Emprendimientos con sello vallecaucano

El mundo 3D combinado con soluciones de ingeniería, servicios de outsourcing para el sector industrial y productos para el cuidado del medio ambiente, son los focos de tres emprendimientos de la región que están dejando huella por su pasión, disciplina y motivación para crecer en el mundo empresarial. Pasión en 3D La pasión por lo innovador fue lo que impulsó a Andrés Valencia y a su esposa, Mónica Andrea Moreno, a renunciar a sus empleos para lanzarse a generar proyectos en 3D para que las empresas constructoras ofrecieran sus proyectos de una manera más atractiva. Así nació Real Group Interactive, una firma que tras ocho años de operaciones se consolida con mayor fuerza. Andrés, reconoce que tuvieron un duro proceso de aprendizaje sobre cómo crear y gestionar una empresa. “Mi entonces novia (ahora esposa) tenía 19 años y yo 22, y nos vimos abocados a realizar todas las labores: mensajería, facturación, recursos humanos, ventas y administración”, afirma con un evidente entusiasmo. Con propuestas vibrantes, Real Group Interactive logró conquistar los primeros clientes, que vieron en la solución una oportunidad para fortalecer la labor de los departamentos de mercadeo y ventas, integrando el concepto tecnológico a sus proyectos. Constructora Meléndez, Constructora Alpes, Constructora Bolívar, Normandía y Skema, son algunas de las firmas que han utilizado los servicios de la empresa.
En los últimos dos años los ingresos de la empresa han crecido a un ritmo promedio del 20%, pero la meta es impulsar las ventas en un 50% en el 2015.
A partir de su interés en profundizar en las necesidades del sector constructor, este ingeniero mecánico desarrolló una segunda unidad de negocio, en la que se mezcla la tecnología con la ingeniería. Utilizando vehículos aéreos no tripulados, la empresa captura con cámaras la información de terrenos y superficies, que luego les permite optimizar los diseños de una obra y facilita la toma de decisiones en materia de ingeniería. “Nuestros UAV (Vehículos aéreos no tripulados) están equipados con dispositivos como sensores y cámaras que permiten digitalizar el mundo real y generar modelos digitales de terrenos con una precisión de centímetros y con información adicional como imágenes multiespectrales y formato audiovisual RGB”, explica Andrés. Esta actividad es el complemento perfecto para la unidad de visualización 3D porque les permite conocer todo el entorno real de un futuro proyecto e implantarlo virtualmente para hacer aplicaciones interactivas. Su innovador enfoque les permitió vincularse con Innpulsa Colombia para participar en un programa de innovación abierta, en el que las más grandes empresas del país expusieron sus necesidades en materia tecnológica ante un grupo de emprendedores de diferentes regiones. Así lograron concretar un proyecto con una empresa bogotana, que se dedica a la construcción de obras de ingeniería para la industria de petróleo y gas. El encargo consistió en digitalizar los terrenos donde construyen y/o construirán en el futuro sus obras. Gracias a su dinamismo y espíritu emprendedor, Andrés y su esposa dejaron de ser los únicos empleados de la compañía y cuentan ahora con una plantilla de 13 colaboradores, de diferentes profesiones, que integran sus diversos saberes a la solución de las necesidades de sus clientes. El futuro luce promisorio, especialmente si se tiene en cuenta que muy pronto se iniciarán las obras de 4G que prometen modernizar las vías del país. En el primer semestre del 2015 planean consolidar su presencia entre las empresas que desarrollan las grandes obras de ingeniería en territorio nacional, y en el segundo semestre desplegarán sus energías en el sector agroindustrial y buscarán la oportunidad de trabajar con el Ministerio de Defensa. Carlos Hurtado ValenciaEl poder del talento humano Si alguien sabe cómo crecer rápidamente es Carlos Hurtado Valencia, gerente general y socio fundador de Simout S.A., una firma que inició operaciones hace apenas 13 años y hoy cuenta con 702 empleados que atienden los requerimientos de importantes clientes industriales. Mantenimiento integral, manejo de carga y montaje a través de un sistema outsourcing son los servicios que han catapultado a Simout S.A. a ser una de las principales opciones para el sector productivo en el ámbito local, nacional e internacional.
La empresa cuenta con sedes en Cartagena, Cúcuta y Río Claro, en Antioquia. Empresas como Goodyear, Colombina, Nestlé, Argos, y Nutresa, entre otras, son parte del portafolio de clientes que confían en la calidad de sus servicios.
