Johanna Padilla cuenta que el equipo de la CCC viajó con los consultores a California para desarrollar entrevistas con clientes y consumidores, ver los momentos de consumo, validar empaques y presentaciones, y los comportamientos en punto de venta. Toda esa información se documentó en un informe de prevalidación que les permitió a las empresas definir los desarrollos clave.

El proyecto tuvo un costo superior a los $1.300 millones, de los cuales iNNpulsa aportó $916 millones, la CCC $100 millones y las empresas asumieron un saldo en efectivo de $18 millones cada una y un aporte en especie con la conformación de los equipos técnicos. De acuerdo con la ejecutiva de la CCC, un tema ganador fue lograr una alianza con la Escuela de ingeniería de alimentos de la Universidad del Valle, porque 9 contribuye al fortalecimiento del ecosistema para el desarrollo de productos y la internacionalización de los mismos.

Por otro lado, también hay retos en posicionamiento e internacionalización, por lo que en 2018 se coordinará la participación en la feria internacional Sweets and Snacks, en Chicago.

Aproximadamente ocho empresas podrán contar con espacio en un stand de 600 metros cuadrados para exhibir sus productos. La CCC les ofrecerá preparación y acompañamiento para garantizar que los empresarios cuenten con los empaques, certificaciones y aprobaciones requeridas en el segmento de alimentos en Estados Unidos. Además se les brindará capacitación en habilidades de comunicación mediante talleres de storytelling.

El cluster ya definió también su esquema de gobernanza. En el comité estratégico participan representantes de Agraf Industrial, Colombina, La Tour, Carvajal Empaques, Ingredion, Panadería Kuty, Granolitas, Harinera del Valle, Productos Calima e Incauca. Las mesas de trabajo se constituyeron en torno a los siguientes temas: plataforma de acceso a nuevos mercados, ecosistema de desarrollo de nuevos productos e industria auxiliar competitiva.

De acuerdo con Padilla, la meta con las mesas de trabajo es aumentar el ritmo de ejecución de proyectos entorno a acceso a mercados, desarrollo conjunto de productos formación especializada, entre otros.

Excelencia clínica: más allá de la salud

En el cluster de Excelencia Clínica también se ejecuta un proyecto en el marco de la convocatoria Reto Cluster, de iNNpulsa, con cinco de las clínicas más reconocidas de la ciudad. La meta de esta iniciativa es crear las unidades de innovación para impulsar el proceso de transformación de las entidades que prestan el servicio de salud. “La propuesta es pasar del conocimiento científico al desarrollo de nuevos negocios”, dice Johanna Padilla.

El Centro Médico Imbanaco, la Clínica Amiga, la Clínica de Oftalmología de Cali, la Clínica Valle del Lili y la Clínica Saluvité avanzan en este propósito de ‘capturar’ las propuestas de innovación que surgen de todo el personal que enfrenta las problemáticas de los pacientes: auxiliares médicos, enfermeras, personal administrativo, asistentes, entre otros.

“Las instituciones se han dado cuenta de que estos procesos no los tienen que liderar los médicos sino personal con otros per les, como por ejemplo ingenieros biomédicos o profesionales que puedan entender el mundo de la medicina y el mundo de los negocios”, dice Padilla.

Para complementar este proyecto, a finales de octubre viajará a Barcelona una misión para conocer toda la comunidad médica de esa ciudad y entender procesos claves como el de licenciamiento para la transferencia de tecnologías, cómo se estructura una unidad de innovación, y cómo se convierte en un modelo de negocio rentable el tema de patentes.

En esta iniciativa las mesas de trabajo se han implementado entorno a los siguientes temas: desarrollo de negocios basados en conocimiento y especialización, ecosistema de innovación clínica, y acceso a mercados internacionales y posicionamiento.

Además, se estructuró un proyecto para hacer el mapa de capacidades y habilitadores de mercados para el Valle del Cauca. Se hará foco en 20 instituciones de la ciudad, que propondrán las tres especialidades prioritarias a estudiar, en términos de tecnología, capital humano y procesos y servicios estructurados. Como resultado, se espera conocer en detalle cómo está la competencia regional en las diferentes especialidades y las brechas existentes frente a los estándares internacionales.

Para el 2018 se trabajará en el proyecto de posicionamiento del cluster, con el desarrollo de la página web y el primer brochure orientados a pacientes internacionales. También se establecerán las metas de calidad, con el número de clínicas que deben certificarse.“Queremos consolidar una narrativa común y estructurar el plan de trabajo para cerrar esas brechas que hay en la región con respecto a los estándares internacionales”, puntualiza la vocera de la CCC.

Avícola Santa Rita fortaleció su portafolio con productos innovadores

Las 20 + creativas