En el Valle le tenemos el remedio

Avanzar en la creación de oficinas que suscriban convenios con instituciones de otros países para atender a pacientes con servicios de alta complejidad es un reto que dinamizaría el cluster de Excelencia Clínica. La Fundación Valle del Lili es la pionera, pero existe la capacidad para integrar a otras clínicas y hospitales. La imagen de Cali como un destino inmejorable para procedimientos médicos de alta complejidad ya comienza a ganar relevancia a nivel internacional, al punto que una de sus principales instituciones prestadoras de servicios de salud se ha consolidado como el hospital de alto nivel para varios países del Caribe. Pero la meta es ampliar esta buena fama a toda la red cluster de Excelencia Clínica, de la que forman parte 524 empresas distribuidas en 12 líneas de negocio asociadas a esta iniciativa. De acuerdo con el informe Enfoque Competitivo, de la CCC, en 2013 los ingresos operacionales de las firmas del cluster alcanzaron los U$ 3.563 millones, un 10,6% más que lo registrado en 2012. Información publicada por la Red Cluster Colombia (www.redclustercolombia.com) da cuenta de que en el departamento hay 164 clínicas y 49 clínicas estéticas, 5 facultades de medicina y 2 universidades con programas de química, factores que indudablemente contribuyen a consolidar esta iniciativa que lidera al Cámara de Comercio de Cali. El Valle es el segundo mayor proveedor de productos farmacéuticos y medicamentos del país con el 13% de la producción nacional y, según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), la región alberga a 6 de los 20 principales laboratorios farmacéuticos del país. Tecnoquímicas es la compañía de capital nacional más grande de Colombia. Del total de los ingresos del cluster en 2013, las mayores variaciones se dieron en prótesis e implantes con 28,4%, insumos médicos (14%), productos farmacéuticos (13,3%) y clínicas y hospitales (10,5%). El mayor aporte, en términos de ventas, lo realizan clínicas y hospitales, productos farmacéuticos, insumos médicos y centros especializados, en su orden.
En la segunda semana de junio de 2014 se realizó con éxito en la Clínica Fundación Valle del Lili el primer trasplante de pulmón a una paciente de 60 años.
El informe de la CCC resalta que el Valle cuenta con centros especializados para diferentes tratamientos, destacando a RTS (Baxter) y Salud Hombre, en procedimientos renales, así como Oncólogos Asociados de Imbanaco y el Instituto Hemato-Oncólogo, en servicios de oncología. La Fundación Valle del Lili y la Clínica Imbanaco se ubican entre las principales de América Latina. En el caso del Valle del Lili, se realizó el mayor número de transplantes de hígado (55) entre 2011 y 2013, mientras Imbanaco está entre las cinco clínicas de Latinoamérica con mayor número de transplantes de médula ósea realizados en ese periodo. Por otra parte, la Clínica Amiga de Comfandi, fundada hace cuatro años, cuenta con un centro de navegación para servicios de oncología cuyo propósito es reducir la tasa de mortalidad de los pacientes afectados con esta enfermedad. Salud internacional La presencia de la Fundación Clínica Valle del Lili (FCVL) y el Centro Médico Imbanaco (CMI), instituciones hospitalarias reconocidas entre las mejores en América Latina y el Caribe, hacen que la ciudad dinamice su competitividad y genere confianza en los pacientes nacionales e internacionales. El doctor Jorge Mario Madriñán, subdirector médico de la Clínica Valle del Lili, dice que la institución apuesta por un “manejo de la alta complejidad bajo un esquema de integralidad, altos estándares de calidad y búsqueda de la excelencia. Creemos que como institución estamos dispuestos a cubrir una región tan extensa como América Latina”. El médico Madriñán lo visualiza de esta manera porque cuentan desde hace tres años con la oficina internacional, coordinada por el doctor Leonardo Muñoz, la cual atendió 468 pacientes en el 2014, un crecimiento que comparado con el año 2013 fue del 56% en pacientes y del 64% en ingresos facturados. Muñoz, el galeno encargado de esta área, dice que en promedio durante el año 2015 se han atendido de 30 a 40 pacientes al día con tratamientos largos, algunos no lo son tanto y duran de 7 a 30 días. “Actualmente tengo 62 pacientes y el promedio mensual es de 70 pacientes, es decir que vamos cumpliendo las metas”, agregó. La FCVL tiene convenios con instituciones clíncias en Aruba, San Marcos, Curazao, Bonaire y Ecuador, es así como los pacientes internacionales son direccionados a Cali, con un estudio previo y sus historias clínicas. El doctor Muñoz resalta que en las islas del Caribe no hay hospitales de cuarto nivel, “el de Aruba somos nosotros, allá sólo hay hasta tercer nivel”. Es por eso que hace la invitación para que los pacientes internacionales “conozcan nuestra institución y nuestra región. Seguramente encontrarán un hospital de alta complejidad que supla sus necesidades a un costo muy razonable comparado con Estados Unidos”.
