De la conferencia a la experiencia

Del 5 al 7 de marzo de 2015, se realizó la versión número 32 del Congreso de la COCAL -Federación de entidades organizadoras de Congresos y afines de América Latina-, en el Costão do Santinho, en Florianópolis (Brasil). Representantes de los 16 países asociados se integraron en rondas de negocios en la cuales el Centro de Eventos Valle del Pacífico tuvo la oportunidad de intercambiar agendas con otros países, generar relaciones de negocio con aliados clave para impulsar la captación de eventos y dar a conocer sus servicios. En esta importante reunión mundial se reiteró que los eventos, especialmente los académicos, tienden a ser más experienciales, menos magistrales, para que los asistentes tengan la oportunidad de interactuar y compartir actividades que generen networking, base de alianzas estratégicas y nuevos negocios. También se confirmó que el uso de herramientas tecnológicas de vanguardia es fundamental, ya que en un mundo globalizado, la interacción de los asistentes con diferentes contenidos por medio de aplicaciones móvlies y video streaming, entre otros, enriquece la experiencia del evento, contribuye con su difusión y genera una dinámica permanente entre público, organizadores, expositores y conferencistas. El Centro de Eventos Valle del Pacífico no es ajeno a estas tendencias y cuenta con una cadena de proveedores que crece con él, para ofrecer a sus clientes innovación, mejores precios y servicios, nuevos formatos y tecnologías de punta para la realización de sus eventos. Ejemplo de ello es su plataforma tecnológica en HD y 100 megas dedicadas para suplir las necesidades de conexión de sus asistentes. Trabajando en equipo con su grupo de aliados estratégicos, el Centro de Eventos asesora a sus clientes en la operación de eventos en las etapas de preparación, ejecución y evaluación y complementa la planeación de los mismos. De esta forma, se alinea con las tendencias del mercado mundial ofreciendo enriquecedoras experiencias para realizar eventos, entretenerse y divertirse en una región privilegiada por la naturaleza como el Valle del Cauca.