“Comenzamos con el servicio de mantenimiento industrial y tuvimos la fortuna que nuestra etapa de maduración la logramos con un cliente que desde nuestros inicios ha creído en nuestras capacidades, Kimberly Clark Papeles del Cauca. Esta experiencia nos ayudó a proyectar nuestra compañía en el segmento de servicios tercerizados”, asegura el directivo. Para mantener la preferencia de sus clientes y generar nuevos negocios, la empresa tiene como política la contratación y capacitación de personal calificado para prestar el mantenimiento completo de plantas de producción. “El plus que marca la diferencia y que deja altos estándares de satisfacción de nuestros clientes está enmarcado en nuestro talento humano. Todos nuestros empleados llevan puesta la camiseta de Simout y ofrecen lo mejor de ellos para que nuestros servicios sean excelentes”, afirma este ingeniero eléctrico. Los directivos también tienen claro que en la senda del crecimiento es necesario contar con el apoyo de instituciones que les brinden herramientas de fortalecimiento y a lo largo de su gestión empresarial han recibido el acompañamiento de la Cámara de Comercio de Cali. A partir de un proceso de definición estratégica aterrizaron el concepto de outsourcing e identificaron las actuales líneas de negocio. También lograron certificar su sistema de gestión de calidad y actualmente desarrollan un proyecto para crear círculos de innovación que contribuyan a la evolución de sus servicios. En esta iniciativa participa Colciencias. Para el 2015 la compañía, que ya realiza operaciones en Ecuador y Panamá, se ha planteado el reto de consolidar su presencia en esos dos países e iniciar actividades en Perú, Chile y Costa Rica. Este ‘experto en crecimiento’ ha reflexionado sobre el camino que los ha llevado a donde están hoy y tiene claro que es necesario evaluar constantemente el desempeño de todo proyecto empresarial para determinar si va por buen camino. “La pasión, la rentabilidad de la idea y la claridad sobre mis competencias para sacar adelante la iniciativa determinan si la idea de negocio tiene futuro a corto y largo plazo. Si no es así, es necesario replantear el modelo y perseverar”. Los beneficios de Carbón Zero Dos ingenieros químicos y un experto en finanzas se unieron para dejar volar su intelecto con el objetivo de generar un servicio ambiental que contribuya con la mitigación del cambio climático. Es así como Javier Álvarez, Álvaro Herrera y Gustavo Vásquez después de varias jornadas de trabajo e investigación encontraron que la guadua es una de las principales plantas de nuestra biodiversidad que contribuye con la captura de carbono y reduce los efectos potenciales del calentamiento global. “Decidimos generar una lluvia de ideas de las cuales surgió una gran plan de negocio en el campo ambiental. Encontramos que la guadua es una planta de la biodiversidad colombiana que ayuda a la captura de carbono y en consecuencia en la mitigación del cambio climático”, comenta con risa nerviosa, Javier Álvarez, gerente general de Carbón Zero.
Con su propuesta plasmada en un plan de negocios, en el 2011 participaron en el concurso Ventures, en la categoría Uso Sostenible de la Biodeversidad, logrando alzarse con el primer lugar en la categoría Competencia Internacional. Recibieron como premio remuneración económica y un viaje a Texas, en Estados Unidos, para asistir a Global Ventures Labs Investment Competition.
Para llevar esta idea al entorno empresarial, los tres emprendedores crearon una tecnología con la cual producirán en masa la guadua, para comercializarla como su primer producto que contribuya con el medio ambiente. “Estamos ya en el proceso de patentar nuestra tecnología para producir en masa las plantas y poder comercializarlas. Así no vamos a depender del ciclo natural de la producción de la guadua. Creo que marcaremos un cambio empresarial en pro del medio ambiente”, afirma Álvaro Herrera uno de los socios de Carbón Zero. Hoy la empresa ya tiene su proyecto comercial listo. “La primera etapa de comercialización de las plantas (guadua producida por su desarrollo tecnológico) la vamos a realizar a través de las estaciones de gasolina donde venderemos el producto a los usuarios y así genere un cambio de actitud que nos permita mejorar el medio ambiente”, puntualiza Javier Álvarez. Para Álvaro Herrera este trabajo le ha dejado una gran conclusión “la pasión, perseverancia y disciplina, son claves para poder concretar una idea en empresa y lo más importante que contribuya con el desarrollo de la región”, finaliza.