Aproveche este iNNpulso

En pocas semanas se abrirá una nueva ronda de convocatorias para presentar proyectos al Fondo iNNpulsa Mipyme y obtener recursos no reembolsables para apoyar la competitividad de las empresas del Valle. Es usual escuchar en diferentes escenarios sobre las dificultades que tienen las empresas para financiar sus proyectos de innovación o mejoramiento productivo. Sin embargo, muchas han encontrado en programas de instituciones públicas y privadas el impulso para potenciar sus competencias, pensar estratégicamente en el futuro y enfrentarse a él con las herramientas necesarias. Según voceros del Fondo iNNpulsa Mipyme, las convocatorias de este ente están diseñadas para favorecer el crecimiento de las mipymes colombianas y en esa medida han creado esquemas que les permiten a los empresarios conocer las ofertas, presentar sus propuestas y beneficiarse de fondos no reembolsables, es decir, de dineros que no tendrán que ser devueltos al Estado siempre y cuando se cumplan los propósitos de los proyectos. En el caso del Valle del Cauca, desde el 2012 hasta junio de 2015 se desembolsaron $15.809 millones en recursos no reembolsables para proyectos cuya cuantía ascendió a los $21.547 millones. En total se beneficiaron 4.456 micro, pequeñas y medianas empresas del departamento que estructuraron propuestas para participar en convocatorias de innovación, encadenamiento productivo e implementación de tecnologías de información y comunicaciones, entre otras. Entre los beneficiarios aparecen empresas ancla, o grandes compañías que aglutinan en su cadena de valor a mipymes como proveedoras o clientes, así como empresas pequeñas y medianas que presentaron sus proyectos con éxito. En el primer caso, figuran proyectos ejecutados por Carvajal y Coéxito, entre otros, mientras en el segundo se reseñan las historias de compañías como Prom SAS, una industria de empaques que obtuvo financiación para el diseño de una planta móvil que permite el llenado de envases estériles.
La Fundación Ernesto Mejía Amaya fue la proponente y ejecutora de un proyecto que benefició a 173 micro, pequeños y medianos empresarios de la red de clientes de Coéxito.
En el caso de Coéxito, la red más grande de comercialización de baterías, autopartes, eficiencia energética, equipos de diagnóstico automotor y prestación de servicios de mecánica automotriz rápida en Colombia, se presentó un proyecto para beneficiar a 173 micro, pequeños y medianos empresarios en 4 regiones y 34 municipios del país. La entidad proponente y ejecutora fue la Fundación Ernesto Mejía Amaya, que dirige Jorge Iván Varela. Con ellos implementaron una solución que les permite hacer la gestión de inventarios, conocer cuándo entra el producto, en qué fecha se vence, cuáles son las condiciones de pago al proveedor. Al mismo tiempo, pueden obtener información del cliente y cruzarla con su data de inventarios. En suma, pueden gestionar las órdenes de compra, la facturación y la cartera de manera eficiente. Entre los beneficiados figuran pequeños negocios como el Taller Lucho Autos, Motoservicio La Autopista, Baterías Fercam y Tecniservicios Cañas. De acuerdo con Walter Cañas, gerente de esta última empresa, Coexito ha sido su proveedor durante los últimos 19 años y decidieron participar en el proyecto por la perspectiva de incorporación de tecnologías de información y comunicaciones al negocio. “Nosotros ya manejábamos el inventario en computador y teníamos una base de datos pero no tan organizada como lo presentó la propuesta de Innpulsa Mipyme. En ella hay inventarios, facturación, todo lo que tiene que ver con administración; de hecho, partiendo del proyecto, nosotros empezamos a ubicar un espacio dentro del taller para los insumos y logramos hacer un pequeño inventario porque no manejábamos inventario ya que nuestra función principal es la prestación de servicios”, señala Cañas. Según el empresario, la iniciativa les permitió crecer el 25% el año pasado, ya que lograron organizar toda la información del negocio en una herramienta con la que luego pudieron gestionarla de manera efectiva. “Empezamos a hacer gestión con los clientes, como enviarles correos electrónicos para recordarles que se debía hacer la sincronización, que rotaran las ruedas y darles otras recomendaciones”, dice el beneficiario. Esta evolución también les abrió el segmento empresarial, en el cual suscribieron un convenio con una empresa de Bogotá que ahora los contrató como su taller de base en Cali para que atienda todos los requerimientos de la flotilla que opera en la capital del Valle. Luis Alberto Baquero Méndez, del Taller Lucho Autos, reconoce que antes del proyecto no tenía internet en el negocio y “ni siquiera sabía cómo encender un aparato de esos”. Sin embargo, tras las capacitaciones recibidas ha confirmado los beneficios de incorporar las tecnologías de información a su operación. “Además de lograr un poco de organización, aprendí a medir mejor las cosas, a calcular, mirar hacia delante, proyectar metas y visualizar mi negocio más grande”, concluye.
Próximas convocatorias iNNpulsa Mipyme

Durante el mes de julio el Fondo iNNpulsa Mipyme abrirá la nueva ronda de convocatorias, cuyos lineamientos preliminares se presentan a continuación:

Desarrollo de cadenas productivas y fortalecimiento sectorial:
Se cofinanciarán hasta 500 millones de pesos por proyecto, y hasta 50 millones de pesos por mipyme beneficiaria. El objetivo de la propuesta es resolver cuellos de botella y atender problemas de la cadena de valor de una empresa ancla con sus proveedores o clientes. Se debe presentar un diagnóstico de base que sustente el problema a resolver.

Alistamiento para el mercado internacional:
Se cofinanciarán hasta 200 millones de pesos por beneficiario, el objetivo es acompañar a las empresas con potencial exportador en su proceso de preparación para ingresar a uno o varios mercados. Deben presentar certificaciones sobre su participación en programas de ProColombia (antes Proexport), Cámaras de Comercio o el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

TICs 1. Aplicaciones que promuevan y mejoren el uso de internet en las mipymes:
Se debe presentar un proyecto que beneficie a mínimo 400 mipymes y se cofinanciarán hasta 2.000 millones de pesos (el valor aún no ha sido definido por el Mintic, que es la entidad que desembolsará los recursos). El objetivo es promover la apropiación de soluciones de software o aplicaciones móviles entre mipymes para que mejoren su productividad y eficiencia.

TICs 2. Promoción del Comercio electrónico:
Se abrirán convocatorias para promover el B2B (business to business) y el B2C (business to consumer). Promoción del B2B: se deben presentar como mínimo 400 empresas beneficiarias del proyecto, y un monto de hasta 2.000 millones de pesos por proyecto (el tope máximo está pendiente por ser definido). Estos recursos cubrirán asistencia técnica, capacitación, acompañamiento y soporte. Promoción del B2C: se deben presentar proyectos con un mínimo de 50 empresas beneficiarias, que tendrán un aporte máximo de 10 millones cada una (el valor tope aún no ha sido definido por el Mintic).

Fortalecimiento empresarial de población desplazada:
Se financiarán proyectos orientados a fortalecer las capacidades empresariales y de gestión de poblaciones desplazadas que actúen como proveedores o clientes de una compañía o tengan microfranquicias. Por unidad productiva se otorgarán hasta 10 millones de pesos, y los beneficiarios deben estar inscritos en la unidad de protección de víctimas o en entidades que atienden a esta población.

Para conocer en detalle las condiciones de participación visite www.innpulsacolombia.com/es/ofertas.

Esta nota se elaboró con el apoyo del área de comunicaciones de iNNpulsa Mipyme.