Empresas, a reducir su Huella de Carbono

La salud del planeta es un tema que gana espacio en la conciencia de los consumidores, quienes a la hora de elegir un producto cada día prestan más atención a la Huella de Carbono que su elaboración deja en el medio ambiente.

Personas, empresas, eventos, ciudades y países, dejan diariamente una ‘Huella de Carbono’ que es, nada más y nada menos, la cantidad de dióxido de carbono –CO2, que se genera al realizar cualquier actividad cotidiana y que es considerado uno de los principales responsables del cambio climático que enfrenta actualmente el planeta.

De acuerdo con la Bióloga y especialista en Ingeniería Sanitaria y Ambiental, Ana Dorly Jaramillo Salazar, dicha Huella es la medida del impacto ambiental que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente y se determina según la cantidad de Gases de Efecto Invernadero (GEI) producidos y que son medidos en unidades de dióxido de carbono.

“Para medir el impacto se realiza un inventario de emisiones de GEI siguiendo normativas internacionales reconocidas, tales como ISO 14064-1, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras. Una vez conocido el tamaño de la huella, el objetivo es implementar una
estrategia de reducción y/o compensación de emisiones, a través de diferentes programas, públicos o privados”, explica Jaramillo.

Ganar-Ganar

Todos resultamos ganadores al tomar conciencia e implementar acciones que reduzcan la emisión de CO2 en nuestras actividades diarias en pro de mitigar el daño ambiental. Sin embargo, las grandes ganadoras serán las empresas que le apuesten a medir, reducir y certificar la ‘Huella de Carbono’ en su cadena de producción de bienes, desde la obtención de materias primas hasta el tratamiento de desperdicios, pasando por la manufacturación y el transporte.

Reducir la huella de carbono conlleva un mayor prestigio de cara al público, ya que la tendencia de los consumidores es optar por los productos más sanos y menos contaminantes. La certificación de la Huella de Carbono es un importante recurso de diferenciación de marca; incluirla en la presentación de sus productos las visibiliza como empresas socialmente responsables y les abre mayores posibilidades en el mercado internacional.

Además, “minimizar la Huella significa que se realizarán acciones para consumir menos, por lo tanto la empresa será más eficiente y se lograrán ahorros en agua, energía, residuos y por lo tanto en recursos”, señala la experta.

En Colombia, aún no existe un marco regulatorio sobre este tema, pero sí empresas que ya han implementado programas para bajar su Huella, mediante la reducción del consumo utilizando productos que mejoren la eficiencia energética como las bombillas y llaves de agua ahorradoras, empleando energías renovables y plantas de tratamientos de aguas residuales, y diseñando planes de aprovechamiento de residuos. Además, están realizando acciones de compensación como son las restauraciones ecológicas a través de las siembras de árboles.

La media mundial de Huella de Carbono es de 5 toneladas de CO2 por persona al año.

Para saber cuál es la Huella personal o de las pequeñas empresas, existen en internet calculadoras para medir la generación de CO2 como la de la Fundación Reduce tu Huella
www.reducetuhuella.org

Juego Limpio al Planeta

Los Juegos Mundiales 2013, se convertirán en el tercer evento que se realiza en el país que medirá su Huella de Carbono, informó Jaramillo Salazar, quien es además la Coordinadora Ambiental de este evento deportivo, que se realizará en Cali del 25 de julio al 11 de agosto.

“Ya estamos realizando un trabajo de sensibilización para minimizar la generación de GEI. Para ello diseñamos rutas que impliquen menos kilometraje ya que el transporte, y sobretodo, el aéreo es el que más contribuye para aumentar la Huella”, señala.

También están trabajando con los hoteles para reducir el consumo de agua y energía. La propuesta es invitar a los huéspedes a que se unan a la iniciativa aceptando que las toallas y tendidos de cama no se cambien todos los días. Además cambiar las luminarias y llaves de agua por ahorradoras.

“También se gestionará con los contratistas del catering la minimización del consumo de materiales no renovables y el buen desempeño ambiental. Los regalos trataremos que sean productos colombianos hechos en Cali, para evitar el consumo de gasolina, y por lo tanto el aumento de la huella. Otras de las acciones serán la utilización de papel ecológico, en lo posible, y la estructuración de un Plan de Gestión de Residuos Sólidos y Peligrosos”, explica.

La compensación de la Huella se realizará mediante la Restauración Ecológica, en terrenos que son jurisdicción Dagma en territorio de Parques Nacionales Naturales, en el área de Bataclán y en humedales de Cali.

Para la compensación ya cuentan con el apoyo de empresas y entidades que se han sumado a la iniciativa. “El convenio Club Campestre – CVC nos regaló 6.000 árboles sembrados. El comité por la Cuenca del Río Cali (CVC, DAGMA, EMCALI, Patrimonio Natural, Epsa) aportó 10 hectáreas sembradas, estamos gestionando que nos regalen las hectáreas sembradas en el Jardín Botánico en el marco del convenio (CVC- UAO) con recursos del DAGMA e invitando a otras entidades a que se unan”, puntualiza.