En la era digital

Investigaciones y desarrollos de software y aplicativos, son algunos de los temas que lideran las universidades de la región. Las universidades se han convertido en escenarios de gran impacto tecnológico debido a que desde las aulas se generan nuevos desarrollos que benefician a la comunidad y al sector empresarial. ACCIÓN le muestra algunos de los resultados más importantes de las instituciones educativas y sus grupos de investigación. Aplicaciones móviles Con el objetivo de fomentar ideas de negocio en aplicaciones móviles y desarrollo de contenidos y software, se abrió en la Universidad Icesi Apps.co, una iniciativa liderada a nivel nacional por el Ministerio de las TIC’s, que se basa en el modelo de negocio Lean Launch Pad, aplicado con éxito en las Universidades de Standford y Sillicon Valley en California. Icesi“La Universidad Icesi le ha apostado a esta iniciativa y nuestro compromiso es acompañar a los futuros empresarios en el proceso de madurar su idea de negocio, identificar el mercado potencial y validarlo para desarrollar un prototipo”, resalta Rodrigo Varela, director del Centro de Desarrollo de Espíritu Empresarial (CDEE). La primera fase de este programa fue realizada a principio de este año con 14 iniciativas de aplicaciones móviles y 47 futuros empresarios. En abril, las ideas de negocio, sumaron otras 40. Asimismo, con el propósito de celebrar los 5 años de operación del Star-Up Café de la Universidad Icesi, se realizará el próximo 15 de agosto el II Encuentro de Empresarios del Valle: Tecnología e Innovación, con el objetivo de difundir las experiencias exitosas y los programas y mecanismos existentes para el desarrollo de iniciativas empresariales. El Star Up Café es el laboratorio de desarrollo de iniciativas empresariales de la universidad. Videojuegos para educar Actualmente, la Universidad San Buenaventura impulsa un programa que busca crear videojuegos que favorezcan el desarrollo infantil. “Uno de los argumentos más importantes para formular este proyecto es la profunda afinidad que existe entre las mentes de los niños contemporáneos y las computadoras y demás dispositivos tecnológicos. Si fusionamos estas herramientas con la dimensión lúdica, lo que obtenemos es un espacio de aprendizaje altamente eficiente”, afirma César Mejía director del Laboratorio de Psicología de Universidad San Buenaventura Cali. Es así como la aplicación SPIDD, desarrollada en el Laboratorio de Psicología de la Universidad se creó para canalizar los alcances de la tecnología y ponerlos al servicio de procesos educativos o terapéuticos a nivel cognitivo. En el año 2012 este producto de investigación participó en el proyecto ‘Mejorando la capacidad de comercializar las tecnologías del Valle del Cauca’, liderado por la Red de Universidades por la Innovación del Valle del Cauca –RUPIV- e Innpulsa, con el apoyo de la Universidad de Cambridge y del Reino Unido a través del Fondo para la Prosperidad. En dicho proceso se fortaleció la dimensión comercial del producto, generando alternativas para su tránsito hacia el mercado. “Este juego de estrategia y aventura está diseñado en un entorno gráfico 2D, y cuenta con bases de datos que permite el almacenamiento y el análisis de la información que le ofrece reportes de interés a los padres y docentes que interactúan con la herramienta”, concluye César Mejía.
POR LA INNOVACIÓN

La misión de la Red Universitaria para la Innovación del Valle del Cauca-Rupiv es fomentar, facilitar y promover la innovación en el Valle del Cauca por medio de la relación universidad – empresa – Estado. Además propende por construir confianza y trabajo que le den visibilidad a las actividad de de transferencia de tecnología que posicionan a la región como líder en este campo.

“La Rupiv está conformada está conformada por la universidades Icesi, Javeriana, Valle, Autónoma de Occidente, San Buenaventura, Santiago de Cali, Libre, Nacional de Palmira, y el Sena.

Desde su fundación y hasta el día de hoy, la academia Cisco de la Javeriana Cali ha formado alrededor de 30 instructores y apoya a ocho academias en el país, ubicadas en Cali, Palmira, Cartagena y Bogotá.
Fab Lab Cali El FabLab Cali, ubicado en la Universidad Autónoma de Occidente, es el único laboratorio de su tipo en el suroccidente colombiano y busca fomentar la cultura del aprender haciendo en colaboración con otros. Este espacio está abierto a inventores, artistas y en general a personas creativas que estén dispuestas a compartir sus habilidades y experiencias para contribuir a resolver problemas del entorno local y del contexto global. Los FabLabs son una red mundial de más de 100 laboratorios coordinada por el Massachussets Institute of Technology, MIT, de Estados Unidos, que abren camino a la fabricación y en los cuales, a partir de las tecnologías digitales de última generación se puede diseñar y crear cualquier tipo de objeto imaginado. Asimismo, la universidad cuenta con Expin Media Lab, un espacio de experimentación alrededor de la relación tecnología, ciencia y arte. Actualmente en este espacio se trabajan proyectos en diferentes campos, entre ellos el de las artes mediales con el largometraje animado ‘El padre, el hijo y el espíritu santo’, proyecto que ya recibió un primer reconocimiento por parte del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, FDC. Las líneas en las que trabaja el Fab Lab Cali son: Formación en diseño, fabricación y ensamble de artefactos físicos; diseño y construcción de máquinas de bajo costo; y desarrollo y adaptación de software para diseño y manufactura. Tecnología al servicio de la educación Teniendo en cuenta las necesidades académicas y las herramientas digitales actuales, la Pontificia Universidad Javeriana Cali se vinculó al programa Cisco Networking Academy, operado por Cisco Systems, una multinacional con sede en California, Estados Unidos, dedicada a la fabricación, venta, mantenimiento y consultoría de equipos de telecomunicaciones, que a través de la Academia, tiene presencia en más de 100 países y busca formar personas para que se pueden emplear trabajando en el área de redes. La Academia Cisco operada por la Pontificia Universidad Javeriana Cali, funciona hace 12 años con dos figuras: ser centro de soporte de academias y centro de instructores, es decir, que, además de brindar los cursos, está avalada para apoyar a otras academias del país, en cuanto a cómo usar la plataforma y garantizar que se mantenga la calidad del programa en todas las academias. Desde su fundación y hasta el día de hoy, la Academia Cisco de la Javeriana Cali ha formado alrededor de 30 instructores y apoya a ocho academias en el país, ubicadas en Cali, Palmira, Cartagena y Bogotá. En Colombia solamente existen cinco Academias Cisco que dan soporte: el Sena, la Universidad Nacional de Medellín, la Universidad Autónoma de Bucaramanga, la Universidad Tecnológica de Pereira y la Pontificia Universidad Javeriana Cali.