Depósito de alto valor

Para contribuir a la transparencia de la información y obtener más visibilidad, las personas jurídicas tienen el deber de realizar el depósito de Estados Financieros ante las cámaras de comercio. Tener visibilidad ante el mercado y ser incluido en rankings sectoriales que les permitan conocer su posición competitiva frente a sus pares, son parte de las ventajas que obtienen los empresarios cuando realizan el depósito de Estados Financieros ante la Cámara de Comercio en la cual están registrados. Este procedimiento se encuentra regulado por la Ley 222 de 1995 que lo califica como un deber de todas Las sociedades comerciales, sucursales de sociedades extranjeras y empresas unipersonales en el país y establece la obligación de realizar este proceso dentro del mes siguiente a la fecha en la cual fueron aprobados los informes. Sólo se excluye de este grupo a las empresas obligadas a reportar sus informes ante la Superintendencia de Sociedades, así como las sucursales de firmas extranjeras y las empresas unipersonales. Lina María Abad, Gerente de Operaciones de Registros Públicos de la CCC, indicó que estos estados financieros básicos se deben presentar con corte al 31 de diciembre del 2015, acompañados de sus notas y de certificación suscrita por el Representante Legal y el contador público, bajo cuya responsabilidad se hubieren preparado. Las sociedades que cuentan con Revisor Fiscal también deben anexar el dictamen de este profesional. “Cuando una persona va a hacer la renovación de su Registro Mercantil informa unos datos básicos de activos, pasivos y patrimonio. Para realizar el depósito se debe realizar otro proceso, entregando toda la documentación en físico. La CCC digitaliza los informes y quedan a disposición de aquellos interesados que quieran acceder a ellos y conocer sus datos”, explica la funcionaria. Hasta la fecha son pocas las empresas que cumplen con este deber, por lo tanto la entidad ha invitado a los empresarios a registrar también los informes generados en los años anteriores para contar con una base evaluable en el tiempo. El propósito del Depósito es generar transparencia en el mercado, y entregar información fidedigna que permita evaluar el desempeño de las empresas en el tiempo. A través de estos informes los empresarios podrán hacer más visibles sus compañías y consolidar su posicionamiento en el sector al que pertenecen, lo que le generará nuevas oportunidades de negocios.
De acuerdo con el Decreto 2649 de 1993, los Estados Financieros de Propósito General se conforman por los siguientes Estados Financieros Básicos: Balance general. Estado de resultados. Estado de cambios en el patrimonio. Estado de cambios en la situación financiera. Estado de flujos de efectivo. El trámite de depósito tiene un costo de $ 47.900 y se puede realizar en cualquier sede de la Cámara de Comercio de Cali. La ley establece que deben registrarse dentro del mes siguiente a la fecha en que los estados financieros son aprobados. Para facilitar la consulta se tiene previsto que a partir de este año estos datos se incluirán en la plataforma Compite 360 en donde reposa la información financiera de miles de empresas del país.