Cali, luz de un nuevo cielo

Un novedoso alumbrado y jornadas de control de disposición de residuos, son algunas de las actividades que realiza la ciudad para recibir la temporada de fin de año. Con la instalación de 176.450 bombillos y 178.900 metros de manguera led, la ciudad tiene un espectacular alumbrado navideño denominado ‘Cali, luz de un nuevo cielo’, con el que se buscó engalanar algunos de los sectores más reconocidos y exaltar la transformación cívica y de infraestructura que está teniendo la ciudad. De esta manera, Cali se prepara para recibir a los miles de turistas que llegan con motivo de las fiestas de fin de año. Además, se realizan actividades de aseo, mantenimiento y seguridad en todos los sectores de la ciudad. El Paseo de la Avenida Colombia, la Avenida Sexta, la Calle Quinta, la Alameda Sol de Oriente y el Parque Longitudinal 72 W, en el Oriente de la ciudad, son algunos de los sectores que se llenaron de luces y figuras navideñas que los caleños pueden apreciar y disfrutar en familia. Isabela Navia, quien dirigió el proceso de estructuración de este multicolorido proyecto, señaló que “como punto de partida se pensó en la luz como parte de la cultura caleña, donde la Navidad brinda la oportunidad de recorrer la ciudad, mientras se convive y se participa en sociedad; disfrutando de los atributos que la muestran como moderna, deportiva, amable, pluricultural, segura, cívica, innovadora y divertida”.
Refuerzo en la seguridad

En procura de brindar mayor seguridad a los caleños y visitantes, las autoridades civiles y militares de Santiago de Cali implementarán entre este 13 de diciembre y el 4 de enero del nuevo año, el plan desarme.

El Alcalde Rodrigo Guerrero precisó que “recibir gran cantidad de turistas y visitantes en la ciudad y efectuar multitudinarios eventos que traen consigo alta ingesta de alcohol, sumado al elevado flujo de dinero por las festividades y el pago quincena y primas navideñas, justifican la medida”.
Además, anotó que con el apoyo logístico del Gobierno de Santiago de Cali, en el último año han llegado a la ciudad mil efectivos policiales que se suman a los existentes y que adelantan acciones para salvaguardar la vida, honra y bienes de los caleños.

A ellos se suman otros 300 agentes de policía que ya empiezan a llegar a la ciudad y 500 soldados del Ejército Nacional, quienes intensificarán operativos y patrullajes contra el crimen en todas sus manifestaciones, lo cual permitirá ampliar la sensación de seguridad en esta capital.
Gestión Integral de Residuos El Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, tiene a su cargo varias jornadas especiales durante la temporada de fin de año, con el objetivo de que la ciudad ejecute una buena disposición de sus residuos. Martha Cecilia Landazábal, Directora del Dagma, explica que una de las tareas es la inspección, vigilancia y control de la ejecución de un Sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos para eventos masivos, regulado por el Decreto Municipal 0059 de 2009. “Esta actividad genera para la capital del Valle beneficios ambientales como la disminución de los impactos al suelo, al paisaje y a la atmósfera por la reducción de residuos sólidos. Nuestra tarea consiste en hacer seguimiento a que cada evento masivo cumpla con la normatividad en mención, como disponer de una Unidad de Almacenamiento de Residuos- UAR. Es decir, que cuenten con espacios para que los recicladores realicen de manera transitoria la separación de los residuos aprovechables”, explicó. La autoridad ambiental también cerciora la disponibilidad de canecas o puntos ecológicos, que estén instalados de manera estratégica. “Es importante que todos hagamos nuestra contribución separando correctamente los residuos. En los recipientes o bolsas de color azul se deben depositar los residuos aprovechables, como son cartón, papel, plástico, vidrio, metales y latas de diferentes bebidas. Mientras que las sobras de alimentos, papel carbón, servilletas, residuos higiénicos, que hacen parte de los residuos no reciclables y orgánicos, se deben depositar en las bolsas o canecas de color verde”. El aporte que cada uno de nosotros hagamos es muy importante, puesto que la producción de residuos de una persona en los eventos, puede ser en promedio 0,83kg, equivalente a una bolsa pequeña de basura”, explica la funcionaria.