Ciencia + Negocios, ecuación perfecta

Reddi – Centro de Innovación busca consolidarse como el espacio en donde Empresas y Universidades pueden construir proyectos conjuntos que impulsen procesos de transferencia tecnológica con fines comerciales. Establecer una conexión entre la oferta y la demanda de invenciones relacionadas con ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento (CTI+E) es la meta de Reddi – Centro de Innovación, que abrirá sus puertas oficialmente el 11 de agosto. Esta oficina de transferencia tecnológica identificará las creaciones gestadas en las universidades y las necesidades de las empresas que se pueden suplir. “Nuestra misión se enmarca en la estrategia de competitividad regional y nos proponemos transferir y comercializar tecnologías y facilitar la creación y aceleración de empresas de base tecnológica o científica”, afirma Andrés Felipe Otero, director del Centro. Con Reddi se busca promover una cultura colaborativa que permita desarrollar proyectos que potencialicen la economía vallecaucana. La oficina sigue una metodología construida a partir de modelos exitosos mundiales, cuenta con recursos de Colciencias y es operada por la Cámara de Comercio de Cali. La Universidad del Valle, la Javeriana, la San Buenaventura, la Autónoma y el Icesi hacen parte de esta iniciativa que se conecta con los planes que la Gobernación del Valle y la Alcaldía de Cali lideran en favor de la innovación. Siguiendo la pista En el Valle se evidenciaban pocos resultados en transferencia y producción de conocimiento pertinente para el desarrollo empresarial y existía una escasa cultura de protección de la propiedad intelectual: mientras en Cali en 2015 se registraron 18 patentes por invención, en Medellín hubo 56 y en Bogotá, 141. Ahora Reddi mediará entre los actores del ecosistema CTI+E a través de varias estrategias. La primera consiste en retomar las invenciones que se producen en el Valle a través del Fondo de Patentes y contactar a entidades o empresas para verificar cuáles son transferibles por su potencial de mercado o porque responden a sus requerimientos. La segunda se desarrolla con las cinco universidades que han identificado tecnologías aptas para ser transferidas y comercializables. “Esta es la estrategia más importante –recalca Otero- porque las universidades son una fuente de tecnologías y en ellas hemos encontrado desarrollos notables, la mayoría centrados en bionegocios y sistemas de información”. Por otro lado, Reddi organizará mensualmente las maratones 3I (identifica, inventa, innova) para que empresarios, instituciones y personas conozcan potenciales transferencias. A la fecha, Reddi tiene identificadas 12 tecnologías para realizar el proceso de acompañamiento. Al finalizar el año, la meta es haber identificado, analizado y aprobado para comercializar mínimo cinco tecnologías con alto potencial y haber iniciado o terminado un proceso de innovación abierta con una empresa o institución. “Nuestra intención es ser el referente en la región en temas de ciencia, tecnología e innovación y convertirnos en el escenario en el que se conectan las empresas con las universidades y el apoyo del Gobierno. Queremos que haya un ejecutor liderando iniciativas que se han gestado en la región y que son vitales para su crecimiento”, concluye Otero. Informes: aotero@ccc.org.co