Bilingüismo: Palanca del desarrollo

El dominio de una segunda lengua cobra cada vez más importancia en el campo laboral, académico y personal, dada la imparable globalización de negocios. El propósito de Colombia es mejorar radicalmente en este campo en los próximos diez años. Aprender un segundo idioma no solamente genera competencias de comunicación, también permite abrirse a nuevas culturas, mentalidades y oportunidades de crecimiento. Así lo reconoce Joellen Simpson, directora del Colombo Americano Cali, quien recalca que el inglés es el idioma que brinda quizás las más grandes oportunidades en los negocios y en programas de estudio en el exterior. También los gobiernos han entendido que promover un alto nivel de inglés en los jóvenes profesionales facilita sus procesos de búsqueda y contratación laboral y crean un impacto positivo sobre la productividad, competitividad e internacionalización de la economía. El Gobierno Nacional anunció en julio del 2014 que en los próximos diez años se invertirían $1,3 billones para cumplir con la meta de ser un país bilingüe en el año 2025. Para esa fecha los egresados en licenciatura en este idioma deberán tener un nivel intermedio alto B2. Los profesores de educación secundaria y media deberán acreditar un nivel intermedio B2 y los estudiantes de grado 11 presentarían un dominio del idioma con nivel B1. Ese propósito se cumpliría mediante la suscripción de alianzas entre el Ministerio de Educación Nacional con Gobiernos locales, universidades públicas y privadas, y diversos centros de idiomas. Frente a este plan, Simpson asegura que es necesario ajustar el currículo en los colegios públicos para incorporar más horas de inglés, también controlar que se dicten las horas estipuladas en el calendario académico y proveer mejores materiales didácticos. “Se deben hacer cambios de raíz, también cambiar los currículos de las universidades para que no pasen más los años y los que ingresen a una carrera ahora puedan salir en 5 años con pedagogía y un nivel alto en idioma inglés”, sostiene la directiva. Colombia ocupa el puesto 57 entre 70 países que participaron en el EF English Proficiency Index, (EF EPI), el Ranking Mundial más grande que mide el dominio del inglés y que se construye a partir de los resultados obtenidos por más de 910.000 adultos que presentaron una prueba virtual. Según este estudio realizado por Education First, EF, nuestra nación obtuvo un promedio muy bajo en el dominio del inglés con una clasificación EF EPI de 46,54 lo que lo ubica en la posición 12 entre los 14 países de latinoamérica que fueron evaluados. En su objetivo de avanzar en materia de bilingüismo, el gobierno adelanta programas como Colombia Bilingüe, que trae a docentes extranjeros de diversas nacionalidades para que mediante un proceso de co-enseñanza con docentes colombianos, enseñen inglés a estudiantes de noveno, décimo y grado once de 141 colegios oficiales en 36 ciudades del país. Además, se dicta el Programa de Formación Docente, se brinda acompañamiento en aula, y se entrega dotación de materiales y recursos pedagógicos para primaria y secundaria. Otro de los programas implementados es ISpeak, estrategia que hace parte del Programa de Transformación Productiva (PTP) y que consiste en la expedición gratuita de certificados de dominio del inglés;
Definiendo la estrategia

Europa tiene un promedio EF EPI de 55.65, el nivel de inglés más alto de cualquier región en el mundo, mientras los países asiáticos registran 53.21 y Latinoamérica presenta un promedio de 51.26. El Medio Oriente y el Norte de África tienen el nivel de inglés más bajo con un 44.85, tanto los hombres como las mujeres en esta región están considerablemente por debajo de los niveles globales. Malasia ha generado una verdadera revolución bilingüe, a partir de una Reforma Nacional de Educación que permitió enfocarse en los maestros, mediante el Programa de Desarrollo Profesional para Maestros de Inglés (Pro-ELT), cuya meta era elevar el nivel de inglés de los docentes a un nivel C1 y desarrollar sus habilidades pedagógicas para la enseñanza de una segunda lengua. Y ya están recibiendo beneficios, pues en el EF EPI obtuvieron un 60.30, destacándose como el segundo país del continente asiático y ocupando el escalafón 14 a nivel mundial. Uruguay desarrolló el Plan Ceibal con el que se enseña inglés a través de equipos de videoconferencia a 106.000 alumnos de escuelas primarias públicas en todo el país. Los alumnos están entre cuarto y sexto grado entre los 9 y 11 años de edad. El programa funciona a través de un trabajo conjunto entre docentes remotos (desde Uruguay, Argentina o Filipinas) que dictan sus clases a través de videoconferencia, apoyados por los docentes locales de las escuelas. Este programa inició en agosto del 2012 con un plan piloto pero su impacto permitió que creciera y ahora ha revolucionado la enseñanza de inglés en todo el país, al permitir que más de 3.300 grupos en 550 escuelas tengan clases de inglés.