Noticias generales

 

Yara ‘la Diosa de las Aguas’ se perdió al
alguno de los ríos de Cali

 

Una de las Gatas del Río está perdida. Hay expectativa por su paradero y se espera que niños y adultos se una en su búsqueda.

El último lugar en que se supo de Yara fue en Roldanillo, Valle. Allá llegó en compañía de las 4 Gatas del Río para que los habitantes de esta región del departamento pudieran disfrutar de su belleza, sus colores y simbolismo. En esta localidad compartieron el mejor escenario posible, el Museo Rayo, con la colección ‘Testimonio de incertidumbre’ del Maestro Fernando Botero inspirada en la violencia en el país. Algunos rumores dicen que estas obras despertaron la sensibilidad de Yara  y la llenaron de incertidumbre.

En todo caso, Yara nunca llegó al Paseo de las Gatas en el Oeste de Cali. ¿ Será que en el camino de regreso a la capital del Valle la gata vio los estragos que dejó la pasa ola invernal en la región y el lamentable estado de los siete ríos que bañan a Santiago de Cali?. Nadie lo sabe, ni tampoco a dónde fue a parar o qué estará haciendo. Pero hay que encontrarla y para eso se necesita la ayuda de todos los caleños, que los niños se unan a la búsqueda hata hallarla.

Esta gata llegó de las profundidades de la selva amazónica para tratar de conquistar al Gato del Río. Yara es defensora del medio ambiente, de la pureza de los ríos y de la necesidad de que los seres humanos cuiden su entorno y espera que todos los que conviven en la ciudad hagan lo mismo.

Para reflexionar

En Cali, el panorama hídrico es desalentador. La problemática del río Cauca, nuestro principal afluente, no es de cantidad sino de calidad por la suciedad y contaminación que posee. De continuar el mismo manejo del río, deteriorándose cada día, llegará el momento en que sea imposible utilizarlo para potabilizar el agua.

Las basuras, aguas residuales, la deforestación en sus cuencas y los asentamientos subnormales en sus riberas han afectado los otros afluentes de la ciudad: Cali, Pance, Cañaveralejo, Lili, Meléndez y Aguacatal. El desarrollo urbanístico acelerado es nuestra ciudad así como la falta de una cultura ambiental para la conservación, han venido impactando ecosistemas estratégicos como humedales, rondas de los ríos y bosques, ecosistemas que se deben conservar por constituirse en reservorios de fauna y flora en el área urbana de Cali.

 

 

 

 

Mapa del sitio - Links de interés