Con los ingredientes perfectos

Un estilo de vida saludable que se consolida y el incremento del consumo de bebidas aromáticas en diversas presentaciones, ha dinamizado las ventas de los industriales del sector de Otros Alimentos. El segmento de Otros Alimentos, que incluye productos como farináceos, alimentos precocidos, pasabocas fritos, alimentos para usos especiales, infusiones de hierbas y tés, entre otros, no para de darle buenas noticias al Valle. De acuerdo con los resultados de la Muestra Trimestral Regional entregada por el DANE, en los primeros nueve meses del 2014 este segmento creció su producción en 10,9% y las ventas se incrementaron 9,8% real a nivel departamento. Es la actividad manufacturera la que mejores resultados reportó en términos de ingresos, en comparación con las 13 industrias evaluadas en ese período. Este comportamiento se viene consolidando desde hace un par de años, y tiene un efecto positivo en el personal ocupado por las empresas, que creció el 1,4% en el mismo lapso. Varios factores están dados para que esa dinámica se mantenga en el mediano y largo plazo, y logre incluso un nivel de exportaciones promisorio. Por un lado, entre los productos que contempla el segmento se incluyen líneas relacionadas con la nutrición y el mejoramiento de las funciones del organismo como los alimentos funcionales tipo leches de soya, de arroz y de cebada, entre otros, cuyo consumo viene en franco crecimiento gracias a un cambio en los estilos de vida de muchos colombianos. Y, de otra parte, se percibe un impulso importante en la demanda de bebidas a base de té e infusiones de hierbas, en diversas presentaciones que han generado un incremento muy importante en las ventas de este tipo de empresas. Apasionado por la salud Fue a finales de los 90 que se empezó a masificar en el país el consumo de alimentos funcionales que, en forma natural o procesada, aportan elementos benéficos a la salud. En Colombia uno de los pioneros en este tipo de productos fue el empresario caleño Luis Eugenio Villegas, un apasionado por los temas nutricionales que en 1979 creó Toning, sigla de Tónicos Integrales. “Y desde el inicio, la firma le apostó a la producción de alimentos saludables para los colombianos”, sostiene su gerente, Wilma del Carmen Montoya. De hecho, el portafolio de la empresa en sus inicios estuvo compuesto por germen de trigo y germen miel; y germen de miel y polen; salvado de trigo natural, avena en hojuelas y harina, soyarina y granola miel y pasas. Hoy, según Montoya, cuentan con un portafolio de 94 productos que cubren todos los grupos poblacionales: desde niños de 1 año de nacidos hasta adultos mayores. Además de la leche de soya, su producto estrella, produce granolas bajas en grasas y libres de colesterol, avenas, salvado de trigo, coladas ricas en calcio, vitaminas y minerales; hojuelas azucaradas y productos dirigidos a deportistas, entre otros. El comienzo de la empresa fue la sala de una casa del barrio La Campiña, en el norte de Cali, con apenas 10 empleados. Su rápida expansión hizo que en 1995 se trasteara a unsitio más grande hasta que en 2003 pasó a la zona industrial de Acopi Yumbo, donde hoy cuenta con amplias oficinas y planta de producción. En 1997 la empresa fue adquirida por un grupo de empresarios vallecaucanos. En la actualidad, Alimentos Toning S.A es una compañía de cobertura nacional con un promedio de ventas mensual de 2.000 millones de pesos (hace 14 años solo vendía 1.700 millones de pesos anuales) que genera 260 empleos directos y 600 indirectos. Según Montoya, la compañía se ha preocupado por innovar en una categoría saludable, incluyendo en sus productos conceptos como belleza y salud digestiva con aditivos como el colágeno, l-carnitina, prebióticos, fibras, vitaminas y minerales necesarios para el buen desarrollo nutricional de los consumidores. A pesar de que los expertos aseguran que este año a la economía colombiana no le irá tan bien como en 2014, Toning proyecta crecer un 15% en 2015. “Aspiramos a mantener un crecimiento constante en los próximos 5 años”, afirma Montoya, para quien el reto es ampliar el mercado latinoamericano, incluido Centro América y el Caribe, al que solo destina el 5% de su producción. Felices con el e-commerce Parte de la estrategia para crecer es el comercio en línea. “Nunca pensamos que nos iba a ir tan bien en el e-commerce”, confiesa Montoya al explicar que la empresa tiene un portafolio de productos exclusivo para este segmento.
LA CIFRA Alimentos Toning procesa cada año unas 4.066 toneladas de soya, trigo, cebada, arroz y plátano que se producen en el país; y 2.100 toneladas de productos importados como avena y cereales.
Para ello, Toning cuenta con un ‘ejército’ de vendedores que visitan los gimnasios de las principales ciudades del país con el fin de cautivar ese público: “Los productos para deportistas en los supermercados son muy costosos. El e-commerce nos ha permitido llegar con mejores precios y más calidad”. Señala que “muchos laboratorios en Colombia están introduciendo anabólicos y azúcares a los alimentos funcionales con el pretendido de obtener mejores beneficios y más músculos, pero en realidad ocasionando muchos daños a la salud, sobre todo de los jóvenes”. Para febrero, y como parte de las proyecciones en el nuevo año, Alimentos Toning tiene preparado el lanzamiento de tres novedades: una barra de cereales y otra de proteínas, además de un cereal instantáneo para niños.