El efecto dotación y el apego empresarial, factores que influyen en la toma de decisiones de los emprendedores caleños

El efecto dotación y el apego empresarial, factores que influyen en la toma de decisiones de los emprendedores caleños

4 ago 2017

Isabela Echeverry

Imagina que eres dueño de una empresa, ¿Qué harías, si un grupo de inversores te ofrece comprar tu empresa? Debes decidir entre venderla a $800 millones o no venderla. Si decides no venderla, con cierta probabilidad ganarás $1.450 millones o en caso contrario, solo te quedarás con $10 millones. ¿Cuál sería tu decisión?

Este fue uno de los casos que se les presentó a 466 empresarios caleños que participaron en ValleE, entre los años 2015 y 2016, uno de los programas de la Unidad de Emprendimiento e Innovación, liderado por la Red Regional de Emprendimiento, para medir el apego que los emprendedores le tienen a sus empresas y cómo ese apego afecta la toma de decisiones.

El experimento lo realizamos a través de la dinámica de una lotería, donde se le daba a escoger a los emprendedores si vendían o no su empresa cuando llegaba un inversionista a ofrecerles dinero.

Los resultados revelaron que cuanto más altos sean los lazos que el empresario tenga con la empresa, es más probable que prefiera no vender y aceptar entrar en apuestas más riesgosas (por ejemplo, tratar de negociar más plata a cambio de menor participación en la empresa, apuesta que dependerá de las preferencias de riesgo del inversionista).  O el caso inverso, cuando vamos a “comprar” o “invertir” en una empresa (en la que no tenemos “lazos”) queremos a toda cosa pagar o invertir menos y ganar más participación. De esto se trata el ‘Efecto Dotación en los Emprendedores’, es cuando pedimos mucho más por desprendernos de algo que ya tenemos (pérdida) que lo que estaríamos dispuestos a pagar por adquirirlo (ganancia).

En esta investigación que realicé junto al economista e investigador de la Universidad de Chicago, Santiago Reyes, logramos evidenciar que los empresarios tienden a apegarse a sus empresas y a ser demasiado confiados en sus capacidades individuales, en algunos casos, ni siquiera percibiendo la magnitud del riesgo asociado con sus empresas.

Parte de lo que entendimos en la investigación, es que los emprendedores en muchas ocasiones toman decisiones a partir de sus sentimientos y emociones, las cuales los alejan de la objetividad y racionalidad: por ejemplo, percibir como una pérdida de la autonomía en la empresa al dejar de ser su propio jefe y pérdida de flexibilidad cuando se suma a un socio.  Por otro lado, para un economista tradicional este es un claro error en los negocios, ya que si la compra es oportuna y trae oportunidad de crecimiento, es una oferta que no se debería dejar pasar.  

Los empresarios están convencidos de que van a sacar la empresa adelante solos, sin inversionistas o socios que entren como co-fundadores, cuando a veces la mejor opción para el crecimiento de la empresa es sumar a un socio o conformar una junta directiva ya que ambos traen consigo formalidad para el crecimiento que muchas veces hace falta en nuestras empresas (seguimiento a indicadores, planeación y presupuestos, gestión financiera, estructura organizaciónal, entre otros)…

Pero, ¿qué hace que el empresario tome estas decisiones? Aquí es cuando entra el campo de la psicología económica. Adicionalmente al apego, prejuicios como la aversión a la pérdida (tendencia de la gente a preferir evitar pérdidas monetarias antes que conseguir ganancias monetarias equivalentes) reforzará la idea de no vender participación de su empresa y llevarán a los empresarios a quedarse con sus empresas pese a que tienen bajo crecimiento.

Este estudio llamado ‘The Endowment Effect On Entrepreneurs: A Risky Attachment’, que es el primero realizado en Latinoamérica, lo presentamos en la primera Conferencia ‘Latin American Network on Economics of innovation and Entrepreneuship’ (La Red Latinoamericana de la Economía, de la Innovación y el Emprendimiento) https://goo.gl/DbxYTN el pasado mes de Julio en Washington D.C, EE.UU.

El propósito con esta investigación además de aspirar a publicarla en una revista especializada, es preguntarnos qué podemos diseñar desde la Cámara de Comercio de Cali en cuanto a programas y servicios que se ajusten a la realidad emprendedora. ¿Si el “Efecto Dotación” tiene un impacto muy alto alrededor de las renuncias o ganancias de un emprendedor, entonces cómo podemos acompañarlo en estas decisiones?

Por ahora pretendemos diseñar más programas que acompañen a nuestros futuros grandes empresarios y que les permitan mejorar sus habilidades gerenciales, ya que algo que debemos tener claro para nuestros fundadores, es que antes de poder llegar a gerenciar a más gente, se debe aprender a gerenciarse a sí mismos y para ello, se requiere una transformación como emprendedor.

Después de estos resultados del experimento la reflexión es, con qué quieres quedarte, ¿con el 100% de una idea que no vale nada o con el 10 % de una empresa que vale $500.000 mil millones?

PD – para los estudiosos que quisieran entender más sobre el Efecto Dotación,  les dejo MUY recomendado el libro – Psicología Económica de Richard Thaler.


Isabela Echeverry
Directora
Unidad de Emprendimiento E Innovación
Cámara de Comercio de Cali

Creación de empresas en el país aumentó 7,6% al mes de septiembre


Empresarios Vallecaucanos que crecen con Innovación


El 5to Networking de Apps.co contó con la experta Laura Gutiérrez y las 24 empresas digitales del suroccidente colombiano


Maefloresta, con su aplicación TupiTube, tuvo una gran acogida en Colombia 4.0