Ayuda Sin Límites

Contratar personas con alguna discapacidad va más allá de brindar una oportunidad de superación a alguien que lo necesita; también puede ser un negocio rentable en términos sociales y económicos. Pensar que las personas con alguna condición de discapacidad física o psicomotriz son incapaces de desarrollar algún trabajo, podría llegar a ser un lugar común en la sociedad. Sin embargo, el programa Sin Límites que lidera la Fundación Internacional María Luisa de Moreno, en alianza con la Alcaldía de Santiago de Cali, desvirtúa esta idea por completo. Sin Límites, es un programa de empleabilidad para personas con discapacidad que busca identificar a esta población, explorar sus talentos para sacarles el máximo provecho, capacitarlos de forma personalizada para que, de acuerdo con su perfil, puedan desarrollar determinada labor de manera productiva y eficiente. Por otro lado, el programa también toca las puertas de las empresas ubicadas en Cali para que se motiven a darle oportunidades de autonomía e independencia a estas personas y conozcan de cerca los beneficios tributarios que podrían recibir al contratarlas. Es verdad que para esta población las dificultades pueden ser mayores porque el entorno no les brinda una infraestructura idónea para movilizarse, o porque la gente tiende a estigmatizarlos o victimizarlos. Pero lo cierto, y lo que verdaderamente importa es que detrás de los problemas congénitos o limitaciones físicas que puedan padecer hay grandes historias de superación dignas de admirar. María Luisa Peña Roldán puede contar la suya. Es sorda de nacimiento pero aprendió a leer los labios y, como si fuera poco, también aprendió a hablar. Su limitación no fue un impedimento para que se convirtiera en una de las funcionarias más importantes del Ministerio de Sanidad de España. Su condición la ha llevado a convertirse en una abanderada de los programas de empleabilidad para discapacitados. Hace poco visitó Cali para apoyar el programa Sin Límites y para motivar a los empresarios para que se convenzan de que contratar personas en condición de discapacidad no es una obra de caridad. “Cuando hablas con alguien ciego o sordo, o con alguna limitación física te manifiestan ganas inmensas de trabajar, de salir adelante, de tener una vida independiente. Y a través de este programa han visto que tener una oportunidad laboral puede llegar a ser una realidad”, afirma Peña.
El programa Sin Límites está dirigido a empresarios que deseen integrar a sus equipos de trabajo personas con discapacidad, quienes están formadas para ser empleados productivos y eficientes.
En los dos años que Sin Límites viene funcionando ya ha recorrido un largo camino. Se han visitado 11 comunas TIOS (Territorios de Inclusión y Oportunidades) donde se registran indicadores críticos de pobreza, violencia e inseguridad. En ellas se lograron identificar 321 personas aptas para laborar. Y es que el trabajo es una de las mejores herramientas para la inclusión social. Así lo asegura Ignacio Velo, director de la Fundación Once de España, la institución más grande del mundo que lidera políticas de inclusión social en esta población y que ha logrado empleo para más de 100 mil discapacitados en España a lo largo de 25 años. Velo estuvo en Cali asesorando el programa Sin Límites y destacó que este es un compromiso de todos los empresarios. “Cada empresa por estar inmersa en una sociedad, debe tener en cuenta a esa sociedad en su totalidad y esa sociedad es diversa. Por eso debe incorporar a todos los agentes diversos que la componen”, enfatiza. Y agrega que “una empresa que decide darle oportunidades laborales a discapacitados está asumiendo una responsabilidad con su comunidad, pero también gana en imagen y en reputación”. Sin embargo, los beneficios para los empresarios son pocos divulgados, es más, existe la creencia de que contratar discapacitados sale más caro, pero es todo lo contrario ya que existen beneficios fiscales para quienes brinden empleo a esta población. Patrick Henriquez es la directora del programa Sin Límites y confía en que logrará consolidarse. “Trabajamos con todo el corazón porque la inclusión laboral de esta población es una prioridad para el Municipio. El objetivo es emplear al menos a 70 personas. Por ahora contamos con 20 requisiciones de varias empresas para personal de limpieza, operarios, auxiliares contables y docentes”, puntualiza. Ignacio Velo, director de la Fundación OnceIntergrafic de Occidente es una de las compañías que ansía la llegada de su primera empleada. Aydeé Guayara, jefe de Gestión de Calidad de la firma, dice que todos en la empresa están muy emocionados con la llegada de esta persona empezando por su gerente, Carlos Alberto García. “La persona que ingresará padece de discapacidad auditiva y será la encargada del mantenimiento del área de producción. El gerente nos reunió y nos dio la gran noticia, y acordamos tratarla en igualdad de condiciones, confiamos en que todo va a salir muy bien. Incluso la empresa quiere que todas las vacantes que surjan de ahora en adelante sean para discapacitados”, asegura Aydeé. Ignacio Velo, director de la Fundación Once de España, concluye que Sin Límites no puede quedarse en un programa piloto. “La Administración Municipal debe seguir apoyando esta iniciativa para que sea algo permanente y trabajar en convencer a los empresarios para que contraten”.
Beneficios para empresarios

Pueden deducir de su base tributaria el 20% del valor de los salarios y prestaciones sociales pagados durante el año fiscal.
Se reduce la cuota de aprendices que deben contratar.
Las firmas que tienen en sus nóminas un mínimo de 10% de sus empleados con discapacidad resultan ser preferidas en igualdad de condiciones en los procesos de licitación, adjudicación y celebración de contratos, sean públicos o privados.

Informes: programasinlimites.org
Celulares: 3043703461 y 31060923321