A cuidar el PyG familiar

Junto a certificaciones y modelos para gestionar la calidad y la rentabilidad surgen propuestas para que las empresas puedan propiciar un equilibrio entre trabajo y hogar. Encontrar el equilibrio ente la vida familiar y la laboral es todo un reto, pero también se ha convertido en el objetivo central de muchas empresas que han entendido que su buena reputación y competitividad están vinculadas a sus políticas de gestión del talento humano. Roberto Martínez, director de la Fundación Másfamilia es un evangelizador de este concepto en todo el mundo y ha demostrado, mediante diversos estudios, que para los empleados la armonización de sus responsabilidades profesionales son las familiares ocupa un lugar tan importante como el salario monetario a la hora de valorar la empresa en la cual trabaja. La flexibilidad de horarios, el teletrabajo, y la posibilidad de administrar los espacios de vacaciones son aspectos fundamentales dentro de lo que se denomina el ‘salario emocional’, mucho más ahora que las empresas empiezan a reclutar a los miembros de la generación del milenio (millenials). Tras una presentación en la Universidad Autónoma de Occidente, el experto español conversó con Acción sobre lo que implica la certificación EFR, para las empresas en un torno más competitivo. ¿Cómo surgió Masfamilia? La Fundación surgió en España hace 12 años con el objetivo de generar herramientas para la defensa de la familia, especialmente las que tienen dependencias en su seno. A los dos años nos dimos cuenta de que a la sociedad española le faltaba desarrollar el concepto de conciliación, por lo que decidimos concentrarnos en ese frente y desarrollamos el concepto de Empresas Familiarmente Responsables. Ya completamos nueve años otorgando los Certificados EFR, y en Colombia hay 32 empresas certificadas en los cuatro años de presencia de la Fundación. ¿En qué se diferencia el Certificado EFR de cualquier otra certificación? El certificado distingue a las empresas que apuestan por la armonización entre vida familiar y laboral de manera decidida, nosotros contamos con un modelo único para guiar a las empresas en este propósito. Este aspecto hoy es tan importante como gestionar la rentabilidad ya que nos enfrentamos a un nuevo escenario laboral en donde es fundamental tomar buenas decisiones, planificar, ejercer el liderazgo e incorporar la tecnología para ser más competitivos. ¿Qué aspectos son esenciales en el modelo EFR? Se basa en seis aspectos fundamentales: Liderazgo y estilos de dirección, en donde promovemos líderes respetuosos, inspiradores y proactivos; calidad en el empleo; flexibilidad temporal y espacial; apoyo a la familia de los empleados; desarrollo personal y empresarial; y, finalmente, igualdad de oportunidades. ¿Por qué es importante que las empresas incorporen el concepto EFR en las políticas de gestión de su talento humano? Porque asistimos a un nuevo cambio en lo laboral, que tiene que ver con nuevas generaciones que tienen una manera diferente de ver la vida personal y laboral. Para ellos es más atractivo trabajar por proyectos, compatibilizar dos trabajos en simultánea, poder desempeñarse en un esquema de teletrabajo y tener flexibilidad en muchos aspectos para sentirse más plenos. ¿Cuáles son las metas con respecto a la certificación EFR en nuestra región? De la mano de F&E, que dirige Aurelio Chamorro, esperamos lograr que al menos dos empresas del Valle obtengan la certificación en lo que resta del año. Con ellos vamos a cubrir también los departamentos de Nariño, Cauca y el Eje Cafetero.
El 45% de los contratos laborales en Holanda corresponden a part – time, como alternativa para asumir las responsabilidades del hogar.
En un mundo en el que las certificaciones se han vuelto una herramienta de competitividad ¿Por qué optar por la Certificación EFR? Porque el avance de los modelos de gestión es imparable, vemos una sociedad cada vez más compleja y necesitamos que segundas o terceras partes nos avalen que un producto o servicio cumple con los requisitos de calidad y trazabilidad que espero. Pero esta certificación es esencial porque le pega a algo muy consustancial al ser humano, que es su familia. El modelo es un camino. ¿Qué países podrían mostrar más avances en materia de conciliación? Los holandeses aplican mucho el modelo part – time, para evitar que haya un abandono de la profesión o de la familia. Desde el sector privado y gubernamental se fomenta este modelo entre las parejas que deciden convertirse en padres mediante campañas y reglamentación. El 45% de los contratos en Holanda tienen algún tipo de reducción de jornada, y es una manera exitosa de asumir la etapa de la crianza.