El Desafío Cali

Combatir la inseguridad, mejorar la eficiencia operativa del transporte público, consolidar las finanzas públicas, restructurar a Emcali y establecer institucionalidad para apalancar el desarrollo empresarial son algunos de los retos que tendrá el nuevo alcalde de la ciudad. Los desafíos que tiene quien gane la contienda política a finales de este mes no son de poca monta. Consolidar la institucionalidad, transformar a Emcali, generar más oportunidades de empleo, apostarle a la eficiencia del transporte público y volver a ganar liderazgo como capital empresarial del país son algunos de los retos que tiene Cali para los próximos cuatro años. El saneamiento de las finanzas del municipio es un punto a favor de la administración saliente, pero es necesario continuar haciendo esfuerzos en este frente para consolidar la recuperación fiscal de la capital del Valle considera el presidente de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), Esteban Piedrahita Uribe, quien sostiene que hay otro tema prioritario en la agenda del próximo alcalde y es la recuperación de Emcali. “La empresa lleva casi tres años en manos del municipio, pero aún conserva una cultura empresarial anquilosada y ofrece un servicio muy regular. Lo primero que necesita es una revolución en su cultura empresarial para hacerse eficiente y volcarse a los clientes. En el negocio de telecomunicaciones, deben plantearse alternativas de la mano de algún operador privado o mixto para que los caleños no pierdan lo poco que queda de ese patrimonio. Otros énfasis deben incluir la reducción de pérdidas en agua y energía, incluyendo la modernización de redes, la contrucción de nuevas fuentes de agua y la exploración de oportunidades de generación propia de energía”, señaló Piedrahita. También es fundamental contemplar una reforma administrativa a nivel municipal, que permita actualizar la planta de personal, generar continuidad y memoria institucional y conformar un buen equipo de funcionarios porque una buena parte de la estructura actual depende de contratistas, que con gran frecuencia tienen vínculos políticos y se contratan año a año. Desarrollo, empleo y seguridad En este punto el director regional de la Andi, Gabriel Velasco, considera crítico generar institucionalidad y espacios de interlocución con el empresariado de la región. Para conseguirlo, su propuesta es la creación de la Secretaría de Desarrollo y Fomento, en la que se articulen los temas económicos y de competitividad que la ciudad requiere. De esa forma se contribuiría al buen clima de negocios que se esta sintiendo en la región y se podría atacar con mayor eficiencia el desempleo que, si bien tuvo la mayor reducción entre las grandes ciudades del país, bajando del 15,2% en agosto de 2011 al 10,8% en el mismo mes de 2015, sigue estando por encima del promedio de las 13 principales áreas urbanas, que estuvo en el 9,9%. en este sentido, Velasco señala que la meta de generar empleos sostenibles contribuiría a combatir los delitos que se registran en la ciudad. El más preocupante de todos estos delitos es el homicidio, que se redujo de 82 a 66 por cada 100 mil habitantes en el año 2014 pero sigue siendo alto, según el coordinador de Cali Cómo Vamos, Mauricio Vásquez. Este factor es, sin duda alguna, uno de los grandes retos de la próxima administración. Movilidad También es indiscutible que la movilidad es otro punto neurálgico ya que en los últimos tres años más caleños prefirieron usar carro particular que el sistema de transporte público: en 2011, el 52% de los habitantes afirmaba usar transporte público y en 2014 apenas el 47% lo hizo. “Es necesario lograr que el MÍO acerque a los caleños a las oportunidades con muy buen servicio y en el menor tiempo posible”, dice el vocero de la Andi Para Piedrahita la clave está en encontrar alternativas para que el sistema de transporte masivo logre el punto de equilibrio. “El asunto aquí es que los operadores están en grandes dificultades financieras, entonces no ingresan más buses al sistema porque no tienen cómo financiarlos ni mantenerlos. Una solución es otorgar subsidios a la operación, contingentes para que se preste un buen servicio, al menos en tanto se logra la cobertura y la eficiencia que requieren los caleños,”, asevera. Luchar contra la piratería, construir más ciclorrutas e integrar al sistema masivo a los jeeps y las ‘gualas’ que operan en las zonas de ladera también son puntos críticos para atender los requerimientos de movilidad que hoy vive Cali. “Con un sistema de transporte público de calidad será más fácil modificar la cultura para que la gente acepte bajarse del carro y la moto”, afirma el presidente de la CCC. Educación La educación también genera grandes compromisos para el alcalde. Si bien la inversión en este rubro aumentó un 17% entre 2013 y 2014, la tasa de cobertura neta es de 87%, inferior a la de Bogotá y Medellín. Además, apostarle a una educación bilingüe es fundamental. Para esto hay programas de alianza público-privada en marcha, pero es necesario consolidar ese trabajo y lograr que el 60% de los jóvenes que no hablan inglés lo dominen para proyectarse laboralmente. Impulsar la educación en nuevas tecnologías, la innovación tecnológica y la conectividad digital son puntos importantes para Pablo Cardona, gerente de Colbits, una empresa dedicada al desarrollo de ciudades inteligentes. “Con Guerrero hubo un avance en la materia, incluso hay más cobertura de internet gratuito, pero hay que seguir trabajando para llegar a la altura de las grandes urbes”. Un Valle en expansión En cuanto a la región, los retos del futuro Gobernador recaen principalmente en agilizar las obras de infraestructura que requiere el departamento para mejorar su competitividad tanto en el Puerto de Buenaventura, como en materia de vías. Para Ricardo Acevedo, analista económico, estos proyectos van a motivar la llegada de nuevos inversionistas. “Cuando hay una eficiente conectividad vial los costos de logística y transporte se reducen”, asevera al señalar que infortunadamente el país tiene los más altos costos de transporte en el mundo. Por otra parte, Acevedo señala que aunque las zonas francas del Pacífico y Palmaseca son las que más exportan en Colombia, el desarrollo de cualquier país “depende de sus puertos, y teniendo en cuenta que Buenaventura cuenta con el 60% de las exportaciones e importaciones de Colombia es perentorio que el Gobernador se fije en la situación del puerto no solo en infraestructura, sino también en el progreso de su gente en materia de educación, empleo y seguridad”.