El presidente volvió a casa

Después de 70 años de haber instalado su planta de producción en el Valle del Cauca, Good Year decidió concentrar a todo su staff gerencial en esta región y trasladó la Presidencia, que se encontraba en Bogotá, a la capital del Valle. Convencidos de que la comunicación directa con todo el personal de planta y oficinas es la base de la productividad, la multinacional Good Year trasladó su equipo directivo a Cali. Sobre esta decisión clave, John Torres, presidente de la multinacional, explicó que “lo que quiere la empresa es brindar mejores tiempos de respuestas y confirmar el compromiso de la empresa con la región”. “Goodyear ha creído y sigue creyendo en Colombia para mantener su operación y a futuro fortalecerla, ya que esta región cuenta con un creciente potencial de desarrollo. Tiene como ventaja la cercanía al puerto de Buenaventura, que nos brinda acceso directo al continente asiático y moviliza al menos el 50% de los bienes de la economía nacional”, complementa al respecto Mario Rodríguez, Director de Supply Chain- Cluster Andino Goodyear. Para mantener sin inconvenientes la operación en la región centro del país, se quedaron en Bogotá la Dirección de Mercadeo, la Dirección de Ventas Zona Centro – Boyacá y la Dirección de Ventas para Almacenes de Cadena. Con respecto a los proyectos por ejecutar en el mediano plazo, Goodyear de Colombia desea consolidarse como productora de llantas de camión radial cuyo diferencial clave se base en la calidad. Para tal fin, desarrollan un proceso de renovación del proceso de extrusión con la instalación de una máquina con capacidad de procesar simultáneamente 4 compuestos diferentes en lugar de 2, como se tiene actualmente. “Con este diferencial va a ser posible que entreguemos a nuestros productos unas características que mejoren la eficiencia y la duración en servicio”, explica Torres sobre los resultados esperados con esta iniciativa. Según Raúl Pinto, director de Manufactura de la empresa, el otro propósito está centrado en continuar con la implementación del modelo de Optimización de Planta, el cual es una metodología cuyos pilares se enfocan en seguridad y respeto por el medio ambiente, junto con Mejora de Competencias y Confiabilidad de equipos así como Mejoramiento de conservación de activos y organización del lugar de trabajo. “La meta es para el final del 2017 tener todos los procesos parametrizados con los sistemas de este modelo de gerenciamiento que busca continuamente las mejoras de las condiciones para los trabajadores y con ello desarrollar un estado más elevado de compromiso y participación en la solución de oportunidades”, expresó el ejecutivo. Sin duda alguna, el gran propósito es promover diferenciales competitivos que impulsen la productividad de su planta, en donde laboran 289 empleados y desde la cual se abastecen mercados en México, Chile, Perú, Brasil y Estados Unidos. En estas instalaciones la firma produce llantas de camión radial, de tractor y removedor convencional así como bandas precuradas para reencauche. Good Year volvió a casa y sus directivos están convencidos de que están en una región que lo tiene todo para impulsar sus negocios y, con ello, el progreso de sus empleados, socios y aliados.