“Emcali es una tierra de oportunidades”

Óscar Pardo Aragón, cumple 5 meses de estar al frente de Emcali, empresa que le fue devuelta a la ciudad después de 13 años de intervención por parte del Gobierno Nacional. Espera convertirla en un ejemplo a nivel nacional e internacional. Lleva casi 5 meses al frente de Emcali, ¿cuál es su visión hoy de la empresa? La veo como una tierra de oportunidades, yo me encontré con una organización con ganas de volar. Encontré un grupo humano con ganas de no tener límites y lo que queremos es tener un crecimiento rentable y sostenible. Para eso estamos trabajando en tres pilares fundamentales: innovación, consolidación y la planeación estratégica. En cuanto a innovación, ¿qué tanto se ha avanzado en el tema de servicios? Una de las cosas que descubrí y me sorprendió gratamente es la capacidad de innovación que tenemos. En este sentido, creamos el Grupo Innovación y Gestión del Conocimiento de Emcali con el que vamos a hacer toda una metodología de patentes y servicios agregados de Emcali. Somos pioneros a nivel nacional en el tema de energía prepago con tecnología avanzada, servicio que lanzamos el mes pasado y que nos dio la oportunidad de tener plata para el programa de normalización de redes. Con el prepago logramos $22.000 millones y vamos por $3.000 más. También vamos a hacer otro tipo de red inteligente para combinar telecomunicaciones con energía y a integrar paquetes de servicio de valor agregado que van a sorprender. ¿Qué acciones prioritarias ha emprendido Emcali en estos meses? Primero, el manifiesto del Buen Gobierno, una iniciativa del Alcalde que nos permitió tener unos lineamientos claros de transparencia en la elección de la junta directiva y del gerente. Estamos trabajando en la renovación del equipo gerencial y en el Código del Buen Gobierno y de Ética. Para nosotros es clave mostrarle a la ciudadanía transparencia, trazabilidad y apertura. Vamos a montar el Sistema de Abastecimiento Estratégico de Emcali y para ello estamos trabajando con los mismos asesores que lo montaron en Ecopetrol. Otra prioridad son las pérdidas en agua y energía, para ello creamos un comité que busca soluciones, porque una ciudad de dos millones y medio de habitantes no puede acostumbrarse a los cortes. También estamos trabajando en mejorar los estándares de nuestros servicios para que la fidelización sea algo real y le estamos apostando a generar crecimiento y posicionamiento de nuestro negocio de telecomunicaciones. ¿Cómo fue el acuerdo al que se llegó con la Nación respecto a la deuda que tenía la empresa y cómo beneficiará esto a los caleños? La deuda estaba pactada para cinco años que empezarían a correr en el 2014 y eran erogaciones de $200.000 millones al año y eso se nos hacía muy difícil de cumplir, entonces lo que le dijimos al Gobierno Nacional fue que nos dejaran pagar la deuda en 10 años y a partir del 2016, lo que representa dos años de gracia. Pero adicionalmente había un compromiso político de que esa deuda volviera a Cali como inversión y en este sentido se logró que el valor sea devuelto en inversiones para los componentes de agua y alcantarillado. Para eso se firmaron dos documentos, un Conpes, que estipula año a año en qué proyectos se va a invertir; y un Confis, que garantiza las vigencias futuras. La idea es arrancar las inversiones en el 2016, y tenemos que garantizar o certificar que pagamos la deuda. Son dos vías paralelas: una es la inversión de los proyectos y otra es nuestro pago de la deuda. ¿Cómo cierra el 2013 Emcali y qué se espera para el 2014? El 2013, por la coyuntura de la transición, tuvo problemas en el tema de la ejecución, que es normal porque prender la máquina toma su tiempo. Aunque los números son buenos, tenemos las pilas puestas para en el 2014 triplicar el esfuerzo. ¿Según las proyecciones, cuándo considera que Emcali empezará a retribuirle social y económicamente a la ciudad? Nuestra intención es generar un plan de dividendos al municipio a partir del 2015. Tenemos una buena oportunidad de empezar a hacer obras de renovación de agua y alcantarillado con plata nuestra y de la Nación, también en temas energéticos con las subestaciones que estamos construyendo. Nuestro esfuerzo va a ser invertir en la renovación de redes donde tenemos un rezago de años. ¿Qué significa para los caleños la devolución de Emcali? Es una gran oportunidad para que la gente recobre la fe en Cali, que crean en su crecimiento y en el ejemplo que será a nivel nacional e internacional. Vamos a recobrar el sitio que solíamos tener. Emcali es nuestra y debemos cuidarla. ¿Y para usted qué significa dirigir la empresa pública más importante de Cali? Es un gran reto y una gran responsabilidad. Como servidor público aquí voy a estar al 120%. No quiero ser segundo, no quiero ser tercero, no quiero copiar, quiero innovar y que todos los demás me miren y así se lo dije al presidente de EPM.