La Clínica Amiga de Comfandi estrenó en el primer trimestre del año 2015 su Sala Híbrida de electrofisiología, angiografía, hemodinamia y cirugía cardiovascular, un avance que integra la atención de enfermedades cerebrales, cardiacas y vasculares.
Stephan Vossebeld, paciente internacional, dice que la experiencia con la FCVL ha sido muy gratificante. “Desde el momento en el que llegamos, todo estaba organizado para nosotros, el transporte desde el aeropuerto hasta el hotel, también un celular local y las indicaciones detalladas para la primera cita; los equipos de la clínica son muy modernos y los médicos son extremadamente profesionales, además el idioma no es un impedimento, pues la Oficina Internacional tiene profesionales que hablan inglés, holandés, papiamento y español”. En esta clínica tanto los pacientes internacionales como los nacionales pueden encontrar un portafolio de servicios amplio como: radiocirugía, radioterapia, quimioterapia, Pet Scan para imágenes diagnósticas, radiografías, resonancias y cirugías laparoscópicas. También cuentan con subespecialidades como intervenciones en retina, cámara anterior, cirugía bariátrica, cirugía de cabeza y cuello. Así mismo el doctor Muñoz resalta que desde el 2014 el equipo de radioterapia recibió el Siemens Artiste que cuenta con la más alta tecnología para realizar radioterapias más efectivas que la convencional. La calidad de las imágenes permite completa exactitud en la administración de tratamientos, con la obtención de rayos X, cuenta con el CONE BEAM CT para adquirir múltiples cortes de imagen con la calidad de un TAC (escanografía) y por supuesto con un grupo de profesionales multidisciplinario con la experiencia y el conocimiento para realizar un tratamiento adecuado al paciente. Avanzar hacia la internacionalización Por su parte, el gerente del Centro Médico Imbanaco, Armando González, explica que aún no existe un área que se dedique exclusivamente a realizar convenios para la recepción de pacientes internacionales, sin embargo, con la nueva clínica construida en el sector de San Fernando se podrán dar los primeros pasos para la proyección internacional de los servicios de salud que brindan. La nueva edificación es un proyecto de gran envergadura que empezó a consolidarse en el año 2006 cuando compraron el lote al Instituto Oscar Scarpetta por $6.000 millones; según el funcionario el presupuesto de la obra asciende a $320.000 millones y “estimamos que requerimos una inversión en equipos de alrededor de los $90.000 millones”, mencionó. El doctor González enfatizó que “nuestra política es de mejoramiento continuo, una infraestructura moderna en su construcción, tecnologías médicas de vanguardia y grupos médicos muy calificados para ofrecer servicios más seguros”. En esta institución se encuentran equipos con tecnología de punta similar a la que tienen los mejores hospitales de Latinoamérica. En la nueva sede estará en funcionamiento el Pet Scan, disponible para el diagnóstico y tratamiento de patologías de huesos y tejidos, así como la Gamacámara, en medicina nuclear. También pondrán a diposición de los pacientes la Gamma Knife para la cirugía de tumores sin necesidad de abrir el cráneo y el angiógrafo biplano, que permite observar el corazón en dos planos. En Medicina Reproductiva cuentan con tecnología que permite la reproducción asistida: vitrificación de esperma, óvulos y embriones, entre otros procedimientos de alta complejidad. Un camino de excelencia Para el