Cali requiere una solución definitiva para el agua

Roberto ArangoGarantizar el suministro de agua potable para los habitantes de Cali en el futuro es uno de los desafíos más grandes de las autoridades locales y de nuestra empresa de servicios públicos municipales Emcali.

La dependencia de casi todo nuestro sistema de acueducto de las aguas del río Cauca ha puesto a la ciudad en varias oportunidades en situaciones complicadas de desabastecimiento que pueden llegar a ser más drásticas en los próximos años, debido a los altos índices de turbiedad y contaminación en el afluente. Para contrarrestar esta situación, las autoridades competentes deben enfocarse en buscar nuevas fuentes de agua que suplan las necesidades de los habitantes de la ciudad.

En los próximos meses se iniciarán los estudios de factibilidad que darán cuenta de cuál es la mejor alternativa para que la ciudad se siga abasteciendo del líquido vital. Estos estudios, que están por el orden de los $12.000 millones serán asignados a un consultor especializado que evaluará diferentes opciones, entre las que se encuentran las fuentes del pacífico, las del sur del departamento y el propio río Cauca aguas arriba.

Aunque los dineros para los estudios ya están dispuestos por Emcali, lo más importante ahora es mirar al futuro y empezar a gestionar los recursos para esa solución definitiva a nuestro problema de agua potable. Se tratará en todo caso de un megaproyecto al que el Gobierno Nacional debe prestarle todo su apoyo.
Las Alianzas Público-Privadas APP son una gran alternativa para llevar a cabo un proyecto de infraestructura de ésta magnitud, pues en las opciones se contempla hasta la construcción de una represa que también sea generadora de energía.

En esta edición de la Revista ACCIÓN hemos querido plasmar una radiografía de la situación actual de nuestro sistema de acueducto y de los siete ríos que circundan nuestra ciudad. Al mismo tiempo, quiero hacer un llamado a todos los caleños para que valoremos las cualidades medioambientales que tiene Cali y para que desde nuestras empresas y hogares tomemos una actitud positiva frente al uso racional del agua y frente a la reforestación de todas las cuencas de nuestros ríos.

Roberto Arango Delgado
Presidente