BEPS: por una buena vejez

No todos los trabajadores del país tienen la posibilidad de cotizar para pensión. Pensando en ellos, se creó un programa complementario de ahorro que les garantiza a sus vinculados un ingreso digno cuando llegue la hora del retiro. La principal falencia del sistema pensional en Colombia es su baja cobertura. De acuerdo con Mauricio Olivera, presidente de Colpensiones, el 70% de los trabajadores del país no cotiza, es decir que de los 21 millones de empleados, cerca de 14 millones no destinan ningún monto a este rubro y de los siete millones que sí lo hacen, solo se pensionan aproximadamente tres millones. Es decir que en algunas décadas el país tendrá que lidiar con un ejército de adultos mayores que no tendrá un ingreso para sobrevivir. A esto se suma que hay 16.9 millones de registrados en los niveles 1, 2 y 3 del Sisben que son mayores de edad. De ellos, siete millones están cotizando para pensión, pero forman parte de quienes no van a alcanzar a tenerla. Teniendo en cuenta esta coyuntura, el Gobierno creó los BEPS (Beneficios Económicos Periódicos), que buscan fomentar el ahorro en ese segmento de la población. “El propósito es que quienes no cotizan para pensión o no lo hacen todos los meses debido a que sus ingresos no son suficientes y a que, en muchas ocasiones, no alcanzan a percibir un salario mínimo puedan construir un capital que les permita tener acceso a una suma digna cuando llegue el momento del retiro, explicó Olivera.
El BEPS promueve las ventajas de ahorrar a largo plazo y pensar en el futuro.
Acceder es sencillo Javier Guzmán, vicepresidente de BEPS, explica que a este programa pueden acceder los mayores de 18 años que pertenecen a los niveles 1, 2 y 3 del Sisben, y los indígenas residentes en resguardos, que deberán presentar el listado censal. Según cifras del DNP, en el Valle podrían beneficiarse 1.381.887 ciudadanos, de los cuales Cali aportaría 526.620. Cada vinculado tiene la posibilidad de ahorrar desde $5.000 mensuales hasta $885.000 al año. Los aportes se pueden realizar cuando la persona prefiera y por el monto que elija, hasta que se alcance el límite anual. La única restricción que contempla el programa es que una persona no puede aportar en el mismo mes a su fondo de pensiones y a los BEPS. “Por cada $100 que el vinculado tenga en su cuenta de BEPS, el Gobierno le entregará $20 adicionales. Con base en el ahorro y los intereses que cada persona obtenga más lo que le otorgará el Gobierno, se calculará la suma y se dará el beneficio económico periódico”, afirma Guzmán. Además, quienes elijan esta opción de ahorro tienen la posibilidad de sumar los capitales que tienen en BEPS más los que tienen en su fondo de pensiones público o privado para obtener el mejor beneficio posible. Así mismo, si los vinculados cumplen con el requisito mínimo de ahorro, que equivale a seis salarios mínimos diarios ($126.000) o a seis aportes anuales, tienen derecho a un microseguro de aproximadamente 10 veces el monto ahorrado y a un auxilio funerario por $805.000. Otro beneficio es que este sistema garantiza el poder adquisitivo, es decir que mientras en un banco se cobran cuotas de manejo, los BEPS generan intereses según la inflación y no se cobran comisiones por el manejo de los recursos o de la cuenta.
Los interesados en vincularse podrán acercarse a los puntos de atención BEPS en Cali en Comfenalco (Calle 7 No. 6-62), Oficina Adulto Mayor (Avenida 2 Nte con calle 10) y Oficina BEPS (Avenida 5 Norte No. 23 AN – 25). También pueden comunicarse a la línea gratuita nacional 01 8000 410 777 o ingresar a www.beps.gov.co. Los pagos de los BEPS se pueden realizar a través de la red Vía Baloto, que en el Valle cuenta con 932 puntos y tiene 649 puntos de recaudo en Cali.
Con respecto a la posibilidad de heredar el beneficio, Guzmán aclara que si la persona está ahorrando y fallece, los recursos se entregan a sus herederos. Por otro lado, si al morir ya recibía los BEPS nadie puede tener acceso a ellos, pues se trata de darle a cada beneficiario la máxima gracia mensual para que pueda disfrutarlo en vida. Actualmente, hay 89.000 personas vinculadas al programa a nivel nacional y la meta es llegar a 1.288.000 en el año 2018. Colpensiones también trabaja con los fondos privados para que implementen la vinculación a ellos y a los BEPS al mismo tiempo y se optimice este proceso. El Gobierno, por su parte, contempla la posibilidad de ampliar los rangos para que más personas puedan gozar de este beneficio en los próximos años.