Centro de Eventos Valle del Pacífico, un aliado de la región

CEVP Su consolidación necesita del compromiso y de los aportes del sector público. Hasta el año 2012, este recinto le inyectó a la economía local $65.000 millones en ingresos. Los centros de eventos se conciben en el mundo como polos de desarrollo para las regiones y dinamizadores de su economía. En el Valle del Cauca, el Centro de Eventos Valle del Pacífico nació para ser un escenario estratégico, dado que fue diseñado y puesto en marcha para atraer inversiones, generar oportunidades de negocios y posicionar a la región en el contexto nacional e internacional dentro del sector del turismo de reuniones. En el año 2007 se creó el Centro de Eventos Valle del Pacífico gracias a un esfuerzo conjunto entre la Gobernación del Valle, las alcaldías de Cali, Yumbo y Palmira, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Cámara de Comercio de Cali y los empresarios de la región. El comportamiento del Centro de Eventos ha sido satisfactorio pues la curva de ocupación ha sido ascendente y el reconocimiento a nivel internacional se evidencia en que recientemente fue elegido como el mejor centro de eventos de Centro y Suramérica, otorgado por la revista inglesa Business Destination Awards, especializada en turismo de la región. Además, cada evento que se realiza tiene un impacto directo en la economía de Cali y la región, pues tiene un gran efecto de encadenamiento productivo al generar empleos en sectores como hotelería, gastronomía, centros comerciales, catering y entretenimiento, entre otros. Desde su creación, ha generado más de $50.000 millones transados al año en Ruedas de Negocios, lo han visitado más de dos millones de personas y se han realizado 550 eventos, de los cuales el 42% corresponden a eventos nacionales e internacionales. La Cumbre Mundial para la Biodiversidad, la Ronda de Negociación de TLC con Corea del Sur y Colombia y la reunión de Ministros de América, por ejemplo, no se hubieran efectuado en Cali si no existiera esa plataforma. Asimismo, hasta el año 2012, el Centro de Eventos le inyectó a la economía local $65.000 millones en ingresos, generó 70.000 noches de hotel y más de $3.200 millones en consumo de alimentos y bebidas; y existen 8.100 empleos asociados a la cadena de turismo de reuniones. Roberto Arango Delgado, Presidente de la Cámara de Comercio de Cali, asegura que estas cifras dan cuenta de cómo el Centro de Eventos dinamiza la economía y el desarrollo de la región. “Sin embargo, para que este recinto ferial siga jalonando la economía, necesitamos del compromiso de todos. Este es un proyecto que lideró la Cámara de Comercio de Cali en su momento, y desde su apertura, la Cámara se ha hecho cargo de su operación y funcionamiento. Sin embargo, es el momento de que la administración central asuma un rol activo con la destinación de capital para consolidar este polo de desarrollo y que las administraciones Departamental y Municipal participen de su funcionamiento”. Los centros de eventos no se conciben como proyectos para generar rentabilidad económica, sino rentabilidad social. El 85% de los centros de eventos en el mundo los ha construido el Estado, es decir, con inversión pública. El 11% ha sido construido con inversión mixta y sólo el 4% ha sido construido por privados. En el caso del Centro de Eventos Valle del Pacífico, el 90% de la inversión corresponde al sector privado y sólo el 10% al sector público. A la fecha se han invertido más de $71.000 millones para su construcción, dotación y operación. Roberto Arango concluye que “es momento de que todas las fuerzas vivas del departamento y del país, entendamos el espíritu del Centro de Eventos y respaldemos su consolidación”.
MARÍA CECILIA OTOYA, GERENTE DEL CENTRO DE EVENTOS VALLE DEL PACÍFICOMARÍA CECILIA OTOYA, GERENTE DEL CENTRO DE EVENTOS VALLE DEL PACÍFICO ¿Qué le falta al CEVP para ser más competitivo a nivel nacional e internacional? El CEVP continúa su segunda etapa. En la actualidad se ha avanzado de manera significativa frente al proyecto original en un 80%. Para terminar de adecuar lo restante, los pasos a seguir son la terminación del Salón Meléndez, la adecuación de los parqueaderos y servicios de tecnología y aire acondicionado propios. Posteriormente, la construcción del hotel contiguo. En total, las adecuaciones y nuevas obras costarían $20.000 millones, recursos que se están buscando en los sectores público y privado. Se hará una gestión comercial y de mercadeo decidida. El esquema de trabajo conjunto y mancomunado entre el sector público-privado le ha permitido a Bogotá, Medellín y Cartagena consolidarse como destino para eventos de gran formato. ¿Qué representa el Centro de Eventos para la región? El CEVP es un símbolo de orgullo para la Región Pacífico. Con su infraestructura y servicios es capaz de atraer eventos de gran formato, firmas reconocidas y delegados de distintas naciones. Además, representa la oportunidad de visibilizar a Cali a través de la industria de reuniones a nivel local, nacional e internacional; y articula, dinamiza y convoca la cadena turística de la ciudad-región para la prestación de servicios de talla internacional.