‘Cali: Un buen ‘vividero’


Cali debe seguir trabajando en materia de seguridad y generación de empleos, entre otros aspectos. Sin embargo, los caleños se sienten orgullosos de su ciudad.

La octava encuesta ‘Cali cómo Vamos’, correspondiente al 2012, muestra a una ciudadanía que mantiene el orgullo y la satisfacción con su ciudad, pero que ha visto afectada su situación económica.

Durante el último año, la situación económica del hogar mejoró para el 27% de los caleños, pero empeoró para el 20% de ellos, cuando en 2011 solo empeoró para el 12%. La principal razón a considerar fue la pérdida del empleo por parte de al menos un miembro de la familia, seguida del costo de la alimentación y de los servicios públicos.

No obstante, el orgullo por la ciudad y la evaluación de calidad de vida se mantiene estable este año, e incluso hay una mejoría en la satisfacción de vivir en Cali. En 2012, el 66% está orgulloso o muy orgulloso de Cali, para una calificación 3,9 sobre 5.

‘Cali Cómo Vamos’ es una iniciativa de las Cámaras de Comercio de Cali y Bogotá, periódico El País, Casa Editorial El Tiempo, las fundaciones AlvarAlice y Corona, y la Universidad Autónoma de Occidente.

Al evaluar su calidad de vida de 1 a 10, los caleños dan un valoración promedio de 6,9, igual que en 2011. Y al indagar sobre ¿Qué tan satisfechos se sienten con Cali como una ciudad para vivir?, 65% de los caleños se declaró satisfecho o muy satisfecho, frente al 57% del año pasado. La respuesta promedio pasó de 3,7 a 3,8 sobre 5 en el último año.

Los logros
La encuesta, realizada por la firma Napoleón Franco, señala que los pilares que hacen de Cali un ‘buen vividero’ (como dice la gente cotidianamente), tienen que ver con:

» Los servicios públicos, frente a los cuales persisten altos niveles de cobertura y satisfacción. Servicios domiciliarios tradicionales como energía, acueducto, alcantarillado y recolección de basuras registran una cobertura de entre 99% y 100% de los hogares de la zona urbana. Solamente la telefonía fija presenta una cobertura intermedia (75%) entre los hogares encuestados, lo cual refleja el descenso real de sus suscriptores ante el auge de la telefonía móvil, que en la encuesta reporta un 94% de acceso. Por su parte, 86% de los hogares reportaron tener gas domiciliario, 93% TV por cable, 55% internet y 55% acceso a servicios bancarios.

» Las viviendas y barrios, medidos por primera vez, se destacan como aspectos positivos. Los caleños se sienten satisfechos con la vivienda que habitan, con un promedio de 4,3 sobre 5. En 2012, 42% de los hogares caleños tiene vivienda propia (pagada o en proceso de pago), 41% arrendada y 17% familiar u otra.

En cuanto a los barrios, un 44% se sienten satisfechos con las vías de su barrio y el 45% se sienten seguro o muy seguro en su barrio, para un promedio de 3,3 sobre 5, superior al 3,0 de 2011, cuando el 34% se sentía seguro.

» La satisfacción con la educación que reciben los niños y jóvenes, en general es de 4,1 sobre 5, mientras que en 2011 era de 3,8.

» Infraestructura vial. Un 20% de los caleños se encuentra satisfecho con el estado de las vías en la ciudad, superando el 14% reportado en 2011.

» Espacio Público. Hay una satisfacción del 27% de con el espacio público disponible en la ciudad, para una satisfacción promedio de 3,1 sobre 5. En particular, mejoraron la percepción sobre el estado del alumbrado público, los andenes y separadores, en los barrios de la ciudad.

Oportunidades de mejora
» Sistema Integrado de Transporte Masivo. El medio de transporte más usado por los caleños es el MIO, con el 29% (23% en 2011), seguido por la moto con el 18% (15% en 2011), y el vehículo particular con el 15% (16% en 2011). Sin embargo, Mauricio Vázquez, Coordinador del Programa Cali Cómo Vamos, explica que “al movilizarse, el caleño ha hecho transición del sistema colectivo al masivo con insatisfacción por la cobertura, las frecuencias, los tiempos de viaje y la congestión: la demanda de transporte es mayor a la oferta”.

» La seguridad, convivencia y participación ciudadana son señaladas como los temas más importantes para hacer de Cali un mejor lugar para vivir. La propuesta de la ciudadanía para mejorar la seguridad en los barrios es el aumento del pie de fuerza. Lo anterior muestra que la ciudadanía todavía tiene la cultura de la reacción al delito para combatirlo, mientras la prevención sigue en segundo plano. Es entonces propósito y desafío de las autoridades posicionar entre los caleños medidas preventivas como el control de las contravenciones y las de los actuales planes y programas que se desarrollan en la ciudad con esa intención.

En materia de convivencia todos los aspectos evaluados muestran retrocesos entre 2011 y 2012, como el cumplimiento del pico y placa, la honestidad en la conexión de servicios públicos y el respeto a las normas de tránsito, entre otros. Y, aunque se siente mayor presencia de la autoridad en distintos ámbitos, queda mucho por hacer, porque esa mayor visibilidad del control institucional aún no se refleja en comportamientos positivos.

Asegura el análisis que la falta de participación ciudadana es generalizada en todo Cali, por ello, la Administración debe liderar la promoción de la participación a través de nuevos espacios, y la comunidad debe tener más iniciativa propia y a la vez aprovechar los mecanismos e instancias existentes para involucrarse en temas de interés colectivo.

» La gestión ambiental, al igual que en el resto de ciudades de la ‘Red Cómo Vamos’, sigue siendo un reto para importante para la administración. Los tres problemas ambientales más graves según los encuestados son la congestión vehicular, la calidad del aire y la contaminación de las fuentes de agua.

Finalmente, Mauricio Vázquez, analiza, según los resultados del estudio, que los caleños están inconformes con la gestión de algunas instituciones públicas en Cali.

FICHA TÉCNICA

» Grupo objetivo: Hombres y mujeres mayores de 18 años de edad, de los estratos 1 al 6, residentes en las 22 comunas de Cali.
» Tamaño de la muestra: 1.208 encuestas
» Técnica de recolección de datos: Entrevista personal
Conozca la encuesta completa en www.ccc.org.co

“No obstante, esos problemas son estructurales y requieren soluciones con resultados a mediano plazo, además de alta inversión. En conclusión: los retos están vigentes, se requiere gestión pública más difundida y participativa. Ciertas intervenciones empiezan a dar frutos y las transiciones tienen dificultades que deben ser mitigadas. Además, las soluciones estructurales implican planeación y gestión, labores poco visibles hasta que se traduzcan en resultados”.