Compromiso sobre ruedas

La ministra de Transporte aseguró que la entidad hace todo lo necesario para que el Departamento cuente con las vías que se requieren para agilizar el comercio exterior por el Pacífico. Culminar las obras de infraestructura claves para impulsar la competitividad de las empresas, reducir los costos de operación logística y propiciar la llegada de nuevas inversiones productivas al país es un objetivo que no da espera. Y en línea con este propósito, la ministra de Transporte, Natalia Abello, destacó en Cali los avances logrados durante la gestión del Gobierno de Juan Manuel Santos especialmente después de la creación de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). La estructuración de los proyectos de cuarta generación, y la modificación a los antiguos modelos de concesión para implementar el modelo de Asociaciones Público Privadas, consolidado a partir de la Ley de APP, forman parte de ese abanico de acciones diseñadas para impulsar la locomotora de la infraestructura. Con este andamiaje, en palabras de la funcionaria, se llegó al segundo mandato en una etapa en la que además de avanzar en lo que ya se tiene estructurado se trabaja sobre la tercera fase. “Estamos ejecutando la primera ola y contratando la segunda con un paquete de inversiones en el que ya vamos por el orden de los $55 billones, gracias a que ha entrado un cúmulo de proyectos de iniciativas privadas. Es decir las primeras dos olas son APP de origen público y la última de origen privado”.
Las ministras se reunieron con empresarios en la sede de la CCC para compartir avances de la política de competitividad.
El objetivo principal de toda la reestructuración son los corredores de competitividad o de comercio exterior que conectan a los centros de consumo con los centros de producción. En el caso del Valle, Abello confirmó que para el 2016 quedarán ejecutados los contratos de la doble calzada Buga – Buenaventura, que ha demandado una inversión de $89.000 millones para la ejecución de los tramos 3 y 4. Los 20 kilómetros que hacen falta – advirtió la funcionaria – ya están en proceso de estructuración y podrían construirse a través de una nueva concesión de iniciativa privada o pública. La funcionaria también señaló que con respecto al proyecto de la carretera Mulaló-Loboguerrero, la etapa de preconstrucción durará aproximadamente un año, y hacia el 2017 se podrían iniciar las obras para construir 31 kilómetros de esta vía, que forma parte del paquete de obras 4G. El valor de este proyecto sería de $1,5 billones y tomaría cinco años concluirlo.