gerente de CMI, el Clúster de Excelencia Clínica bien solidificado “garantizaría la integración de todos los programas que tienen que ver con la prestación de los servicios de salud, mejorando la eficiencia, la eficacia, la efectividad y la productividad de los mismos”. Y su afirmación tiene todo el sentido, ya que se lograría el trabajo mancomunado de las 524 empresas identificadas en la iniciativa, que están organizadas en 12 segmentos de negocios: clínicas y hospitales, productos farmacéuticos, clínicas estéticas, insumos médicos, centros especializados, empaques y gráficas, servicios relacionados, equipos médicos, químicos, comercio de medicamentos, servicios de apoyo y prótesis e implantes. Por su parte el médico Madriñán, subdirector de la Fundación Clínica Valle del Lili, cree que el clúster de la salud “es una oportunidad para generar alianzas estratégicas con otras instituciones de la ciudad que nos permitan probablemente hacer un trabajo colaborativo”. El doctor Leonardo Muñoz , coordinador de la Oficina Internacional, ve al clúster como una oportunidad de crecimiento, resalta que el Valle está en desarrollo y se convierte en un “reto para nosotros darlo a conocer como un centro de prestación de servicios de salud con excelencia, de esta manera el cluster es una oportunidad de crecimiento que se está consolidando como un centro de remisión de pacientes internacionales”. Es así como se puede contemplar a la capital del Valle del Cauca como una ciudad en la que el sector salud avanza a pasos agigantados. Para impulsarlo tiene varios factores a favor: su infraestructura hospitalaria es de talla mundial, el cuerpo médico es reconocido nacional e internacionalmente por su buena formación profesional, la ubicación geográfica ofrece un excelente clima para que los pacientes internacionales encuentren un entorno similar al de sus lugares de origen y existe la voluntad para apoyar el crecimiento de los diferentes segmentos involucrados en la iniciativa cluster. Sin embargo, quedan retos por enfrentar. El doctor Leonardo Muñoz asegura que uno clave es integrar al sector hotelero porque aunque han resuelto sus necesidades de alojamiento para los pacientes internacionales, no están pensados para brindar atención a turistas de salud. “Los hoteles son pequeños y nacen de iniciativas privadas, nosotros necesitamos alojamientos especializados en donde las puertas sean más anchas para que pasen las sillas de ruedas, los baños cuenten con barandas especiales y tengan ascensor aunque las edificaciones sean de dos pisos. Las necesidades de los extranjeros son diferentes a las de los colombianos, por sus dimensiones, por la talla, entre otros aspectos”, dice el directivo.
Sí hay cama pa’ tanta gente

El potencial de la salud en el Valle es tan grande que ya se proyecta la ampliación de la oferta por parte de las instituciones más reconocidas de la ciudad. La Fundación Clínica Valle del Lili proyecta la construcción de una sede alterna en el noroeste de Cali, con la que incrementarán en 350 camas su capacidad actual (550 camas). Las obras se iniciarán este mes y aproximadamente en tres años entraría en operaciones. En tanto que el Centro Médico Imbanaco (CMI) triplicará la capacidad de servicio, pasando de 120 a 360 camas en su nuevo edificio del Barrio San Fernando. Las antiguas instalaciones se adecuarán para incrementar el número de consultorios y brindar servicios en ciertas especialidades, señaló Armando González, gerente del CMI.