El reto de la innovación

A partir de este mes entra en marcha el Pacto que propiciará el crecimiento social y económico de la Región Pacífico de la mano de la innovación empresarial. La Cámara de Comercio de Cali, con el apoyo de Colciencias buscará a 500 empresarios de la región que se sumen al Pacto por la Innovación, asumiendo el compromiso de trabajar y promover el crecimiento a través de la innovación. Este grupo se sumará a los más de dos mil empresarios que hacen parte de Medellinnovation, el gran pacto por la innovación que lanzaron en la capital antioqueña. Según cifras de Colciencias, en el país apenas se invierte el 0.2% del PIB en procesos de innovación y los Pactos por la Innovación buscan que ese indicador se eleve por lo menos al 1% al 2018. El reto del sector privado es invertir sus recursos en hacer más investigación de producto, en desarrollo de procesos y servicios, y en programas de formación para sus colaboradores.
Los firmantes reconocen públicamente que:

1. Nuestro compromiso es definitivo para impulsar la innovación, la competitividad y construir una sociedad sostenible. 2. El desarrollo de nuestra región es un propósito colectivo en el cual participamos todos los ciudadanos e instituciones. 3. Nuestra región debe enfocar sus esfuerzos en los avances en materia de innovación, desarrollo productivo y calidad de vida. 4. La gestión del conocimiento es importante para aumentar la competitividad de las empresas. 5. La competitividad proviene de la dinámica generada por las apuestas productivas de cada región y liderada por los diferentes actores del sistema. 6. Las empresas son el motor de la economía y por ende su crecimiento y sostenibilidad son vitales para el desarrollo de la región. 7. El mundo está cambiando rápidamente y la velocidad de llegada de nuevo conocimiento implica retos importantes en materia de investigación y desarrollo tecnológico, investigación de mercados, formación del recurso humano y preparación para los negocios.
Las empresas se comprometen a:

1. Articular los actores del sistema de innovación tomando como base el Plan y Acuerdo Estratégico Departamental en Ciencia, Tecnología e Innovación. 2. Promover la difusión, el entendimiento y el compromiso del Pacto por la Innovación. 3. Invertir en actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación en el mediano y largo plazo. 4. Nombrar al interior de las empresas un responsable de la gestión de la innovación para que interactúe con los actores y lidere el proceso. 5. Capacitar y entrenar el recurso humano de cara a las nuevas tecnologías, la innovación y las tendencias del mercado.
“En este momento hay empresas que lo hacen, pero de manera empírica, no hay sistemas ni procesos, y realmente la inversión todavía no es tangible. Pero si nos ponemos a verlo en números, tenemos el potencial de ser un país innovador”, explicó durante una primera socialización Isabela Echeverry, directora de la Unidad de Emprendimiento e Innovación de la Cámara de Comercio de Cali. Los Pactos por la Innovación promueven la articulación de los actores del ecosistema de Ciencia, Tecnología e Innovación en las regiones y una economía basada en el conocimiento. Los firmantes de los Pactos por la Innovación representan diversos sectores para sumar su interés por la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, y de esta forma contribuir al desarrollo de su región y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
El primer paso que tienen que dar los empresarios para acceder a los beneficios del Pacto por la Innovación o convertirse en firmantes es ingresar a http://pactosporlainnovacion.colciencias.gov.co/ o a www.ccc.org.co y hacer click en el banner que identifica al programa. En la página podrán realizar un autodiagnóstico para empezar a determinar cómo cerrar brechas para ser innovadoras.
Por su parte, Catalina Ortiz, ex gerente de iNNpulsa, experta en ciudades innovadoras y quien fue ponente en la pasada edición de Innovation Live, sostiene que Cali y el Valle se han ganado muchos premios de innovación e investigación, pero debe ser un propósito llevar esos logros al mercado para hacerlos más tangibles y generar beneficios económicos y sociales. Con el acompañamiento del Gobierno Nacional y entidades privadas se buscará fomentar más y mejores prácticas empresariales en el Valle trazándose objetivos que sean medibles en ventas y beneficios para el consumidor. Desde ya, la región comienza su etapa de rastreo de todas las manifestaciones de innovación que se dan al interior de universidades y empresas para hacer un inventario extenso de toda propiedad intelectual gestante. Se trata quizás de la apuesta más minuciosa de este Pacto, y se denomina Brigada de Patentes. El Valle tiene un alcance de 17 patentes en promedio al año que se solicitan ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). La idea de esta brigada es ofrecer acompañamiento y apoyo a través de un fondo para incrementar la cifra a 30 patentes inscritas en un año. El propósito de la CCC es retar a las empresas para que empiecen a pensar que la innovación se basa en el uso de nuevas herramientas ya probadas, para aplicarlas a los productos, servicios y procesos de la empresa. El propósito de esto es generar más ventas, flujo de caja y, en suma, un mayor crecimiento.
Beneficios del Pacto

Una vez firmado el Manifiesto de Adhesión, el emprendedor sabrá en qué momento innovador se encuentra (avanzado, en evo­lución, en consolidación o emergente) y podrá acceder a los beneficios afines a sus características:
Recibir formación en estrategia y herramientas para la innovación, ideal para empresas en etapa inicial que requieren la guía de expertos para gestar un proceso de innovación. Las empresas con mayor conocimiento, que no tienen procesos implementados, podrán acceder a acompañamiento técnico para montar sus sistemas de innovación. Se implementará un mínimo viable de los mismos en las empresas. Colciencias y la CCC asumirán el 80% de los costos y las compañías, el 20%. Las compañías que ya están produciendo innovación pueden acceder a recursos para patentar los activos intangibles sujetos a ser propiedad intelectual que luego podrán licenciar, comercializar y aprovechar económicamente. El programa espera lograr 30 solicitudes de patentes y cofinanciar el 60% de los costos. Los empresarios tendrán que asumir el 40% restante. Las patentes deben ser de orden nacional. El Pacto cuenta con otras posibilidades de cofinanciación para empresas que requieran ser apalancadas durante el proceso de acompañamiento técnico y desarrollo de prototipos. También contarán con beneficios tributarios. Los firmantes podrán contar con un practicante del Sena o universitario durante seis meses que los ayude a implementar estos procesos. Recibirán un puntaje adicional en convocatorias de iNNpulsa Colombia y el Sena referentes a innovación corporativa empresarial. También pueden obtener puntos adicionales o ser beneficiados en desempates en esas convocatorias.