En busca de su ‘nirvana’ empresarial

Gabriel Maya, gerente de Zen Natural S.A.S.Elaborar productos cosméticos a partir de ingredientes naturales exóticos de la biodivesidad suramericana (Quinua, Acai, Sacha Inchi, Camu-Camu, entre otros) es la apuesta de Zen Natural S.A.S, firma de un joven emprendedor caleño que obtuvo el premio ‘Destapa Futuro 2014’ de la Fundación Bavaria. Zen, que significa meditación y hace alusión a lograr estados superiores de felicidad a partir de la espontaneidad y la intuición, es un término más que apropiado para el proyecto empresarial que acaba de concretar Gabriel Maya. Zen Natural SAS es el resultado de años de seguir sus intuiciones como emprendedor y de ver cada fracaso como la oportunidad de aprender y mejorar para su siguiente avanzada.
La meta comercial con el lanzamiento de la marca son ingresos aproximados de 200 millones de pesos en el primer semestre del año.
Como parte de los beneficios del premio ‘Destapa Futuro 2014’, el empresario realizará un viaje a Washington para conocer ángeles inversionistas y buscar oportunidades de negocio con potenciales compradores.
A los doce años de edad creó un negocio de venta de tilapias, con el que atendía las demandas de amigos y familiares. A los 18 años montó una empresa para la comercialización de máquinas de videojuegos y a los 21 años participó como socio en la fundación de centro de terapias de medicina alternativa. Un resultado poco favorecedor en esta última iniciativa lo llevó a trabajar en el sector farmacéutico. Fue así como se involucró a fondo en este sector y aprendió lo necesario para salir con su nueva idea de negocio: crear su propio laboratorio de productos cosméticos, basados en ingredientes 100% naturales. Con ganas, pero con poco capital de trabajo, inscribió su idea de negocio en el Fondo Emprender del Sena y logró beneficiarse con 100 millones de pesos de capital semilla. Con esos recursos, más su propios ahorros, nació Zen Natural’s S.A.S. Durante casi un año Gabriel se dedicó a la construcción de la planta de producción, definición de la estructura de la empresa y consolidación de su plan comercial. Gestionó todos los permisos y acreditaciones para formular y elaborar productos de manufactura cosmética. “En octubre de 2014 llegaron los primeros frutos, porque logramos obtener la acreditación BPMC (Buenas Prácticas de Manufactura Cosmética) la cual es la máxima garantía de calidad en el sector cosmético. Este hecho nos hace sentir muy orgullos por ser una de las 14 empresas del país en obtener esta acreditación, que sólo grandes cómo Johnson & Johnson, Colgate, Yanbal, y Belstar han conseguido y más aún, siendo una pequeña empresa”, dice el emprendedor. Paralelo a este labor, Maya había desarrollado una serie investigaciones con su grupo de trabajo para utilizar la materia prima indicada y dar paso a la elaboración de su propia marca de cosméticos. Como resultado, encontraron en la quinua, una planta herbácea originaria de Perú y Bolivia que se cultiva en zonas de páramo, el elemento indicado para su primera línea cosmética que saldrá al mercado en marzo de este año y se lanzará de una vez al ruedo exportador. “La quinua tiene beneficios nutritivos para la piel y el cuerpo. La combinamos con otros elementos naturales y logramos 6 productos: una mascarilla facial, gel antibacterial, crema facial, jabón líquido, shampoo y acondicionador. Esta primera línea la vamos a posicionar en los mercados de Chile y Perú con dos distribuidoras de belleza; en este trabajo hemos contado con la asesoría de Procolombia”, afirma Gabriel. Como complemento, la empresa también produce una línea institucional de gel antibacterial, tónicos capilares, faciales, humectantes, y aceites que comercializa entre centros médicos, clínicas de estética y hoteles de la ciudad. Este joven tiene claro que las nuevas tecnologías son una gran oportunidad para ampliar su mercado, por eso planea este primer semestre tener al aire su plataforma de e-commerce, con la cual tomaría pedidos en diferentes países. Y en el 2016 incursionarán en el maquillaje decorativo, como una estrategia complementaria para impulsar el uso de sus productos cosméticos. En esta oportunidad su intuición lo está guiando por el camino correcto, y Gabriel tiene la energía necesaria para continuar avanzando en la búsqueda de lo que es su nirvana empresarial.